Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/29/1997 12:00:00 AM

TOP EXECUTIVES

¿Cómo son, qué los mueve, cómo trabajan y cómo se divierten los altos ejecutivos en Colombia? SEMANA presenta una encuesta de Yankelovich sobre la formación, hábitos y preferencias de los hombres que rigen los destinos económicos del país. Algunos de ell

TOP EXECUTIVES TOP EXECUTIVES
Una encuesta realizada por SEMANA y Yankelovich entre más de 80 presidentes de las empresas más importantes de Colombia revela que las riendas de la economía del país están en manos de una nueva generación de ejecutivos. Como producto de las necesidades de una economía abierta y globalizada los dirigentes empresariales de hoy son bilingües, han estudiado en el exterior, viajan en forma seguida y se mantienen en contacto permanente con las tendencias internacionales de la administración a través de libros y revistas. Otro fenómeno de esta época, la revolución de las comunicaciones y la informática, también ha marcado su forma de trabajar. Muchos no podrían funcionar hoy en día sin teléfono celular, computador portátil y correo electrónico. Más allá del trabajo, los ejecutivos de hoy se caracterizan por su afán de desarrollar una vida rica en experiencias y aficiones fuera de la oficina. La calidad de vida ha reemplazado al nivel de ingresos como meta principal de los ejecutivos y parámetro esencial del éxito. Las páginas siguientes pretenden brindar al lector una radiografía concreta del líder empresarial en la Colombia de fin de siglo.
Gabriel Jaramillo Presidente del banco santander colombia"Yo creo en mi gente y confío plenamente en sus decisiones"e puede decir que ningún banquero colombiano tiene la cancha internacional de Gabriel Jaramillo. Lleva más de 22 años en este negocio y ha trabajado en más de 10 países en América Latina y el Caribe. Jaramillo, de familia manizaleña, nació en Bogotá hace 48 años. Su educación fue casi tan cosmopolita como lo es su experiencia profesional. Hizo kínder en Bogotá, primaria en Inglaterra, bachillerato en Manizales y universidad en California. Afirma que siempre fue buen estudiante, "aunque parrandero". Su grado summa cum laude del programa de máster en administración de empresas de la California State University confirma al menos lo primero. Después de este máster entró a trabajar con Citibank en Colombia en 1975. Luego de cuatro años con esta institución, el Marine Midland Bank lo contrató para abrir su oficina en Chile y supervisar adicionalmente sus operaciones en Bolivia y Perú. Tras cuatro años en Chile, en 1983 volvió al Citibank por 11 años más. En este banco escaló todos los peldaños hasta alcanzar la presidencia, primero en Colombia y luego en México, uno de los mercados más importantes para esta institución por fuera de Estados Unidos. En 1994 pudo más la nostalgia por su país y decidió regresar a Colombia a trabajar como asesor de la presidencia de la Organización Luis Carlos Sarmiento Angulo. Allí conformó un 'equipo de estrellas' con Luis Alberto Moreno, Fabio Villegas y Luis Fernando Ramírez. En 1996 el Banco Santander lo contactó para que le ayudara a implantar su estrategia de expansión en América Latina. Jaramillo tenía el perfil ideal para el puesto. Además de haber operado bancos en varios países de la región tenía amplia experiencia en banca de inversión, pues había participado activamente en transacciones como la compra del Banco Internacional por el Citibank en Colombia.Con el Banco Santander abrió la oficina de Santander Investment en Colombia, colaboró en la compra del Banco Mexicano y el Banco de Venezuela y finalmente fue pieza clave en la adquisición de Invercrédito y Bancoquia, instituciones que hoy preside bajo el nombre de Banco Santander Colombia.Jaramillo es un convencido del trabajo en equipo y de las organizaciones horizontales. No cree en las jerarquías estrictas ni en la burocracia y su estilo de trabajo es de puertas abiertas. "Yo creo en mi gente y confío plenamente en sus decisiones". El presidente del Banco Santander Colombia comienza el día hacia las 6 de la mañana comunicándose con la sede principal del banco en Madrid por correo electrónico para enterarse de los acontecimientos del día en Europa. Normalmente llega a la oficina hacia las 7 y no sale "sino hasta tarde en la noche". Sin embargo, a diferencia de otros ejecutivos de su nivel, los fines de semana "corta totalmente" con el trabajo y se marcha a su finca, donde monta a caballo y descansa. Entre sus placeres mundanos predilectos están la buena mesa, los vinos de la zona de St. Emilion en Bordeaux _"Tintos, claro está, pues el mejor blanco es un mal tinto"_ y los cigarros cubanos, particularmente los Cohiba y los Montecristo. También le fascinaleer. Aunque afirma que, a diferencia de muchos de sus colegas, detesta los libros de negocios. Sus lecturas predilectas son las novelas latinoamericanas y las biografías. El último libro que leyó fue una biografía de Francisco Franco y su autor preferido es su gran amigo Alvaro Mutis. Cuando se le pregunta si tiene afición por la música responde "soy sordo". Para quienes deseen triunfar en los negocios Jaramillo tiene tres recomendaciones: integridad, visión y capacidad de ejecución. Estas son algunas de las características del empresario que más admira, el mexicano Carlos Slim, mayor accionista de Teléfonos de México y quien en poco más de una década ha construido la mayor fortuna de ese país.
