Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/17/1996 12:00:00 AM

UNA LUZ AL FINAL DEL TUNEL?

ESTA SEMANA SERA CRUCIAL PARA QUE LA CARRETERA AL LLANO LOGRE SUPERAR LOS MULTIPLES OBSTACULOS QUE HA TENIDO Y SE CONVIERTA POR FIN EN UNA REALIADAD

UNA LUZ AL FINAL DEL TUNEL? UNA LUZ AL FINAL DEL TUNEL?
El Llano está preocupado y no es para menos. El 2 de agosto de 1994 los medios de comunicación del país anunciaron que para finales de 1996 la nueva carretera entre Bogotá y Villavicencio sería un hecho. En esa fecha el Instituto Nacional de Vías firmó un contrato de concesión con la Concesionaria Vial de los Andes Coviandes para que ésta se encargara de la construcción del primer tramo 55 kilómetros de la vía. De acuerdo con las especificaciones del contrato, Coviandes debería iniciar la construcción de las obras el primero de febrero de 1995 y terminarla en un plazo máximo de 22 meses, es decir en diciembre de este año.Sin embargo, hasta hoy nadie ha puesto la primera piedra de la construcción de esos 55 kilómetros y la gran vía prometida todavía no tiene ni señas de empezar. Si bien es cierto que los tramos dos y tres de la carretera van por buen camino, también es verdad que los llaneros creen que les están poniendo conejo con el primero. Esperanza Serrano, directora ejecutiva de la Corporación Llanos de Colombia, dice que "se han perdido 15 meses en negociaciones y hoy estamos igual que el primer día. La gente está molesta porque no hay voluntad por parte de Invías y eso hace que se pierda la credibilidad en el proyecto".Y es que el país entero tiene los ojos puestos en la construcción de este primer tramo. Aunque hay otras carreteras que se han construido y están construyéndose con pocos inconvenientes por el sistema de concesión, muchos creen que la vía al Llano es el contrato bandera de esta modalidad. Y si ésta falla, dejará un mal precedente para futuros proyectos de la misma envergadura.¿Cuál ha sido el problema? Se trata básicamente de correcciones de errores, imprecisiones e incongruencias del anteproyecto base de la licitación entregado por Invías al contratista, que significaron un gran aumento en el valor de la construcción. Es tal la dimensión del desfase que los datos del proyecto inicial suponían un gasto sólo en construcción de 53.500 millones de pesos y cuando la concesionaria realizó los diseños definitivos terminaron siendo de 85.000 millones. Esto para no hablar de lo que se incrementó _alrededor de 12.600 millones más_ cuando se decidió hacer un túnel de 2,5 kilómetros en vez de la variante a Chipaque.Aunque el contrato preveía que si al valor de la obra se incrementaba hasta un 30 por ciento Invías reconocería la diferencia, el hecho que esa cifra fuera superior hizo que se desistiera de la ejecución del proyecto en las condiciones originales y se buscaran alternativas más económicas. Para lograr el objetivo, Invías le solicitó a Coviandes la preparación de estudios _cinco hasta el momento_ con el propósito de encontrar una solución que hiciera viable el proyecto.Mientras los técnicos buscaban una salida, la población del Llano veía con impaciencia el aplazamiento indefinido de las obras, tanto que empezaron a ultimar detalles para realizar un paro en la región. Al final la movilización se disolvió cuando, luego de evaluar y discutir las diferentes opciones, el pasado 19 de abril Invías y Coviandes se pusieron de acuerdo y firmaron un acta en Villavicencio, teniendo como testigo de excepción al presidente Ernesto Samper, en la cual ambas partes se comprometieron a llevar cabo la construcción de la vía. El trazado de la alternativa escogida se diferencia en cerca de un 85 por ciento del proyecto inicial. Además de la construcción del túnel de Chipaque y algunos kilómetros de carretera nueva, las obras consistirán en adecuar y mejorar ostensiblemente la vía actual.Para el director de Invías, Guillermo Gaviria, el atraso valió la pena. "Al buscar las diferentes alternativas _dice Gaviria_ encontramos una que mejoraba en todo sentido el proyecto original. Mientras que con los primeros diseños los usuarios ahorraban 1.000 millones de pesos al año, con la carretera que se va a construir ese ahorro aumentará 10 veces más ".Pese a lo anterior, los habitantes de la región son escépticos. Y tienen razón. Si bien es cierto que Invías y Coviandes se pusieron de acuerdo en la parte técnica del proyecto, todavía falta que lo hagan en la parte más sensible: la económica. Los costos de construcción superan en casi 20.000 millones de pesos lo que el contratista tenía presupestado originalmente y es necesario que la Nación aporte los recursos que faltan.Según lo establecido en el acta del 19 de abril, estos problemas financieros deberán ser solucionados a más tardar el martes de esta semana. Si no logran ponerse de acuerdo las dos partes, es probable que el contratista prefiera pagar una póliza de incumplimiento y luego demandar a la Nación. Si este fuera el caso, se sentaría un pésimo precedente para el sistema de proyectos de infraestructura por concesión en el país. Por su parte Gaviria ve el panorama con optimismo, cree que esos detalles se solucionarán y que los grandes inconvenientes ya pasaron. De ser así, por fin los habitantes de la región vislumbrarán una luz al final de túnel y en 36 meses, luego de que el 28 de mayo se firme el acta de iniciación de la etapa de construcción, verán por fin su sueño convertido en realidad.

EDICIÓN 1884

PORTADA

Duque versus Petro: La hora de la verdad

A una semana de las elecciones la diferencia entre encuestas genera tensión, incertidumbre y hasta pánico. Sin embargo, en la de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA, Iván Duque alcanza una amplia ventaja.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1885

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.