escándalo

Odebrecht: estatal Petroecuador demanda por US$281 millones, por daños y perjuicios

El poliducto que había sido contratado con la constructora Odebrecht, habría tenido sobrecostos del 150 % de lo pactado originalmente.


Las decisiones alrededor de Odebrecht no solo son en Colombia. También se producen en otras latitudes, toda vez que el escándalo de corrupción que se desató en torno a esta constructora brasileña atañe a varios países de América Latina.

Mientras que en Colombia se resolvieron este miércoles dos pleitos ligados a la corrupción de Odebrecht en el país –la confirmación de la condena a José Elías Melo, expresidente de Corficolombiana, y el laudo arbitral que anuló el contrato para la construcción del tramo dos de la Ruta del Sol– en Ecuador se dio otro hecho.

La Empresa Pública Petroecuador cumplió lo que prometió en enero: devolver demanda con demanda, pues Odebrecht había interpuesto una acción jurídica contra ellos, pese a que la empresa pública veía que ellos eran los verdaderamente afectados.

Este miércoles, también en Guayaquil, los demandantes alegaron daños y perjuicios, y para resarcirlos reclaman 281 millones de dólares de la compañía constructora Odebrecht, que a su vez había abierto juicio contra la estatal por 174 millones de dólares, para exigir la suma como indemnización y pago por sus servicios en esta obra.

Los poliductos en petróleo son utilizados para el transporte de hidrocarburos.
Los poliductos en petróleo son utilizados para el transporte de hidrocarburos. - Foto:

La Procuraduría General del Estado ecuatoriano fue la encargada de hacer el acompañamiento y la supervisión para el adelanto de la acción legal. Puntualmente, los demandantes sostienen que hubo incumplimiento de las obligaciones derivadas del contrato del Poliducto Pascuales-Cuenca, obra clave para el sector de minas y energía en el vecino país.

Se trata de una construcción cuyo trámite contractual viene caminando desde hace 7 años. Fue suscrito, precisamente, para esta época: el 17 de octubre de 2013.

Pero el poliducto, de 215 kilómetros de longitud, tuvo un sobrecosto estimado en un 150 por ciento por encima de lo establecido originalmente. Aparte de ello, había fallas de ingeniería y otros defectos de construcción que llevaban al mal funcionamiento del transporte de hidrocarburos.

La Procuraduría, según registra el diario El Comercio, también emitió un comunicado en el que menciona un incumplimientos por parte de Odebrecht, puesto que la constructora "no actuó con el estándar de diligencia que estaba pactado en el contrato”.

La entidad agrega que Odebrecht habría infringido estándares mínimos aplicables en la ejecución de la obra, a pesar de tener evidencia y conocimiento de los problemas de suelo que había en el lugar.

En medio de los enredos que se suscitaron en este proyecto, Petroecuador, finalmente, decidió terminar de manera unilateral el contrato con la constructora. La obra prometía sepultar para siempre el problema que se estaba presentando, de tener que transportar en tanqueros, el combustible y el Gas Licuado de Petróleo (GLP) al sur del país.