inversionistas

Wall Street logró terminar la semana al alza en medio de malas noticias

La inflación volvió a jugarle una mala pasada al mercado de valores en Estados Unidos.


La bolsa de Nueva York terminó al alza el viernes, con menor ansiedad ante la idea de una recesión en Estados Unidos y la perspectiva de un afloje de la inflación que podría impulsar las acciones antes de la temporada de resultados.

Al cierre de operaciones este viernes, 24 de junio, el Dow Jones ganó así 2,69 %, el índice Nasdaq, 3,34 % y el S&P 500, 3,07 %.

Entre tanto, las bolsas europeas terminaron en fuerte alza su sesión del viernes, estimuladas por un indicador que sugiere una desaceleración de la inflación a medio plazo en Estados Unidos.

París subió 3,23 %, su mejor sesión desde el 16 de marzo, Londres ganó 2,68 % y Fráncfort avanzó 1,59 %. Por su parte, el Ibex 35 español puso fin a tres semanas de baja y sumó 1,70 %, mientras que Milán ganó 2,33 %.

Las malas noticias por cuenta de la inflación

La inflación persistente y los incrementos de tasas de interés de la Reserva Federal aumentan el riesgo de que Estados Unidos enfrente una recesión, opinó este viernes la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva.

Fotos de la semana 17 junio
Los operadores trabajan en la Bolsa de Valores de Nueva York, en Nueva York, el miércoles 15 de junio de 2022. Foto AP/Seth Wenig - Foto: AP

En su revisión anual de la economía estadounidense ―conocida como artículo IV―, el FMI recortó su previsión de crecimiento de la mayor economía mundial para 2022 a 2,9 % desde 3,7 % que pronosticaba en abril, con una nueva desaceleración a 1,7 % en 2023.

La confianza de los consumidores en Estados Unidos cayó más de lo previsto en junio, a un mínimo histórico, a causa de la inflación que erosiona el poder de compra de las familias, según la estimación final de la Universidad de Michigan publicada el viernes.

El índice perdió 14,4 % en relación con mayo, para ubicarse en 50 puntos, contra 50,2 puntos para la estimación preliminar, que estaba en línea con las previsiones de los analistas. Un 47 % de los consumidores achaca su percepción a la inflación, que reduce el poder de compra de los ingresos.

El costo de vida sigue siendo una de las principales preocupaciones del Gobierno de los Estados Unidos. Tanto la Casa Blanca, como la Reserva Federal han manifestado en repetidas ocasiones su interés en poder frenar este indicador, que sigue en su punto más alto de los últimos 40 años.

Una de las primeras propuestas desde el Gobierno de Joe Biden fue la de reducir los precios de los combustibles, por medio de una eliminación temporal del impuesto federal a la gasolina.

Temor en el mercado petrolero

Los precios del petróleo cerraron al alza el viernes tras caer en los últimos días, entre preocupaciones por la oferta de crudo y temores a una recesión.

El barril de Brent del mar del Norte para entrega en agosto ganó 2,78 % a 113,12 dólares en Londres. En tanto el barril de West Texas Intermediate (WTI) para el mismo mes subió 3,21 % a 107,62 dólares en Nueva York.

“Los precios evolucionan en función de dos argumentos: o pensamos que habrá poca oferta para las economías en crecimiento, o tenemos temor de enfrentar una reducción de la demanda por una recesión en el mundo a causa de la inflación de los precios de las materias primas y mayores tasas de interés”, resumió Andy Lipow, de Lipow Oil Associates.

Las perspectivas económicas son preocupantes, según Tamas Varga, analista de PVM Energy.

“La demanda de productos petroleros caería en caso de recesión”, explicó Ole R. Hvalbye, analista de Seb. “Los márgenes astronómicos actuales de las refinerías se derrumbarían y un factor alcista esencial para el Brent se evaporaría”, sostuvo.

Dicho esto, el consenso es que el mercado petrolero tendrá una fuerte demanda y una oferta restringida durante los meses de verano boreal”, añadió Varga. Así mismo, la huelga, que desde hace 12 días sacude a Ecuador, también redujo la producción disponible.

Con información de AFP.