movilidad

Gobierno estudia reactivación gradual del transporte intermunicipal

Este miércoles, los gremios se movilizaron en el país para denunciar la difícil situación que viven por cuenta del coronavirus. Aseguran que más 700.000 empleos están en riesgo.


Como muchos otros sectores, el de los transportadores ha sufrido las consecuencias de los dos meses de inactividad en el país por cuenta del coronavirus. Por esta razón, este miércoles miles de flotas intermunicipales se movilizaron por todo el país solicitando ayuda al Gobierno. 

Aseguran que las pérdidas de las 536 empresas que conforman este sector ascienden a más de $7.000 millones diarios. Así mismo, aseguran que están en riesgo unos 700.000 empleos, directos e indirectos, que genera la industria.

"Muchas empresas, a pesar de mantener sus nóminas durante el primer mes y medio de inactividad, hace algunos días tuvieron que suspender los contratos del 70 % de sus empleados, por no tener cómo pagarles salarios y honorarios", afirmaron.

El drama laboral es el que más refleja la difícil situación. Afirman que hay cerca de 70.000 conductores que hoy no están generando ingresos debido a la parálisis; también se han visto afectados miles de pintores, vigilantes, latoneros, mecánicos, llanteros, restaurantes, personal de las 41 terminales de transporte y de oficinas municipales de despacho, entre otros. 

Adicionalmente, hay unos 50.000 pequeños propietarios de algunos de los 41.000 vehículos que prestan el servicio y que hoy están a punto de perderlo todo por falta de ingresos. 

Los transportadores califican, además, como injustificada la desconfianza de algunos alcaldes y gobernadores, que en reiteradas ocasiones han señalado que la reactivación del sector podría representar un riesgo potencial de propagación de la covid-19, por la movilización de usuarios provenientes de ciudades con alto número de contagios. 

Al respecto, el gremio aseguró que, con miras a reactivar el sector, las empresas ya tienen listos estrictos protocolos de bioseguridad que incluyen control de temperatura y desinfección, y medidas de distanciamiento físico en los vehículos, como sillas intercaladas. 

Pese a estos avances, los transportadores están obligados a despachar los vehículos con menos pasajeros (50 %), lo cual, alertan, seguirá agravando la crisis.

Vale la pena señalar que cada año este sector moviliza cerca de 550 millones de pasajeros en todo el país, frente a los 40 millones que mueve el transporte aéreo.

“Esta práctica hace inviable la operación financiera de las empresas, afectando también el bolsillo de los usuarios con alzas de más del 100 % en los tiquetes, a menos que el Estado subsidie una parte de la tarifa”, señalaron. 

Los transportadores le pidieron al Gobierno reactivar el transporte municipal, que está paralizado debido a la cuarentena por el coronavirus.

Entre las medidas que ha adoptado el Gobierno para apoyar al gremio están la devolución del 85 % de los dineros ahorrados por los propietarios de los vehículos en los Fondos de Reposición Vehicular. Sin embargo, para los transportadores el alivio no es suficiente, por lo que solicitaron evaluar algunas acciones planteadas por ellos para recuperarse.  

Entre ellas destacan reactivar a partir del 1.º de junio el servicio de transporte intermunicipal en las rutas de corta, mediana y larga distancia, con los protocolos sanitarios exigidos; implementar una línea de crédito exclusiva con Bancoldex; reducir el precio de combustible y el cobro de peajes; ampliar el Programa de Apoyo al Empleo Formal y hacer controles efectivos al transporte ilegal. 

Gobierno responde 

Hoy, tras las manifestaciones, el Ministerio de Transporte sostuvo una reunión con diferentes gremios de transportadores de pasajeros, en la cual se analizaron diferentes propuestas para buscar soluciones adicionales a la crisis que enfrenta el sector.

En el encuentro, la cartera expresó la posibilidad de reactivar la movilización de pasajeros por carretera de manera gradual, para lo cual se trabajará en coordinación con los gobernadores y alcaldes con el fin de lograr “una dinámica segura y articulada en todos los municipios del territorio nacional”.

Así mismo, el Gobierno precisó que dicha reactivación dependerá de realizar una serie de pilotos en algunos municipios del país, con los cuales se espera establecer la coordinación necesaria con las entidades territoriales y de salud, y así verificar el cumplimiento de los protocolos. 

“La divulgación y conciliación con las autoridades locales nos ha servido notablemente para casos específicos y como Gobierno entendemos la necesidad de reactivación de la economía, pero debemos primar la vida y la seguridad de las personas en esta pandemia; por eso contamos con el apoyo de las entidades territoriales y de salud”, afirmó la ministra de Transporte, Ángela María Orozco.

Adicionalmente, la viceministra de Transporte, Carmen Ligia Valderrama Rojas, expresó que se está trabajando en la implementación de diferentes medidas como los alivios económicos a través de Bancoldex, así como el fortalecimiento del trabajo coordinado con la Superintendencia de Transporte y la Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía para fortalecer la lucha contra la ilegalidad.