inversionistas

Wall Street se unió al derrumbe de las bolsas europeas y volvió a cerrar en rojo

La llegada de nuevos apretones en las tasas de interés en todo el mundo, está generando un efecto dominó en los mercados.


La Bolsa de Nueva York sigue sin reponerse y volvió a desplomarse este jueves -22 de septiembre- como consecuencia del golpe recibido el pasado miércoles desde la Reserva Federal de los Estados Unidos, que nuevamente aumentó con fuerza las tasas de interés para hacer frente a la creciente inflación en ese país.

Al cierre de las operaciones para esta jornada, el Standard & Poor ‘s 500 cayó un 0,8 %, mientras que el promedio Industrial Dow Jones lo hizo aproximadamente la mitad y el Nasdaq compuesto perdió un 1,4 por ciento. No obstante, el rendimiento del Tesoro a 2 años, que tiende a seguir las expectativas de la acción de la Fed, subió significativamente.

Así las cosas, este mercado se encamina a terminar otra semana en rojo, en el que tal vez sea su peor periodo de todo este semestre, teniendo en cuenta que las jornadas anteriores también ha caído presa del temor y la incertidumbre en los mercados, que cada vez ven más cerca la posibilidad de entrar en recesión.

No obstante, esto no es solo de Estados Unidos, ya que las principales bolsas europeas terminaron en baja hoy jueves, tal y como se esperaba, luego de los cambios en las tasas de referencia que anunció la Fed.

Por cuenta de esta incertidumbre y no saber lo que pasará después de esto; París retrocedió 1,87 %, Fráncfort 1,84 %, Londres 1,08 %, Madrid 1,24 % y Milán 1,07 %. De acuerdo con los analistas, lo cierto es que todos tienen claro que se vienen tiempos duros para las principales potencias económicas.

A toda esta situación se suma la tensión que está creciendo en todo el mundo por los anuncios de nuevas ofensivas desde Rusia a Ucrania y la advertencia del presidente Vladimir Putin de responder con fuerza cualquier intromisión o acción en contra de la avanzada que realizará prontamente.

Se puede reducir la inflación sin acabar con el empleo

Es posible reducir la inflación récord en Estados Unidos y al mismo tiempo mantener un mercado laboral saludable, estimó el jueves la secretaria del Tesoro estadounidense, Janet Yellen.

“Creo que hay un camino en esto que puede ser exitoso para reducir la inflación y al tiempo mantener(...) un mercado laboral fuerte (...) Espero con mucha confianza que la Fed tenga éxit”, dijo Yellen un día después de que la Reserva Federal (Fed, banco central) aumentó las tasas de interés en 0,75 % por tercera vez consecutiva.

El miércoles, la Fed decidió otro fuerte aumento de su tasa clave con el fin de desacelerar la economía y combatir la inflación, una lucha que su presidente, Jerome Powell, advirtió que sería dolorosa para la economía.

Sin embargo, la escasez de trabajadores en el mercado laboral estadounidense, que se traduce en salarios más altos, es una de las fuentes inflacionarias que “probablemente” ejerce presión .”Es trabajo de la Fed (...) enfrentar los desequilibrios de la oferta y demanda”, comentó Powell.

La Reserva Federal también actualizó el miércoles las previsiones económicas, en las que contempla más aumentos de tasas, y durante más tiempo del que había anticipado.

Se espera que el nivel de desempleo alcance un promedio de 3,8 % en 2022 (contra el 3,7 % previsto anteriormente), y que suba a 4,4 % en 2023 (desde 3,9 %). En agosto, la tasa de desempleo fue de 3,7 %, una de las más bajas en 50 años.

Yellen reconoció que se “necesita aliviar la presión del mercado laboral”, sin que esto implique “que la tasa de desempleo (forzosamente) aumente tanto. Todavía podemos tener un mercado laboral bueno y sólido. Sin tanta presión sobre los salarios”.

*Con información de AFP.