Tendencias
Hugo Cortés, fundador de Ezytec
Hugo Cortés, fundador de Ezytec, empresa dedicada a parqueaderos inteligentes y cajeros multinacionales. - Foto: Cortesía Ezytec

emprendimiento

Pasó de construir máquinas de videojuegos a ser el ‘duro’ de los parqueaderos inteligentes en Colombia

Hugo Cortés es el fundador de Ezytec, empresa que junto con Rappi lanzaron la opción de reservar y pagar sin contacto en parqueaderos en Colombia. Esta es su historia.

Hugo Cortés se define como un “emprendedor de toda la vida”. Afirma que nunca fue empleado y que siempre tuvo el chip de crear empresa.

Cuenta que su vida como empresario comenzó en la universidad y a raíz de una crisis. Como muchos hogares en Colombia, el de Cortés hacía su mayor esfuerzo por pagarle su carrera profesional pero tras un año en el que vivieron una difícil situación financiera, su padre no pudo continuar con el pago de sus estudios.

En medio de esa situación y en una frustración por no seguir su carrera profesional, Cortés se dijo así mismo que tenía que hacer algo para continuar con sus estudios y, de paso, ayudar a la economía de su hogar.

Parqueadero inteligente desde Rappi.
Parqueadero inteligente desde Rappi. - Foto: Ezytec

“Comencé a pensar qué podía hacer y yo siempre quise hacer máquinas. Yo de pequeño jugaba videojuegos en las máquinas de arcade y la idea me quedó sonando. Así que conseguí un dinero prestado y, como pude armé de manera muy artesanal varias de estas”, contó Cortés.

Asegura que alcanzó a tener 10 máquinas de videojuegos hechas con una pantalla de televisor, un Nintendo y sus respectivos controles, y todo un sistema diseñado por él para que pudieran funcionar.

El negocio dio frutos. Afirma que ganaba unos 700.000 pesos mensuales, una gran cantidad de dinero si se tiene en cuenta que esto fue hace más de 20 años, como él lo dice. Esto le permitió terminar su carrera, darse uno que otro gusto y surtir las máquinas con juegos atractivos.

A partir de esta experiencia, Cortés tomó la decisión de que nunca iba a trabajar y que iba a ser su propio jefe. Así, terminó su carrera como ingeniero electrónico y aunque sus máquinas de arcade iban muy bien, decidió repartir el negocio y montar una nueva compañía.

Esta era una compañía que se dedicaba a la instalación de redes de fibra óptica. Le fue muy bien pero, tuvo un tropiezo y a raíz de un mal negocio esta quebró.

En ese proceso creó una máquina especial para calibrar los medidores de agua la cual vendió a una multinacional que sí supo aprovechar los beneficios de este invento. Mientras él quedó en quiebra. “Perdí en un momento todo lo que tenía. No supe reaccionar a tiempo a las dificultades, me reportaron en Datacrédito, me cerraron todas las puertas”, dijo.

Pero, aunque perdió mucho, asegura que lo compensó con aprendizaje pues a raíz de esa experiencia tomó la decisión de formarse en el mundo de los negocios para conocer realmente cómo administrar y consolidar una empresa.

Así las cosas realizó un MBA y claro no dejó de lado su gusto por las máquinas y por inventar, así que realizó otros estudios como una máster en Automatización Industrial en la Universidad de Los Andes.

Resurgiendo

Cortés pese a enfrentar esa crisis no se quedó quieto y siguiendo los pasos que había dado con sus máquinas de arcade, resurgió y encontró una oportunidad que hoy lo tiene como uno de los emprendedores más destacados de la red de Endeavor Colombia.

Máquinas en centro comercial El Eden
Máquinas en centro comercial El Eden - Foto: Ezytec

Él es el fundador de Ezytec (antes Eglobalt). Esta es una empresa dedicada a eliminar los problemas de manejo de dinero en efectivo a través de dos líneas de negocio: parqueaderos inteligentes y cajeros multinacionales.

Su empresa está detrás de los primeros sistemas inteligentes de parqueaderos que centros comerciales como el Andino se dieron el gusto de estrenar. “Nosotros reemplazamos con nuestras máquinas los papeles que se daban en el ingreso de los parqueaderos por las tarjetas que hoy en día circulan en estos lugares. Nuestro modelo era montar la tecnología con un contrato a cinco años dando soporte y con una tecnología de punta. Esto fue un boom en su momento”, afirmó Cortés.

Además, ha diseñado y puesto en operación una serie de cajeros electrónicos que le permiten a los usuarios hacer todo tipo de pagos en un momento de apuros. Resalta por ejemplo, la experiencia en la Universidad del Rosario donde hay ubicado uno de ellos y en el que los estudiantes pueden realizar pagos de multas de bibliotecas, reposición de carné, entre otros trámites.

Cajeros en Colsubsidio
Cajeros en Colsubsidio - Foto: Ezytec

Hoy en día la compañía se ha consolidado como una de las favoritas de estos servicios en el país pues tiene como clientes al 75 por ciento de los centros comerciales de Bogotá, Cajas de Compensación Familiar y principales operadores móviles como Claro y Tigo.

Hacia una nueva innovación

Pero superado este reto, a Cortés le llegó uno nuevo y muy particular. Como a muchos empresarios el coronavirus puso en aprietos su modelo de negocio. Con el cierre de centros comerciales, universidades y demás espacios donde funcionan sus servicios varios de los contratos con los que contaban se vieron afectados. “La facturación se nos redujo más de la mitad y todas nuestras metas se vieron por un momento, truncadas”, mencionó.

Nuevamente y en compañía de su equipo, Ezytec encontró una manera de sopesar la crisis y de paso seguir innovando. “Con la crisis de los centros comerciales empezamos a buscar una manera que les permitiera generar ahorros y que al mismo tiempo nos diera un salvavidas a nosotros. En eso se nos ocurrió automatizar los parqueaderos con un sistema inteligente que permitiera al usuario desde su celular registrar su ingreso y salida, y pagar el servicio”, dijo Cortés.

‘Parqueo Inteligente’ como se llama el servicio, funciona con un sistema en el que las cámaras de los parqueaderos detectan las placas de los vehículos que ingresan y salen para poder generar el cobro con base en el tiempo de permanencia.

Así a través de una aplicación al usuario se le facilitará un checkout donde podrá visualizar su carro a través de una fotografía, ubicación de parqueo (piso, letra, etc.), tiempo de permanencia y valor a pagar.

La solución ha resultado bastante atractiva para el sector y de hecho ya cuentan con una alianza con Rappi, con quienes ya han puesto en marcha varias pruebas pilotos en centros comerciales de Bogotá y Medellín.

La idea no es solo implementarlo en centros comerciales, sino también en todo lugar donde exista un parqueadero.

Por el lado de los cajeros también están innovando. Cortés contó que han desarrollado una serie de máquinas de autopago que facilitaran los procesos de cancelación de pedidos en restaurantes, plazoletas de comida y diferentes comercios que lo requieran. Varios de ellos ya están funcionando en los restaurantes MUY.

Con todo esto, la compañía espera recuperar las pérdidas del 2020 e iniciar la consolidación de una tecnología que promete mejorar la experiencia del cliente y hacer de este sector uno mucho más tecnológico.