cápsula

Economía en riesgo: huelga de camioneros en Corea del Sur paraliza cadenas de suministro


Las cadenas mundiales de suministro, perturbadas por la guerra en Ucrania y los confinamientos en China, se vieron nuevamente afectadas la última semana por una huelga de camioneros en Corea del Sur.

El movimiento social, que se opone a la subida de los precios de la gasolina, empezó hace ocho días y perturbó la producción y el transporte en los sectores de acero, de petroquímica y de los vehículos.

El Ministerio de Comercio estima las pérdidas en unos 1,6 billones de wones (1.200 millones de euros).

La huelga representa un desafío más para las cadenas de suministro mundiales, afectadas por los prolongados confinamientos en China y la guerra en Ucrania.

Corea del Sur es el mayor exportador mundial de chips de memoria y es la sede del gigante mundial de los semiconductores Samsung Electronics, así como de importantes empresas automovilísticas como Kia y Hyundai Motors.

Los conductores interrumpieron la actividad en los puertos y fábricas de la cuarta economía de Asia para protestar contra el fin del salario mínimo y el aumento de los costes.

También es la primera huelga importante para el recién elegido presidente Yoon Suk-yeol, un conservador proempresarial que ha prometido mantenerse firme en los conflictos laborales.

En una reunión de gabinete celebrada el martes, el primer ministro, Han Duck-soo, pidió que se pusiera fin a las huelgas, subrayando que podrían suponer “un golpe muy duro” para la economía del país, orientada a la exportación.

“Esto está causando un gran daño a la red logística”, dijo.

*AFP.