brecha de género

Las mujeres tienen solo tres cuartas partes de los derechos reconocidos a los hombres

Un estudio del Banco Mundial sostiene que hay normativas que limitan el actuar de las mujeres en temas de salud, seguridad y protección económica.


El Banco Mundial publicó un documento en el cual asegura que las mujeres de todo el mundo se enfrentan a leyes y regulaciones que limitan sus oportunidades económicas, especialmente frente a los nuevos desafíos causados por la pandemia de la covid-19 en materia de salud, seguridad y protección económica.

“Las reformas adoptadas para eliminar los obstáculos a la inclusión económica de las mujeres han sido lentas en muchas regiones y al mismo tiempo desiguales entre estas mismas”, dijo el Banco Mundial.

Uno de los principales hallazgos del estudio es que, en promedio, las mujeres tienen sólo tres cuartas partes de los derechos reconocidos a los hombres.

Mujeres Banco Mundial
Mujeres Banco Mundial - Foto: Banco Mundial

La entidad multilateral añadió que las mujeres han sido de las más afectadas por la pandemia del coronavirus, razón por la cual se requieren políticas públicas con enfoques de género para ayudarles a sortear estas dificultades.

“Las mujeres deben ser plenamente incluidas en las economías para lograr mejores resultados en materia de desarrollo. A pesar de los avances en muchos países, hemos constatado retrocesos preocupantes en algunos de los mismos, como límites a la libertad de movimiento de las mujeres sin el permiso de un tutor masculino”, dijo el presidente del Grupo Banco Mundial, David Malpass.

Problemas generados por la pandemia

Según el Banco Mundial, el coronavirus hizo que se dificultara el acceso a la escolarización y el mantenimiento de empleos por parte de las mujeres en gran parte del mundo.

“La pandemia ha acentuado las diferencias existentes que ponen en desventaja a las niñas y las mujeres, en particular bajo la forma de obstáculos para la escolarización y el mantenimiento de empleos. Al mismo tiempo, las mujeres se enfrentan al aumento de la violencia doméstica, y a dificultades en temas de salud y seguridad”, dijo Malpass.

Uno de los aspectos en los que las mujeres más se han visto afectadas por la pandemia es el mercado laboral. El coronavirus hizo que la brecha de género en los mercados laborales del mundo se ampliara, e incluso Colombia es de las naciones con peores resultados en este aspecto.

De acuerdo con cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), Colombia y España fueron los países en los que más se amplió la brecha de género en el mercado laboral durante el año pasado.

Y es que el desempleo de las mujeres colombianas en 2020 fue del 20,4 %, mientras que el de los hombres se ubicó en 12,9 % (7,5 puntos porcentuales de diferencia), según la Ocde. Ningún otro país de la entidad multilateral tiene una brecha en el desempleo tan amplia como la colombiana.

España es el país que más se le acercó a Colombia en la brecha de género laboral al registrar un desempleo en las mujeres del 17,4 %, mientras que el de los hombres se ubicó en 13,9 % (3,5 puntos porcentuales de diferencia).

De hecho, la brecha de género en el mercado laboral promedio de la Ocde es de 0,5 puntos porcentuales, pues el desempleo en hombres durante 2020 fue del 6,9 % y el de las mujeres fue del 7,4 %.

Para el Banco Mundial, Colombia aún debe trabajar en materia de salarios y pensiones para las mujeres, sectores en los que aún hay marcadas brechas de género.

Otros problemas para las mujeres

Otra problemática que el documento del Banco Mundial logró identificar es que, con la llegada de la pandemia, la violencia contra las mujeres ha incrementado.

“Una investigación preliminar muestra que, desde principios de 2020, los gobiernos adoptaron alrededor de 120 medidas nuevas como líneas de atención telefónica directa, asistencia psicológica y refugios para proteger a las mujeres de la violencia doméstica”, dijo la entidad.

Añadió que algunos gobiernos también establecieron medidas para brindar acceso a la justicia de varias maneras, por ejemplo, declarando urgentes los casos de familia durante el confinamiento y autorizando los procedimientos judiciales remotos para dichos asuntos.

Sin embargo, el Banco Mundial advierte que los gobiernos aún cuentan con un amplio margen para implementar medidas y políticas destinadas a abordar las causas fundamentales de la violencia en el hogar.

“Si bien es alentador que muchos países hayan tomado medidas proactivas para ayudar a las mujeres a atravesar la pandemia, está claro que queda mucho por hacer, especialmente en materia de licencia parental e igualdad salarial”, dijo la directora gerente de Políticas de Desarrollo y Alianzas del Banco Mundial Mari Pangestu.

Para la entidad, los gobiernos deben implementar reformas jurídicas y regulatorias que ayuden a mejorar las vidas de las mujeres, sus familias y comunidades.