Juan Emilio Posada Presidente de Aces "Hay que aspirar al puesto del jefe" el menor de siete hermanos, Juan Emilio Posada, presidente de Aces, se crió en Medellín en el seno de una tradicional familia paisa. Terminó bachillerato en el colegio Benedictino y de ahí pasó a Eafit a estudiar administración y finanzas. Recién graduado, motivado por su afán de conocer el mundo, decidió irse a Estados Unidos a aprender inglés con la mente puesta en realizar un MBA en una buena universidad de ese país. Como quería un máster "que fuera práctico y no catedrático" y le llamaba la atención "una ciudad que concentrara el mundo entero", ingresó al programa de maestría en finanzas internacionales de la Universidad de Pace, ubicada en Manhattan, muy cerca de la mítica Wall Street. Durante todo este tiempo trabajó para financiar sus estudios.Al terminar su máster, en 1983, decidió que quería quedarse en Nueva York y trabajar en un banco. El Banco Cafetero acababa de abrir oficina en Nueva York y le pareció una posibilidad interesante, pues le permitía conservar sus vínculos con Colombia. "Conseguir el trabajo no fue nada fácil, afirma Posada. Llamaba con frecuencia al banco pero no había logrado que me dieran una cita. Un día fui a pararme afuera de la oficina del gerente. Este estaba con el vicepresidente internacional, que andaba de visita, y al verme fuera de la oficina decidieron entrevistarme". Lo que más recuerda de la entrevista es que el vicepresidente le preguntó que él a qué aspiraba, a lo que Posada respondió: "A su puesto". Esta aspiración se hizo realidad mucho antes de lo esperado. Después de seis años en el Banco Cafetero _interrumpidos por uno que pasó en el London School of Economics para obtener un máster en derecho financiero internacional_ Posada fue nombrado vicepresidente internacional de la entidad cuando tenía 30 años. En 1992 salió del banco y se fue a trabajar con la Shell, en Holanda, en el departamento de comercialización de metales preciosos. En esas estaba en marzo de 1993 cuando lo llamaron para comunicarle que el presidente de Aces había renunciado y que querían ofrecerle el puesto. "Respondí que sí inmediatamente sin preguntar ni siquiera cuánto iba a ganar. Lo único que exigí era poder venir con frecuencia a Bogotá, pues en esta ciudad tiene su negocio mi esposa". Por la naturaleza de su trabajo Posada toma casi todos los días el primer vuelo de Aces entre Bogotá y Medellín, o viceversa. "Como paso tanto tiempo yendo y viniendo de aeropuertos, trabajo desde el carro con un computador portátil y un teléfono celular con sistema de altavoz". Es un gomoso del correo electrónico y todos los días escribe un pequeño memo sobre el desempeño de la aerolínea en el día anterior, el cual distribuye por este medio a todos los empleados. Cree en las bondades de delegar eficazmente, "pero hago seguimiento cuerpo a cuerpo a los temas prioritarios". Posada está casado con Denise Webb, a quien conoció en una cita a ciegas en Nueva York. Con ella comparte todo el tiempo que le deja su congestionado horario laboral. "Con Denise tenemos el acuerdo de que pasamos un fin de semana al mes en Tabio en la finca de sus padres, otro en Rionegro en la finca de los míos, y los otros dos donde nos coja el camino". Su pasatiempo favorito es montar a caballo. "Ultimamente estoy tratando de montar en Rionegro todas las noches de luna llena con mi hermano". Y entre los gustos que se da se encuentra el de fumar pipa y cigarros. Para Posada las tres cualidades fundamentales para ser exitoso en los negocios, "partiendo de que la honestidad es un hecho", son: el foco, la persistencia y la comunicación eficaz. Para quienes lo conocen, si hubiera que añadir una cuarta, sería sin duda la puntualidad.

