Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/29/1997 12:00:00 AM

PESOS PENSADOS

Con canal privado en el bolsillo, 'RCN' y 'Caracol' se lanzan a conquistar un mercado de 300 millones de dólares.

PESOS PENSADOS PESOS PENSADOS
Ocurrió lo que todo el mundo esperaba. Los canales privados de televisión quedaron en manos de Caracol y de RCN. Una vez más dos de los grupos económicos más grandes del país se enfrentan en una lucha de titanes por un mercado millonario. Lo que hace unos años sucedió en torno de la cerveza hoy se traslada al apasionante negocio de la televisión, que mueve cerca de 300 millones de dólares al año y en en el cual los dividendos no se pagan solamente en dólares sino también en influencia política.La tarea suena simple. Transmitir con una señal de alta calidad una programación que cautive a la audiencia. Pero la realidad es que es bastante complicada. Nada se puede improvisar. Todo debe trabajar como un reloj suizo: los sistemas de distribución de la señal, los equipos de producción y posproducción, la programación y el talento. Estos dos últimos puntos son claves para triunfar en el nuevo entorno competitivo. Y con seguridad son los elementos que con más cuidado se están analizando en el interior de RCN y Caracol. Sin embargo los competidores no son ningunos aprendices. Ambos han invertido más de 2.000 millones de pesos en investigaciones durante los últimos dos años. Han estudiado hasta el mínimo detalle esquemas de transmisión, escenarios de competencia y la experiencia extranjera y simulado el impacto de toda suerte de variables sobre el negocio. Así mismo han experimentado con nuevos formatos de producción y comercialización y preparado sus armas para hacerse al mejor talento que pueda existir en Colombia. Por ello no es raro encontrar nuevos actores en programas de Caracol y novedosos conceptos en libretos de novelas de RCN. Claro que los actores y los libretos no lo serán todo en los canales privados. La experiencia norteamericana, que es parámetro obligado de referencia en este sector, indica que el éxito de un canal se basa en ciertos programas anclas: novelas, noticieros y la transmisión de grandes eventos. Y a ello también han dedicado su mejor esfuerzo los dos nuevos canales. Fuentes consultadas por SEMANA afirman que en el tema de noticieros ambos canales presentarán conceptos revolucionarios que sorprenderán a la audiencia. Para nadie es desconocido que Caracol y RCN llevan dos años aprendiendo día a día cómo hacer noticias en televisión con sus informativos 7:30 Caracol y RCN 7:30. En este aspecto Caracol tiene sobradas ventajas sobre RCN, pues ha logrado altos ratings colonizando una franja antes inexistente y superando a programas como En Vivo, que inicialmente era el indiscutible ganador de la mañana. En lo que va corrido de los dos últimos años RCN ha cambiado varias veces su formato informativo, sin por ello lograr detener a Caracol en la conquista de la audiencia. Por este motivo es muy probable que el más seguro candidato para dirigir las noticias del canal de Caracol sea la actual directora de 7:30 Caracol, Daissy Cañón. En el medio se afirma que ella es una de las personas mejor preparadas en Colombia para manejar un concepto de varios noticieros diarios, como seguramente se verá en el canal. Sin embargo RCN tiene un as bajo la manga. Se trata de Julio Sánchez Cristo, cuyo estilo de hacer noticias ha marcado un hito en la radio colombiana.Novelas y dramatizados En cuanto a novelas y dramatizados las cosas son bien diferentes. RCN ha sido famosa por producciones como Café, Hombres y ahora Las Juanas y, al parecer, ha logrado conjugar los ingredientes secretos clave para asegurar que una novela sea exitosa en Colombia. Entre ellos tener en su nómina a libretistas del calibre de Fernando Gaitán y Mónica Agudelo. Además RCN cuenta con las mejores instalaciones de producción de Colombia y acaba de adquirir un lote de 5.000 metros cuadrados para ampliar sus estudios. En esta área el costo de fallar es muy alto. En el medio se dice que RCN desde ya viene concretando negociaciones con actores y libretistas nacionales e internacionales de la mayor experiencia para derrotar cualquier enfrentado que tenga al aire. Caracol, por su lado, tiene buen nombre con su novela de las 10 de la noche, que ha sido siempre uno de sus mejores espacios y el cual seguramente será difícil de enfrentar. Por ahora decenas de nombres van y vienen en los comités de programación de los dos canales para escoger libretistas, actores y directores. Los nombres de actores que actualmente trabajan para una y otra programadora serán probablemente los que terminará viendo el televidente. A ellos se sumarán nuevos actores extranjeros y algunos pocos nacionales si cumplen con una condición: talento, recurso que estará en gran demanda en los años venideros.En cuanto a eventos especiales las cosas se han manejado con el mayor secreto en uno y otro bando. Por ejemplo, RCN estará desde ya garantizando