Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/7/2000 12:00:00 AM

Oasis delictivos

Los paraísos fiscales se han convertido en los lugares preferidos del crimen organizado.

Oasis delictivos Oasis delictivos
Nunca guardes toda tu riqueza en el país donde vives porque es posible que suceda cualquier cosa. Y usualmente sucede”. Con estas palabras el padre de la economía, Adam Smith, anticipaba hace dos siglos la figura de los paraísos fiscales. De esta teoría económica parecen haber tomado nota gran cantidad de empresas y particulares que guardan hoy su dinero en lugares donde no tienen que rendir cuentas ni pagar impuestos. Sin embargo estos oasis tienen los días contados. El último informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) acusa a varios de estos Estados de no cooperar en la lucha contra el lavado de dinero.

Este organismo internacional, que agrupa a los países industrializados, señala a territorios exóticos de la zona del Caribe y del Pacífico Sur, así como a pequeños principados europeos, de ser responsables de los 650.000 millones de dólares que se lavan anualmente en el mundo. Incluso el informe habla de paraísos fiscales especializados según los servicios requeridos por los clientes. Así, Andorra o Mónaco son lugares idóneos para el depósito de fortunas personales; Gibraltar y las Islas del Canal para sociedades de papel; Liechtenstein para las fundaciones. Luxemburgo es atractivo por su secreto bancario y Suiza por ofrecer el servicio financiero más completo del mundo.

Y es que estos países, además de ser paraísos vacacionales, son también, según la Ocde, edenes fiscales en donde opera la delincuencia financiera. Condiciones como la baja o nula tributación, el estricto secreto bancario y la ausencia de control de cambios son algunas de las fórmulas que aprovechan narcotraficantes, terroristas, miembros del crimen organizado y gobernantes corruptos para lavar sus ganancias.



Paraísos delincuenciales

La experiencia internacional en el seguimiento de investigaciones por corrupción lleva, una y otra vez, a estos territorios. Se pagan comisiones ilegales —por ejemplo, para obtener contratos de obras públicas— en cuentas corrientes anónimas de paraísos fiscales. Cuando se han investigado las inversiones ilegales de una multinacional en otro país o se ha indagado sobre el patrimonio ilícitamente adquirido por un funcionario corrupto los resultados conducen siempre a dichos lugares. Y, cuando se ha intentado congelar los fondos de esas cuentas, los saldos han viajado ya, por lo general a otro paraíso fiscal, donde se dan por perdidos.

Precisamente para evitar que se sigan presentando este tipo de ilícitos la Ocde elaboró una lista con los 35 paraísos fiscales acusados de prácticas impositivas dañinas. El documento contiene dos listados: uno ‘negro’, con los países especialmente criticados, y otro ‘gris’, con los Estados en los que se perciben menores irregularidades. La lista negra incluye a Panamá, República Dominicana, Israel, Líbano, Rusia, Filipinas, Liechtenstein, siete islas del Caribe y cuatro del Pacífico. La lista gris incluye, entre otros, a Mónaco, Bermudas, Aruba y las Islas Vírgenes.



Perseguidos

La pérdida de ingresos tributarios es una de las razones que motivan la persecución a estos territorios: según cálculos de la Price Waterhouse, las naciones del Tercer Mundo pierden cada año unos 50.000 millones de dólares en ingresos por culpa de los paraísos fiscales. La otra razón es el secreto bancario. Los expertos de la Ocde coinciden en afirmar que dicho secreto, al garantizar el anonimato de las personas que se esconden detrás de una cuenta o razón social, contribuye a la creación de sociedades fachada, perfectas para el lavado de dólares.

Las grandes economías también tienen los ojos puestos en el creciente número de fortunas de empresas y de particulares que migran a esos lugares. De acuerdo con la firma de consultoría Merril Lynch, buena parte del dinero de los millonarios que hay en el mundo emigró a jurisdicciones que guardan el secreto.



Posibles sanciones

Desde Panamá hasta las Filipinas, y desde Mónaco hasta las Bahamas, los paraísos fiscales que no cambien en un plazo de 12 meses sus regímenes y legislaturas se verán enfrentados a severas sanciones económicas por parte de la comunidad internacional. Inclusive se podría llegar a prohibir que compañías ubicadas en estos lugares hagan negocios con sus pares de los principales centros financieros.

Esta embestida ha provocado gran enojo en muchos paraísos fiscales. Algunos de ellos la consideran un intento de injerencia en sus asuntos. “La Ocde está siendo criticada y algunas jurisdicciones incluso la acusan de imperialismo”, aseguró a la revista The Economist el primer ministro de las Islas Maldivas. Como respuesta la organización internacional se defiende diciendo que se propone vigilar en forma implacable tanto a sus países miembros como a los que no lo son. “Estaremos vigilando nuestra casa y los paraísos fiscales”, declaró Jeffrey Owens, jefe de asuntos tributarios de la Ocde a la publicación londinense.



El caso colombiano

La inversión colombiana en estos países considerados paraísos fiscales durante 1999 fue de 69 millones de dólares, según cifras del Departamento Nacional de Planeación. Esto es 85 por ciento menos en comparación con el año inmediatamente anterior, cuando ascendió a 460 millones. Históricamente los destinos preferidos son Panamá, en el que reposa el 60 por ciento del capital colombiano, y las Islas Vírgenes, que concentran el 28 por ciento.

De acuerdo con la directora de la Dian, Fanny Kertzman, los activos que están por fuera del país y que no han sido declarados hasta el momento equivalen a 36 billones de dólares. Asegura que “la pérdida que supone la no declaración de estas rentas que reposan en el exterior resulta perjudicial, sobre todo en momentos en que el fisco atraviesa la peor crisis de su historia”.

Lo cierto es que si la iniciativa de los países industrializados tiene éxito las normas que hicieron prósperos a los paraísos fiscales pueden tener sus días contados. Así el crimen organizado, que les saca provecho, podría pasar muy pronto del paraíso al infierno.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com