María José García Presidente del banco central hipotecario "Es indispensable saber escuchar a los demás"María José García, presidenta del Banco Central Hipotecario _BCH_, estaba destinada, por tradición familiar, a estudiar en el exterior, pero su arraigo la llevó a cursar carrera, especialización y maestría en universidades colombianas. Terminó el bachilleraro en Bogotá en el Colegio Británico mientras sus cuatro hermanos mayores vivían en Europa desde cuando tenían 15 ó 16 años. María José viajó a Valencia, España, para estudiar derecho en la Universidad de Salamanca. Sin embargo, después del verano en el que conoció Europa haciendo camping con sus tres hermanas mujeres, sintió que no podía estudiar derecho lejos de la realidad donde quería ejercerlo. Su padre, un cirujano plástico, no se mostró muy optimista entonces pues consideraba que Colombia sería pronto una dictadura. "Pues entonces estudiaré el régimen militar", respondió María José. Regresó a Bogotá y entró a la Universidad del Rosario porque le interesaban el derecho penal y público, principalmente, pero su experiencia profesional la llevó posteriormente a especializarse en derecho financiero. En 1979 ingresó al entonces naciente negocio de la fiducia. Primero trabajó en un equipo interdisciplinario con siete personas más, todos hombres, y desde entonces aprendió una de las características que, según quienes la conocen, es parte de la fórmula de María José para ser exitosa: saber escuchar a los demás. En la Nacional Fiduciaria llegó a ser jefe del departamento jurídico, secretaria general y vicepresidenta comercial. También adelantó un máster en administración de empresas en la Universidad de la Sabana y desde entonces no ha dejado de ocupar cargos directivos en el sector financiero. Fue fundadora y presidenta de la Fiduciaria La Previsora, presidenta de Corpavi y desde hace tres años presidenta del BCH, tiempo del cual dice no haberse dado cuenta y cargo que le ha permitido darse a conocer como una gran ejecutiva por el proceso de transformación de la entidad y por los planes de financiación de vivienda que llevaron al mercado hipotecario a inventar nuevas fórmulas durante un período de crisis.Entre cargo y cargo María José también se ha tomado tiempo para sí misma para crear empresas privadas y para conocer más a su hijo y atender su vida familiar. El hecho de entrar y salir de cargos importantes le ha permitido entender que esos puestos no son definitivos. "Uno es un ave de paso en este tipo de posiciones o poderes". Parte del éxito profesional que ha tenido se debe a que ella sabe lo que quiere y para dónde va, lo que también hace más fácil su cotidianidad y la de los empleados con quienes trabaja. "Cuando se tiene claro el camino se optimiza el tiempo y cuando se tiene un foco uno llega". Desde muy joven se opuso a estudiar medicina, como lo esperaba su padre, y dentro de una familia en la cual han primado los conocimientos y los estudios ella eligió Colombia y hasta el momento es la única que ha aportado un nieto a la familia, Sebastián, de 9 años. No le gusta trabajar hasta muy altas horas de la noche porque considera que no debe interrumpir el tiempo familiar de los demás y porque, además, parte de su tiempo libre lo dedica a conversar con su hijo o a leer y a jugar fútbol con él. No tiene rutinas, no le gustan; camina con pesas y juega golf cuando alguien la invita, pues desde su segunda separación dejó de frecuentar el club San Andrés, donde practicaba este deporte. Cuando la llamaron para hacerse cargo del BCH estaba dedicada a la construcción pero sentía que no era consecuente con su educación e intereses. "Tenía una habilidad y una formación que no estaba poniendo en práctica y unos estudios con los cuales debía servirle a un país donde tener conocimientos es muchas veces un privilegio", dice.


