inversionistas

Wall Street: la confianza se apoderó del mercado e impulsó sus indicadores al alza

Por ahora se prevé que la subida de las tasas de interés no siga siendo tan drástica desde la Fed.


La Bolsa de Nueva York terminó en positivo este jueves, con el mercado confiado en la salud de la economía estadounidense que poco a poco da señas de que lo peor está pasando, alejando así el fantasma de la recesión.

El Dow Jones ganó un marginal 0,06 %, hasta los 33.999,04 puntos, en tanto el tecnológico Nasdaq subió 0,21 %, hasta los 12.965,34 puntos, y el índice más amplio S&P 500 ganó un 0,24 %, hasta los 4.283,74 puntos. Aunque comenzaron a la baja, los índices lograron terminar en positivo, pero sin euforia.

Los inversores vieron con buenos ojos dos datos macroeconómicos publicados este jueves: las inscripciones semanales a los subsidios de desempleo estuvieron sensiblemente por debajo de lo esperado, y el índice de actividad industrial en la región de Filadelfia considerado un buen reflejo del sector en el país– fue positivo en agosto, cuando los economistas esperaban el tercer mes negativo consecutivo.

A veces, cuando el mercado tuvo una buena evolución, lo cual es el caso desde hace seis semanas, no es un drama si tenemos sesiones, incluso semanas, con oscilaciones. Y es lo que pasa en estos días”, resumió Art Hogan, de B. Riley Wealth Management.

Cisco, fabricante de componentes informáticos (+5,81 %, a 49,37 dólares), impulsó al sector con sus resultados trimestrales publicados el miércoles tras el cierre por encima de lo esperado por el mercado. Las petroleras también subieron de la mano de un alza de precios del crudo. ExxonMobil ganó 2,36 %, ConocoPhillips 3,47 % y Marathon Oil 5,08 %.

Efectos colaterales de la subida de tasas en la Fed

Las reventas de viviendas en Estados Unidos registraron su sexta baja mensual consecutiva, en un contexto de alza de las tasas de interés, anunció el jueves la Federación Nacional de Agentes Inmobiliarios estadounidense (NAR).

En julio y en proyección anual (la estimación a 12 meses, si se mantienen las condiciones del momento de la medición), 4,81 millones de casas y apartamentos cambiaron de manos, 5,9 % menos que en junio y 20,2 % menos que en julio de 2021.

Es el número de ventas más bajo desde junio de 2020 y, sin contar la etapa de pandemia, hay que remontarse a 2015 para encontrar un nivel tan bajo. La cifra está en línea con lo esperado por el mercado.

El descenso continuo de las ventas refleja el impacto del pico de tasas de interés inmobiliarias de 6 % a inicios de junio”, explicó el economista en jefe de la NAR, Lawrence Yun, citado en el comunicado de la entidad.

El alza de precios se modera. El precio medio de un apartamento o casa alcanza los 403.800 dólares, igualmente por encima 10,8 % de igual período del año pasado, pero en baja de 2,4 % sobre junio. Este descenso en julio es recurrente cada año y “no refleja una caída de precios” duradera, advirtió Yun en una conferencia de prensa telefónica.

Las advertencias de la Fed

En medio de todo esto no hay que olvidar que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed, banco central) continuará subiendo los tipos de interés de referencia, pero “en cierto momento” será apropiado moderar los incrementos, de acuerdo con las minutas de la más reciente reunión realizada a finales de julio y que fueron publicadas ayer miércoles (17 de agosto).

“A medida que la postura de la política monetaria se endurecía aún más, probablemente sería apropiado en algún momento reducir el ritmo de los aumentos de la tasa de política mientras se evalúan los efectos de los ajustes de política acumulativos sobre la actividad económica y la inflación”, aseguró.

Además, “muchos participantes comentaron que, en vista de la naturaleza en constante cambio del entorno económico y la existencia de retrasos prolongados y variables en el efecto de la política monetaria sobre la economía, también existía el riesgo de que el comité pudiera endurecer la postura de la política más de lo necesario para restaurar la estabilidad de precios”.

Algunos participantes también indicaron que, una vez que la tasa de política hubiera alcanzado un nivel lo suficientemente restrictivo, probablemente sería apropiado mantener ese nivel durante algún tiempo para garantizar que la inflación regresara firmemente al 2 %.

En la pasada reunión de la Fed se anunció un alza de las tasas de interés de 0,75 puntos porcentuales para llevarlas a un rango entre 2,25 % y 2,50 %. Fue la cuarta alza consecutiva anunciada por la Fed: en marzo fue un cuarto de punto; en mayo subieron medio y tres cuartos de punto porcentual en junio, que marcó el mayor incremento desde 1994.

*Con información de la AFP.