su exclusividad para transmitir el Concurso Nacional de Belleza mientras que Caracol hará todo lo posible por transmitir eventos futbolísticos de talla internacional. La pregunta que ronda hoy en el medio es cuál logrará quedarse con eventos como Miss Universo, conciertos mundiales de gran magnitud, la entrega de los Oscar, los juegos olímpicos, y otros especiales que por su interés aglomeran grandes masas de público.Al ser consultados RCN y Caracol sobre el tipo de programación que verán los colombianos las respuestas que dieron fueron, con toda razón, muy poco concretas. Revelar la estrategia puede ser botar por la ventana millones de dólares en compra y producción de programas sin siquiera haber emitido las primeras señales de prueba. Sin embargo SEMANA logró establecer con allegados a los dos nuevos canales que se está pensando en todo tipo de programas. Por el lado de Caracol se menciona desde un Cara a cara de Darío Arizmendi, con formato diario al estilo de Larry King y Jaime Bayly, hasta un late show como el de David Letterman con Isabella Santodomingo. Fuentes cercanas a RCN afirman que ellos están evaluando la posibilidad de cambiar hábitos de consumo y tener, como es costumbre en el medio, novelas a las ocho y a las 10, pero adicionando un dramatizado diario a las seis de la tarde que logre captar altos niveles de sintonía desde que comienza la noche.SEMANA también ha logrado establecer que para la franja 'prime' _que va de seis de la tarde a 11 de la noche_ la programación va a ser principalmente producida por cada canal y que se procurará contratar con terceros los programas que se emitan en la mañana y en la tarde. Por ello entre empresas independientes de producción existe una verdadera revolución por lograr hacerse a contratos con los nuevos canales. El negocio Mientras que los canales evalúan cómo invertirán los más de 50 millones de dólares que se estima gastará cada uno en programación durante el primer año de emisión, los anunciantes están estudiando con cuidado el nuevo escenario televisivo pues saben que son ellos los que con sus comerciales pagarán las cuantiosas inversiones de RCN y Caracol. Tanto los canales como los anunciantes correrán riesgos en esta guerra. Los primeros, si no presentan una buena programación, obtendrán bajos ratings y por lo tanto bajos ingresos en publicidad. Los segundos también se podrían ver afectados. Con un mayor número de canales la audiencia se dispersará más. Esto significa que para captar la misma cantidad de público que antes será necesario emitir un mayor número de avisos, lo cual podría aumentar el costo de pautar en televisión. Sin embargo también podrán percibir grandes beneficios. Desde el punto de vista de los canales, está la oportunidad de conquistar el codiciado mercado de la televisión y obtener rentabilidades importantes. Desde la perspectiva de los anunciantes, si los canales públicos o privados se especializan en regiones o en targets específicos encontrarán mayores opciones para pautar en televisión. Y si la competencia se torna agresiva podrán además reducir los costos de su pauta.La audiencia, por su parte, no tiene nada que perder en esta guerra. Sus opciones de entretenimiento se duplicarán y la competencia seguramente mejorará la calidad de la programación sin que tengan que incurrir en algún costo.En resumen, la pelea por la audiencia colombiana va a ser entre dos colosos con capacidad de controlar su programación a voluntad y los canales A y Uno, que aglutinan a varias programadoras que tendrán que aliarse para ser competitivas. La meta de todos los canales nacionales será obtener en audiencia un mínimo el 25 por ciento de los encendidos. Con menos de eso ningún canal soportará los inmensos costos de transmisión y producción. No sería de extrañar, entonces, encontrar a la vuelta de dos años uno o tal vez dos canales en graves aprietos financieros. Falta solamente ver cuáles lograrán doblegar a sus contrarios.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • “Es un gobierno tranquilo, pero con decisión y carácter”: Iván Duque

    “Es un gobierno tranquilo, pero con decisión y carácter”: Iván Duque

    close
  • ¿Cuánto de estadounidense tiene un auto de Estados Unidos?

    ¿Cuánto de estadounidense tiene un auto de Estados Unidos?

    close
  • Violento desenlace: entre gases y piedras colapsó Bogotá

    Violento desenlace: entre gases y piedras colapsó Bogotá

    close
  • "Esa marcha es discriminatoria": Luis Ernesto Gómez

    "Esa marcha es discriminatoria": Luis Ernesto Gómez

    close
  • ¿Cómo se navega en el espacio?

    ¿Cómo se navega en el espacio?

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1906

PORTADA

“La gran bandera del gobierno es la equidad”

El presidente explica sus prioridades, qué problemas encontró, cómo quiere cambiar la política y cómo va a manejar su gobernabilidad.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1906

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.