management

Cinco consejos de Lokl para invertir con poco dinero en bienes raíces durante 2022

Uno de los principales obstáculos es el alto precio en la cuota inicial para comprar vivienda.


Un estudio realizado por Eset, compañía especializada en detección proactiva de amenazas, reveló que casi dos tercios de los consumidores de todo el mundo, es decir, el 62 %, utiliza alguna aplicación o plataforma financiera, que pueden ir desde las desarrolladas por entidades bancarias hasta fintechs o herramientas de trading.

Una de las opciones de inversión son los bienes raíces, pero estos representan una dificultad por los costos en cuotas iniciales, por lo que Camilo Olarte, CEO de Lokl, la plataforma de inversión colaborativa de proyectos inmobiliarios innovadores, destacó otras barreras que impiden que esta población adquiera un inmueble, como es el acceso a créditos hipotecarios, tasas de interés muy altas o el reunir el capital suficiente para pagar la cuota inicial.

“Incluso, se cree comúnmente que comprar un apartamento hipotecado es buena inversión, pero debido a los altos intereses, entre el 10 y 12 % sus rentabilidades se vuelven muy bajas en este sector. Mientras que proyectos en renta como hoteles, coliving, coworking, entre otras, las rentabilidades pueden ser superiores a 15 % anual”, asegura Olarte.

En ese sentido, estos son los cinco consejos que entregó la firma para invertir con poco dinero en bienes raíces durante 2022.

Trazar los objetivos y planificar los recursos: antes de lanzarse con la primera inversión, el interesado debería pensar en sus objetivos y metas a corto, mediano y largo plazo. Saber qué quiere en su futuro: un viaje al exterior, jubilarse antes de los 50, emprender en un nuevo proyecto, apoyar a la familia, entre otros. Lo fundamental es tener ese propósito claro y así le será mucho más fácil planificar sus recursos.

Igual, se debe ser realista y analizar de dónde saldrá el dinero para la primera inversión, qué acciones debe llegar a hacer para conseguir ese dinero extra, cuánto debe ahorrar y en cuánto desea ver la rentabilidad.

Formarse: la educación y la lectura son fundamentales para llevar a cabo una buena inversión. Además, internet ofrece un sinfín de información gratuita, la cual pueden aprovechar para entender cómo diversificar la inversión, aprovechar el interés compuesto y entender cómo la caída de los mercados en las bolsas de valores puede afectar las inversiones.

Pero las redes sociales también tienen un papel fundamental y, a través de los influencers, personas que viralizan información financiera de todo tipo, podemos conocer formas de crear estrategias de inversión o gestionar las finanzas personales, pasando por análisis sobre la última criptomoneda o acción en auge, productos como los fondos mutuos, plataformas digitales en las que dar los primeros pasos como inversor o cómo crear un negocio de comercio electrónico.

El multimillonario y filántropo Warren Buffett, quien ha logrado amasar un patrimonio neto de más de 100 mil millones de dólares, asegura que pasa hasta seis horas, todos los días, leyendo libros. De hecho, recomienda “leer 500 páginas por día” porque asegura que es así como funciona el conocimiento: “Se acumula de igual manera que el interés compuesto”.

Mantener buenos hábitos financieros: luego de tener claros los objetivos y estudiar constantemente, la siguiente recomendación para el interesado es mantener buenos hábitos financieros, ya que ellos permitirán pagar sus deudas, ahorrar e incluso tener un fondo de emergencia en caso de que lo requiera.

Analizar en dónde se va a realizar la inversión: por supuesto, internet tiene toda una serie de plataformas en las que se pueda invertir, pero es importante hacer un análisis e investigar sobre estos espacios.

En ese aspecto hay tres cosas que resaltar: la primera es que “no coma cuento” de rentabilidades altas y de plata fácil en períodos cortos de tiempo. Si algo ofrece duplicar su dinero en solo meses, trate de entender qué negocio puede producir ese tipo de rentabilidades y si es una oportunidad real; lo segundo es que revise los aspectos legales de cada inversión (cuál va a ser su figura legal, cómo manejan su capital, en qué o qué pasa si necesito mi dinero). Por último, estudie cada detalle, desde quiénes son los CEO de la startup, qué inmuebles o proyectos ofrecen para invertir, en dónde quedan ubicados y cómo generarán rentabilidades.

Apostar por la diversificación: luego de haber realizado una buena primera inversión, es hora de que se diversifique el portafolio. Una buena opción es revisar el mercado, analizarlo nuevamente y viendo diferentes clases de activos e instrumentos financieros.

Invierta en varios sectores y diferentes productos que manejen riesgos diferentes. Normalmente, yo manejo 50 % inmobiliario, 30 % bolsa o cripto y 20 % renta fija o fondos de indexación”, explicó Olarte.