Rey dólar
Según los analistas, esta disparada en los precios está siendo impulsada por la expectativa del mercado en la Reserva Federal. - Foto: Getty Images/iStockphoto

dólar

Precio del dólar en Colombia: tres sucesos claves que marcarán su precio esta semana

Esta divisa se encuentra en sus niveles más altos de la historia.

El dólar sigue sin dar tregua en Colombia, cada vez asfixia más el bolsillo de las personas y tiene a todos en ascuas con la posibilidad de que alcance los 5.000 pesos esta semana, un valor nunca visto en la historia del país, gracias, entre otras cosas, al temor por una posible recesión en los Estados Unidos y la falta de claridad sobre el rumbo económico que tendrá el gobierno del presidente Gustavo Petro durante los próximos meses. Todo esto sumado a un dato de inflación que se resiste a bajar.

Este lunes -24 de octubre- la moneda oficial de los Estados Unidos llegó a los 4.999 pesos, quedando a tan solo 1 de alcanzar la barrera de los 5.000. Con estos resultados, si bien no alcanzó ese punto que todos esperan, sí rompió una vez más sus máximos históricos, completando de esta forma seis días seguidos de valores nunca antes vistos en el mercado de divisas nacional.

Ante todo esto, muchos ya se preguntan cuándo empezará a bajar y si llegará a los niveles vistos antes de mediados, cuando se encontraba entre los 3.800 y los 3.900 pesos. No obstante, las cosas parecen no ser tan fáciles, ya que el mercado se sigue estresando, y conforme pasa el tiempo aumenta el pánico en lugar de retornar a la calma esperada, mientras la atención se centra en los Estados Unidos.

¿Tres momentos claves para tener en cuenta esta semana?

De acuerdo con los expertos, las mayores presiones para el dólar vienen en este momento por parte de factores como la inflación, las tasas de interés, la perspectiva económica de los países y las empresas y el precio internacional del petróleo. Todos estos elementos inciden en que el valor de esta divisa suba o baje, ya sea por la demanda de activos refugio o el flujo de esta divisa en los diferentes países.

Así las cosas, el primer tiempo clave se dará a lo largo de esta semana con el valor del barril de petróleo en todo el mundo, teniendo en cuenta que Estados Unidos liberará gran parte de sus reservas estratégicas con el fin de hacer frente al recorte anunciado por la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados (Opep+) para el mes de noviembre.

La semana pasada los precios del petróleo terminaron al alza, ayudados por la perspectiva de una moderación de la Reserva Federal en los incrementos de sus tasas de interés de referencia, y la cercanía del embargo europeo sobre el petróleo ruso. El precio del barril de Brent del mar del Norte para entrega en diciembre ganó 1,21 % a 93,50 dólares en Londres. En tanto el barril de West Texas Intermediate (WTI) para igual entrega ganó 0,63 % a 85,05 dólares.

Cabe recordar que en países como Colombia, un precio alto del petróleo ayuda a que ingresen más divisas al mercado y por consiguiente baje el dólar, ya que hay una mayor oferta de esta divisa. Por el contrario, cuando el crudo baja, el billete verde se dispara, tal y como ha sucedido en otros momentos.

La segunda fecha importante para definir lo que pasará con el dólar se dará el próximo viernes -28 de octubre- cuando el Banco de la República defina las tasas de interés que regirán para el mes de noviembre. Algunos analistas esperan un aumento de entre 100 y 150 puntos básicos, que dejarían este ítem en un rango que oscilaría entre el 11 % y 11,5 %, cifras que no se ven en el país desde la crisis financiera de los años 90.

En un año, desde septiembre del 2021, el Banco de la República ha aplicado una persistente política de incremento en las tasas de interés de referencia y lo volvió a hacer este 29 de septiembre, cuando subió 100 puntos básicos a la cifra que se tenía: 9 %, con lo cual, ahora se encuentra en 10 % y podrían seguir subiendo.

La inflación, que es el motivo por el cual el Emisor aplica la política monetaria de subir las tasas de interés (para que se encarezcan los créditos y la gente le ponga freno al consuma), podría aguar la fiesta de diciembre, o al menos hacer pensar dos veces lo que se va a comprar para las celebraciones, pues si ya los precios de los productos están por las nubes, la escalada sigue.

Por último y tal vez más importante momento se dará durante los próximos 1 y 2 de noviembre, cuando la Reserva Federal o Fed (banco central de Estados Unidos) se reúna para definir lo que pasará también con las tasas de interés en los Estados Unidos, ya que el costo de vida se niega a ceder hasta los niveles esperados, pese a los apretones económicos que se han dado recientemente.

Según The Wall Street Journal, el Comité de Política Monetaria de la Fed debatirá una posible moderación de su ciclo de ajuste monetario, luego de una nueva alza de 0,75 puntos porcentuales de su tasa directriz. Los inversores revisaron sus pronósticos y ahora son mayoría en pensar que la tasa de referencia no irá más allá de 5 % en 2023, una cuestión que se volvió central en el mercado esta semana.

La perspectiva de una Fed con la mano menos pesada tranquilizó a los mercados, que se volcaron a las acciones y liberaron presión sobre las tasas de los bonos estadounidenses y el dólar. Eso hizo subir al petróleo, que se abarató para inversores en otras divisas al debilitarse el billete verde.

*Con información de AFP.