Home

Empresas

Artículo

Una garantía por 1.100 millones de dólares, que equivale al 50 por ciento del valor máximo que podría tener la OPA, permitió que este proceso siga avanzando dentro de lo estipulado, - Foto: camara lucida

acciones

Autorizada la OPA del Grupo Gilinski por Nutresa: ¿Qué sigue ahora?

La Superfinanciera y la Bolsa de Valores avalaron la oferta del Grupo Gilinski para adquirir el control de la empresa. Ahora los socios deberán decidir si venden o les mejoran la propuesta a los minoritarios.

El proceso mediante el cual la sociedad entre el Grupo Gilinski* y el Royal Group, de Abu Dabi, aspira a adquirir el control de Nutresa avanza de acuerdo con las condiciones establecidas por las autoridades financieras del país.

Luego de lanzar la oferta, que consiste en pagar 7,71 dólares por acción (lo que a la TRM presente equivale a 30.130 pesos) y 38,6 por ciento por encima del último precio de cierre de la acción de Nutresa (21.740 pesos), el siguiente paso era conseguir la autorización de la Superintendencia Financiera y garantizar la transacción.

Para esto, el Grupo Gilinski y sus socios árabes radicaron una garantía ante la Bolsa de Valores de Colombia equivalente al 50 por ciento del valor máximo que podría tener la Oferta Pública de Adquisición (OPA). Como la meta con la opa es ir por el 62,62 por ciento de Nutresa, entregaron 1.100 millones de dólares (la mitad de los 2.200 millones que costaría ese paquete accionario) para pisar el negocio y demostrar que van en serio, pues, en caso de retracto, la garantía sería retenida como sanción.

jaime gilinski Cabeza del Grupo Gilinski
Jaime Gilinski Cabeza del Grupo Gilinski - Foto: alejandro acosta

Una vez aceptada la garantía por la Bolsa de Valores, el siguiente aval lo dio la Superfinanciera. Con su venia, lo que viene ahora es una publicación de las condiciones de la OPA y el retorno de la acción de Nutresa a las negociaciones diarias en bolsa, pues habían sido suspendidas para evitar la especulación mientras se definía la transacción.

El balón de esta compra, que sería una de las más grandes en el sector privado nacional, quedó ahora en la cancha de los accionistas mayoritarios de Nutresa: Grupo Argos, Grupo Sura y Protección, que en conjunto reúnen 50,3 por ciento. Deberán definir si aceptan la oferta y venden, se niegan o hacen una contraoferta. En este último caso, tendrían que mejorar las condiciones en al menos 5 por ciento sobre el precio ya ofrecido.

jorge castaño Superintendente financiero
Jorge Castaño, Superintendente financiero - Foto: nathalia angarita

Analistas bursátiles como los de Casa de Bolsa consideran que las condiciones del negocio son interesantes, pues se compraría a un valor implícito de 11,3 veces el ebitda. “En este sentido, es importante mencionar que el precio de la oferta es cercano al máximo histórico de la acción de Nutresa (29.500 pesos conseguido en 2014) y a nuestro precio objetivo (29.219 pesos)”, sostiene un informe de la compañía, en el cual agregan que, cuando la acción de Nutresa vuelva a negociarse, es previsible esperar un impulso alcista.

Paralelamente, un reporte de Davivienda Corredores indica que serán las juntas directivas de Grupo Sura, Grupo Argos y Protección las que deberán evaluar, desde el punto de vista de la generación y maximización de valor, cuál es el mejor camino. “Si deciden no vender, es posible que se genere un gran inconformismo por parte de los accionistas minoritarios al no poder materializar una venta a un precio ampliamente superior al del mercado. Adicionalmente, en caso de que Protección no acepte, se podría cuestionar su papel en el Grupo Empresarial Antioqueño versus su deber fiduciario de ofrecer las más altas rentabilidades a sus afiliados”, sostiene el reporte.

gonzalo a. pérezPresidente del Grupo Sura
Gonzalo a. Pérez, presidente del Grupo Sura - Foto: juan fernando cano

Asimismo, en Davivienda Corredores estiman que, como Nutresa no es una inversión estratégica para Sura y Argos, una desinversión, a precios adecuados, podría representarles una oportunidad para redireccionar recursos hacia el fortalecimiento de sus negocios estratégicos, pagar dividendos extraordinarios o desapalancarse. Además, les daría simplicidad de cara a los inversionistas internacionales, que suelen no entender las participaciones cruzadas entre dichas compañías.

Mientras toman una decisión, el proceso de la OPA continuará, y está establecido que cinco días hábiles después de que se reanude la negociación de la acción de Nutresa en la Bolsa comenzará el periodo de aceptación de ofertas, el cual puede tardar entre diez y 30 días hábiles. Si la transacción ocurre dentro de los tiempos estipulados, a final de año se sabría si Nutresa cambia o no de dueños. *Gabriel Gilinski es accionista de Publicaciones Semana.