energía

Vía libre a renovables

.


El gobierno acaba de dar otro paso hacia incorporar energías renovables como la eólica, solar y biomasa en el país. Lo hizo al expedir los lineamientos de política pública para contratar a largo plazo proyectos de generación de energía eléctrica provenientes de este tipo de fuentes no convencionales renovables (Decreto 0570 del 23 de marzo de 2018). “Con esta norma estamos garantizando la seguridad energética, porque cuando nos falte el agua o el gas, vamos a tener también el sol y el viento”, explicó el ministro de Minas y Energía, Germán Arce Zapata. Asegura que “esa diversificación nos hará menos vulnerables en casos como el fenómeno de El Niño”. Además de fomentar la seguridad energética y la diversificación de la matriz energética, esto se traducirá en mejores tarifas al usuario y ayudará a cumplir el compromiso adquirido por el país en el COP21 de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 20 por ciento para 2030. Con este proyecto y otras señales como la adjudicación de la línea de transmisión para conectar la electricidad producida en La Guajira, Colombia entra en la era de las energías renovables y abre la puerta para viabilizar muchos de los más de 200 proyectos de este tipo inscritos ante la Upme. El decreto le da un año al Ministerio de Minas, a la Creg y a la Upme para actualizar la normatividad vigente.

Calidad de vida

¿Dónde están los pobres?

En 2017 un 26,9 por ciento de los colombianos estaba en condición de pobreza monetaria, es decir, alrededor de 12,8 millones de personas según el Dane. Las ciudades con mayor incidencia del fenómeno fueron Quibdó con 47,9 por ciento, seguida por Riohacha y Florencia. Mientras tanto, con alrededor del 12 por ciento aparecieron Bucaramanga, Bogotá y Pereira. No obstante, en términos absolutos las cifras indicarían que la mayor cantidad de pobres vive en Bogotá con cerca de un millón, seguida por Cali, Medellín, Cartagena, Barranquilla y Cúcuta. Obviamente, son algunas de las ciudades más pobladas del país.

Valorem

En busca de los accionistas ausentes

Valorem –antes Valores Bavaria– nació de la escisión de Bavaria en 1997. Por eso, una persona que alguna vez haya poseído acciones en la cervecera podría tener también títulos de Valorem y, por tanto, ser destinatario de la oferta pública de adquisición (opa) que realiza la compañía ante su salida de la Bolsa de Valores de Colombia (BVC). La empresa, presidida por Carlos Arturo Londoño, busca a todos los accionistas que no asistieron a la asamblea general celebrada el 30 de noviembre de 2017, que tomó la decisión de salir de la bolsa, con la idea de comprarles las acciones que tenían a esa fecha. Se trata de una gran oportunidad tanto por el precio ofrecido como por las condiciones de la transacción. Por cada acción pagarán 909 pesos, valor muy superior al último precio de mercado registrado, previo a dicha asamblea extraordinaria, de 474 pesos. Además, la compañía del Grupo Santo Domingo asumirá los gastos para portafolios de hasta 10 millones de pesos si la operación se hace con comisionistas de bolsa como Davivienda, Acciones y Valores, AdCap, Afin, Casa de Bolsa, Credicorp y ValorAlta. Se estima que 41.000 accionistas tendrían en su poder alrededor del 16,4 por ciento de la compañía, equivalentes a unos 398.000 millones de pesos. Podrán vender hasta el 18 de abril.

PANTALLAZOS

Buen arranque en la economía. El Indicador de Seguimiento a la Economía (ISE) registró en enero un crecimiento del 2,2 por ciento anual, una cifra superior a la obtenida en el mismo mes del año anterior (1,7 por ciento). Para el Grupo Bancolombia, esta cifra evidencia la recuperación gradual que experimenta la economía gracias a que “la industria, el comercio y la construcción regresaron a terreno positivo y actuaron como contrapeso de las contracciones registradas en algunos sectores extractivos y agrícolas”. Con esto, reiteran la expectativa de que 2018 sea un año más favorable.

GEB: lista primera fase de democratización. El Grupo de Energía de Bogotá (GEB), presidido por Astrid Álvarez, y de propiedad del Distrito Capital, democratizará el 20 por ciento de sus acciones.  Como parte del programa, adjudicaron al sector solidario (trabajadores, pensionados de la empresa, sindicatos y fondos de empleados) alrededor de 19 millones de acciones, el 1 por ciento de las ofrecidas, por unos 38.423 millones de pesos a 2.018 pesos cada una. Una vez finalizada esta, primera etapa seguirá próximamente la venta al público general con la que la administración espera obtener alrededor de 4 billones de pesos.

Vigencias futuras: casi 100 billones de pesos. Las vigencias futuras aprobadas bordean hoy cerca de 92 billones de pesos. Estos son recursos de presupuestos futuros que el gobierno comprometió para desarrollar proyectos en el sector transporte y en las APP. En esta cifra está incluida, por ejemplo, la obligación de la Nación de financiar el 70 por ciento del metro de Bogotá (unos 16 billones).