investigación

Millonaria sanción a Muebles y Accesorios por incumplirles a clientes en promociones y garantías

Según la Superindustria, la compañía incumplió de manera permanente y continua con los tiempos de entrega de los productos.


Más de $ 545,1 millones deberá pagar la compañía Muebles y Accesorios por sus fallas en los servicios de postventa, garantía, promociones y ofertas, así como por contar con cláusulas abusivas en contratos y por fallar en temas de derecho de reversión de pago.

Así lo determinó la Superintendencia de Industria y Comercio, que demostró que la firma había incumplido de manera permanente y continua con los tiempos de entrega de los productos adquiridos por los consumidores, así como que realizaba entregas parciales de dichos bienes.

Además, se comprobó que la empresa no informó de manera veraz, suficiente y precisa a los consumidores los horarios y las fechas de entrega de los productos, cobrándoles sumas adicionales por la reprogramación de dichas entregas a sus clientes.

Muebles y Accesorios deberá informar de forma clara y fidedignas los productos que venda y sus características.
Muebles y Accesorios deberá informar de forma clara y fidedignas los productos que venda y sus características. - Foto: fotografía: 123RF / ARCHIVO PARTICULAR.

También se comprobó que Muebles y Accesorios no suministró información veraz en la publicidad de los productos que ofrecía, ya que incluyó la proclama “entrega inmediata”, cuando lo cierto era que la entrega de los productos se realizaba en un lapso de 3 a 8 días.

Las conclusiones se dan luego de una investigación realizada por la Superindustria, con base a diversas demandas recibidas por la entidad, en las que le pedían intervenir y analizar si se habían trasgredido los derechos al consumidor.

Por ejemplo, en cuenta a las promociones y ofertas, “se pudo determinar que la sociedad investigada emitió múltiples promociones de sus productos, sin informar en la publicidad los aspectos de carácter esencial relacionados con términos, condiciones y restricciones para acceder a los incentivos, ni las fechas de vigencia de las mismas”.

Asimismo, se determinó que Muebles y Accesorios tiene en sus contratos unas disposiciones en las que desconoce la responsabilidad que le corresponde frente a la garantía de los productos. Al mismo tiempo, dice la Superindustria, se incluyeron “cláusulas abusivas que presumen la manifestación de la voluntad de los consumidores”.

Como si esto fuera poco, la compañía no les daba detalles a los consumidores de las características de los bienes que ofrecía, ni la escala en la que estaban representadas las imágenes que empleaba para influir en las decisiones de consumo. Asimismo, no indicó lo correspondiente al procedimiento para que los usuarios hicieran efectivo el derecho de retracto.

Esta no es la primera vez que la SIC ha puesto entre ceja y ceja a Muebles y Accesorios. De hecho, el año pasado, un reporte de la entidad señalaba que había recibido cerca de 300 quejas por incumplimientos de parte de esta firma.

Lo anterior llevó a la Superindustria a ‘jalarle’ las orejas a la empresa, ya que “inobservó las órdenes que ya le había impartido esta autoridad, respecto del suministro de información sobre las solicitudes de reversión del pago”.

¿Qué viene ahora?

Según lo informado por la SIC, además de la multa, Muebles y Accesorios debe ajustar aspectos en sus contratos y disposiciones.

Según la Superindustria, también se deberá incluir en la página web de la empresa las formas en que usuarios pueden retractarse de las compras realizadas.
Según la Superindustria, también se deberá incluir en la página web de la empresa las formas en que usuarios pueden retractarse de las compras realizadas. - Foto:

Por ejemplo, debe comunicarles a los usuarios, en todo momento y de forma clara y fidedigna, la información de los productos que ofrezca y especialmente sus características. Allí debe dejarse claro aspectos como tamaño, peso, medida, el material del que están fabricados, su naturaleza, el origen, el modo de fabricación, entre otras.

A la par, para quienes deseen retractarse de las compras, la deberá incluir en su página web el procedimiento para ejercer este derecho, de tal modo que el consumidor pueda adoptar una decisión de compra libremente y sin ser inducido en error. Este mismo proceso debe hacerse con la reversión del pago.

Para todo lo anterior, la firma tendrá 30 días hábiles para acreditar el cumplimiento de las órdenes administrativas impartidas, so pena de iniciarse en su contra un procedimiento administrativo sancionatorio y si es del caso, recibir nuevas sanciones.