La bolsa de Nueva York cerró este viernes una nueva semana en rojo impactada por la actitud agresiva de la Reserva Federal de Estados Unidos.
Los inversionistas en Wall Street temen nuevos incrementos agresivos en las tasas de interés por parte de la Fed. - Foto: Getty Images

inversionistas

Wall Street cerró sin mayores cambios tras los datos de desempleo en EE. UU.

Este mercado quedó expectante a lo que pueda pasar ahora con la inflación y las tasas de interés.

La bolsa de Nueva York terminó cerca del equilibrio este viernes luego de datos de empleo positivos en Estados Unidos que sorprendieron al mercado e hicieron temer un endurecimiento de la política monetaria por parte de la Reserva Federal, en medio de su lucha por reducir el costo de vida en este país al 2 % en su acumulado anual.

Al cierre de las operaciones de este 2 de diciembre, el Dow Jones ganó un 0,10 %, mientras que el tecnológico Nasdaq perdió 0,18 % y el índice ampliado S&P 500 cedió 0,12 % en la campana de cierre.

Por ahora los inversionistas quedaron a la espera de que la Reserva Federal (Fed o banco central) de nuevas señales sobre lo que vendrá en materia de tasas de interés para los próximos meses, en los que no se descarta un endurecimiento de sus políticas, ya que al parecer las medidas tomadas hasta el momento no están dando los resultados esperados.

Wall Street
Wall Street - Foto: Getty Images

Este efecto negativo por los datos del gigante norteamericano se trasladaron incluso a Europa, donde las principales bolsas del ‘viejo continente’ terminaron la sesión del viernes con leves bajas. Un nuevo aumento drástico de tasas sería desastroso para el optimismo de los inversionistas y podría lastrar los indicadores una vez más.

En esta parte del mundo, la bolsa de París perdió 0,17 %, Milán 0,26 %, Londres 0,03 %, Madrid 0,30 % y Fráncfort ganó 0,27 %. Aquí, además de lo que pase en Estados Unidos, la situación en Ucrania y el confinamiento en China siguen siendo factores fundamentales para marcar el ritmo de crecimiento.

¿Qué pasó en Estados Unidos?

El Departamento del Trabajo dio a conocer este viernes que el mercado laboral en Estados Unidos se mantuvo muy sólido en noviembre, con más creación de empleo de lo esperado y desempleo estable, a pesar de los esfuerzos de la Reserva Federal para enfriar actividad económica y contener la inflación.

En noviembre se crearon 263.000 puestos de trabajo en Estados Unidos, muy por encima de los 200.000 que estimaban los analistas.

“Hubo un aumento de empleo notable en el sector del ocio y la hospitalidad, la atención médica y el gobierno. El empleo disminuyó en el comercio minorista y en el transporte y la logística”, detalló el Departamento de Trabajo en un comunicado este viernes.

En octubre, se crearon 284.000 puestos de trabajo, según datos revisados al alza, pero la creación de empleos de septiembre se revisó a la baja a 269.000 desde los 315.000 anunciados inicialmente. En estos dos meses se crearon 23.000 puestos de trabajo menos de los anunciados en un principio.

Por otra parte, la tasa de desempleo en noviembre se mantuvo estable en 3,7 %, un nivel cercano al mínimo histórico de 3,5 %. La cifra está en línea con lo esperado por los analistas.

“Los datos apuntan a un impulso positivo continuo en el crecimiento del empleo y salarios aún altos”, comentó Rubeela Farooqi, economista de HFE, en una nota de análisis.

El salario medio por hora de los trabajadores del sector privado aumentó 18 centavos, a 32,82 dólares. En los últimos 12 meses, los salarios aumentaron un 5,1 %. En referencia a este incremento en los salarios, el presidente Joe Biden comentó a reporteros el viernes que las cosas “se mueven en la dirección correcta”.

La excelente salud del mercado laboral plantea interrogantes sobre la lucha contra la inflación liderada por la Reserva Federal (Fed, banco central). Paradójicamente, es deseable un aumento del desempleo que permita reducir presiones sobre los precios por la vía de la demanda de bienes y servicios, y los salarios.

*Con información de AFP.