Fotos de la semana 17 junio
Así trabajan los operadores de la Bolsa de Valores de Nueva York, en Estados Unidos. Foto AP/Seth Wenig - Foto: AP

inversionistas

Wall Street terminó la semana en verde gracias al aumento del desempleo en EE. UU.

Poco a poco la economía de este país empieza a dar señales de enfriamiento.

La Bolsa de Nueva York cerró al alza la semana luego de una jornada volátil, catalizada por los datos del empleo en Estados Unidos que mostraron una economía sólida, pero que comienza a reaccionar a los ajustes de tasas de interés de la Reserva Federal, tal y como se esperaba en medio de la lucha de la Fed contra la inflación.

Al término de las operaciones para este viernes 4 de noviembre– el índice Dow Jones ganó 1,26 %, el tecnológico Nasdaq 1,28 % y el S&P 500 1,36 %. De esta forma la plaza neoyorquina dejó atrás varias jornadas seguidas de saldo en rojo, aunque aún no recupera del todo el buen ritmo que marcó en octubre.

La noticia más importante en el mundo económico este día corrió por cuenta de la creación de puestos de trabajo en Estados Unidos que se mantuvo en octubre casi igual que en septiembre, pero la tasa de desempleo volvió a subir levemente, en momentos en que la lucha contra la inflación busca enfriar el mercado laboral.

La economía creó 261.000 puestos de trabajo el mes pasado, mientras que la tasa de desempleo aumentó dos décimas, a 3,7 %, dijo el Departamento de Trabajo. En ambos casos, los datos superaron las expectativas de los analistas, que pronosticaban un desempleo de 3,6 % y 220.000 nuevos empleos en octubre, según el consenso publicado por Briefing.com.

En un comunicado, el presidente Joe Biden valoró positivamente el dato de empleos creados, señal de que “la reactivación” del mercado laboral es “sólida”, con un desempleo “históricamente bajo”. Biden reiteró que la inflación es el “principal desafío económico” de su gobierno.

Entre tanto, las bolsas europeas terminaron en fuerte alza el viernes, eufóricas por las especulaciones sobre una posible relajación de la política “cero covid” de China, cuyas medidas restrictivas pesan sobre la segunda economía mundial.

Haciendo un paneo a los mercados del viejo continente se puede constatar que la Bolsa de Madrid subió +1,05 %, París, +2,77 %, Fráncfort, +2,51 %, Londres, +2,03 % y Milán, +2,54 %.

En esta parte del mundo, el Banco Central Europeo (BCE) adoptará rápidamente nuevas medidas en caso de que persista la elevada inflación y se deterioren las expectativas a medio plazo, según advirtió su presidenta, Christine Lagarde.

Entre julio y octubre, la institución guardiana del euro aumentó sus tasas un 2 %, algo nunca visto en su historia. Demostró así su determinación de reducir la inflación, que supera 10 % en la zona del euro, impulsada por los precios de la energía.

Necesitamos tomar medidas adicionales hasta que estemos más convencidos de que la inflación volverá al objetivo a tiempo”, añadió Lagarde en un discurso en Tallín, Estonia.

La presidenta del BCE sugiere que las tasas podrían seguir aumentando más allá del nivel denominado “neutro”, que no penaliza ni favorece la actividad y que será alcanzando en los próximos meses. El BCE quiere combatir a toda costa la inflación atizada por los efectos de la invasión armada de Rusia en Ucrania e impedir que la inflación arraigue en la economía.

Por último, revisando los balances de cierre del mercado petrolero, el barril de Brent del mar del Norte terminó el viernes en fuerte alza y cerca de la cota simbólica de los 100 dólares, en un mercado entusiasmado por la perspectiva de una flexibilización de las políticas anticovid en China.

El Brent, variedad de referencia en Europa, ganó 4,11 % en el contrato a enero, que cerró en 98,57 dólares. Durante la sesión en Londres, llegó hasta los 98,72 dólares, un máximo en cuatro semanas. En tanto, el barril de West Texas Intermediate (WTI) para entrega en diciembre, ganó 5,03% a 92,61 dólares.

Para Bart Melek, de TD Securities, la disparada de los precios el viernes se debe a que el mercado anticipa una moderación de las restricciones sanitarias en China. “Eso implicaría una demanda más fuerte de China”, sostuvo Melek, que consideró no obstante excesiva la reacción del mercado.

*Con información de la AFP.