Tendencias
Caída de este miércoles del Dow Jones en Wall Street es la peor desde enero
Wall Street completa siete días con números en rojo y prende las alertas entre los inversionistas. - Foto: AP

inversionistas

Wall Street perdió el impulso y volvió a caer con fuerza: Nasdaq perdió más del 2 %

De esta forma deja atrás los buenos resultados del pasado miércoles.

La bolsa de Nueva York terminó en fuerte baja tras cortar una racha de caídas el miércoles -28 de septiembre-, debido a un aumento de las tasas de los bonos del Tesoro y ajustes de cartera cuando se acerca el final del trimestre.

Al cierre de las operaciones para este jueves -29 de septiembre- el Dow Jones perdió 1,54 %, mientras que el Nasdaq cedió un 2,84 %, convirtiéndose en el más afectado de la jornada, y el SP 500 cayó un 2,11 %. Con esta caída dejó atrás el optimismo de la sesión anterior y volvió a la senda negativa.

Con este ya son siete días de números en rojo para el mercado de valores neoyorquino, teniendo en cuenta que desde la semana pasada empezó a caer, afectado por la falta de buenas noticias y desde ese momento no ha podido recuperar el optimismo entre los inversionistas, que siguen urgidos de buenas noticias.

Claro está que este mal no es solo de Estados Unidos, ya que las principales bolsas europeas cerraron este jueves con pérdidas considerables, en un contexto de aversión al riesgo debida a las subidas de tipos de interés y la ralentización económica.

En los mercados del viejo continente, la Bolsa de París terminó con una caída de 1,53 %, mientras que Fráncfort perdió 1,71 % y Londres 1,77 %. Milán cayó un 2,4 % y Madrid un 1,91 %. La reciente crisis en Reino Unido y los movimientos de la guerra en Ucrania han sido los principales generadores de temor.

Por otra parte, los precios del petróleo cayeron este jueves debido al influjo de la baja en Wall Street y por la preocupación de que una eventual recesión afecte la demanda de crudo.

El barril de Brent del mar del Norte para entrega en noviembre cedió 0,92 % en Londres a 88,49 dólares. En tanto el barril de West Texas Intermediate (WTI) también para entrega en noviembre perdió 1,11 % a 81,23 dólares en Nueva York. La jornada estuvo marcada por una gran volatilidad y los precios se mantuvieron al alza hasta minutos antes del cierre.

“Con los mercados de acciones derrumbándose, los precios del crudo fueron arrastrados por el pesimismo” de las bolsas, resumió Matt Smith, de Kpler, quien agregó que “el ánimo no es realmente el mejor”, debido a que los operadores “están muy preocupados por la recesión” que, de producirse, podría erosionar la demanda de petróleo y refinados.

Si el mercado no cayó más el jueves es, “tal vez”, porque espera un gesto de la Opep+ “para sostener y estabilizar los precios” cuando se reúna el 5 de octubre, sostuvo Smith.

La alianza de la OPEP con otra decena de productores de fuera del cartel “deberá reducir sus volúmenes entre 500.000 y un millón de barriles diarios para mantener los precios alrededor de 90 dólares por barril” de Brent, estimó en una nota Gary Ross, de Black Gold Investors, un rango que secundan otros analistas.

Caen las inscripciones para subsidios de desempleo

Las inscripciones a los subsidios por desempleo en Estados Unidos cayeron la semana pasada a su nivel más bajo desde abril, señal de que el mercado laboral sigue bajo presión, según datos oficiales divulgados el jueves.

Entre el 18 y el 24 de septiembre, 193.000 personas se inscribieron para recibir un subsidio luego de perder su empleo, según cifras del Departamento de Trabajo. Son 16.000 personas menos que en la semana anterior y una cifra menor a la esperada. Los analistas apostaban a unas 213.000 solicitudes de ayuda, según el consenso del sitio especializado briefing.com.

Estos pedidos caen así por debajo de los 200.000 por primera vez desde mayo y llegan a su nivel más bajo desde abril.

Aunque la actividad económica debería moderarse en respuesta a tasas de interés mucho más altas tras los aumentos decididos por la Reserva Federal), y un contexto (económico) mundial que se debilita, el bajo nivel de pedidos de subsidios recuerda que las condiciones del mercado laboral siguen bajo presión, a pesar de que nos dirigimos a una ligera recesión el año próximo”, comentó en una nota de análisis Nancy Vanden Houten, economista de Oxford Economics.

*Con información de AFP.