Peter Burrowes, presidente de Comcel, es caleño de pura cepa. Sin embargo pasó buena parte de su juventud en el exterior, lo que explica su perfecto inglés y su tendencia a proferir con frecuencia palabras y frases en ese idioma. Burrowes estudió primaria en la Cardinal Farley Military Academy y bachillerato en Phillips Academy, en Andover, Massachusetts. Luego ingresó a la Universidad de Londres, donde se graduó de economista e hizo un máster en mercadeo. Aunque afirma que fue un estudiante destacado en la universidad admite que en el colegio "fui sólo uno del montón". Después de trabajar en varias multinacionales, en 1994 le ofrecieron la posibilidad de dirigir Comcel. Recuerda que su entrevista final fue en Toronto con Derek Burney, presidente de Bell Canada International, mayor accionista de Comcel. Cuando Burrowes llegó a la entrevista Burney, quien había sido embajador de su país en Washington, le dijo que disponía de sólo 10 minutos pues tenía una cita con el primer ministro del Canadá. Entrando en materia le preguntó a Burrowes qué sabía de telecomunicaciones. Este le respondió "nada". Ante la siguiente pregunta sobre qué sabía de negocios Burrowes, para compensar, le dijo "de eso sí sé, y sé mucho". Ante esta respuesta, y tras un par de preguntas más, Burney le dijo que el puesto era suyo.
El horario de trabajo de Burrowes es bastante ajetreado. En días de semana se levanta antes de las 4 de la mañana y dedica algo más de una hora a leer periódicos y revistas. Luego hace una hora de ejercicios en un gimnasio y trata de llegar a la oficina antes de las ocho. Normalmente almuerza en la oficina y sale del trabajo entre 8 y 9 de la noche. "Me ayuda el hecho de que duermo sólo cinco horas diarias". Los sábados trabaja entre seis y ocho horas, "pero los domingos son sagrados, dice, se los dedico a mi esposa y a mis tres hijos". Su sistema de trabajo gira en torno del teléfono y las reuniones. Se considera bueno para delegar y cree profundamente en otorgarle responsabilidades a sus subalternos y motivarlos con nuevas oportunidades. "A todos los que ingresan les digo que ellos a lo que deben aspirar es a mi puesto, y creo que este mensaje ha calado en la empresa. Tres personas que comenzaron con nosotros como mensajeros son hoy en día gerentes de la compañía". Burrowes es un convencido del poder de la informática y las telecomunicaciones dentro de cualquier organización. Es un usuario asiduo del correo electrónico, lo cual le permite estar en comunicación constante con todos los empleados de Comcel y con la casa matriz en Canadá. En su residencia tiene un cuarto adaptado para trabajar con fax, computador y módem. Sin embargo un vistazo a su oficina revela que la vida de Burrowes no es sólo trabajo. En una esquina tiene varios palos de golf, con los que 'potea' con frecuencia entre los muebles de su oficina. "Juego golf los sábados cada vez que puedo", afirma, y aunque tiene 13 de handicap admite que no los juega. Los cuadros ecuestres que adornan su despacho revelan otra de sus aficiones: los caballos. Cada dos años hace cabalgatas de varias semanas por España, Argentina y Estados Unidos con su padre y sus amigos. Aunque en general es malo para las vacaciones, "pues me preocupa la falta de estrés", le gusta hacer paseos en los que se pueda mantener ocupado y activo.
Para Burrowes los tres ingredientes claves del éxito en los negocios son la visión, la perseverancia y "la honestidad con uno mismo y con sus semejantes". Son estas cualidades las que le han permitido hacer frente al conglomerado liderado por el empresario que él más admira: Julio Mario Santo Domingo.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com