empresas

¿Cuáles son las tendencias que marcarán las compras de las empresas este año?

Un informe hecho por Confecámaras dice que en el cuarto trimestre de 2020 en Colombia se crearon 22,9 % más empresas.


Los sectores de la economía que se vieron en gran medida afectados por la pandemia del nuevo coronavirus esperan que 2021 sea el año de la recuperación y la reactivación económica total. Estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) indican que Colombia reportaría un crecimiento del 4,6 % durante este año, una cifra que la ubicaría por encima de países como Argentina (4,5 %), México (4,3 %) y Brasil (3,6 %).

Al respecto, un informe hecho por la Confederación Colombiana de Cámaras de Comercio (Confecámaras) evidenció que durante el cuarto trimestre de 2020, la creación de empresas en el país aumentó en un 22,9 % frente al mismo periodo de 2019.

No obstante, esto también representa una serie de retos para el sector empresarial en materia de operaciones, puesto que la pandemia y su impulso hacia la virtualidad generó modificaciones en el método de compra de las materias primas, los abastecimientos y el control a los procesos internos.

Según dijo Oskar Sarquis, CEO de Suplos, compañía latinoamericana creadora de un software en la nube para la gestión de abastecimiento y de las cuentas por pagar, se conoce que las empresas saben cómo operan sus compras, pero no son muchas las que han impulsado sus procesos en tecnología para lograr eficiencias o cambios que las lleven a obtener una ventaja competitiva tanto en su operación, como en sus finanzas. De esta manera, Sarquis aseguró que la tecnología debe ser el pilar para las áreas de abastecimiento, aprovechando la conexión que le puede dar a toda la cadena de suministro, y estar a la vanguardia de las nuevas demandas que reclaman las organizaciones.

Por tal motivo, se espera que las tendencias que requieren las compañías actualmente y que tienen un amplio potencial de crecimiento en 2021 en Latinoamérica son:

Blockchain paulatino

Sarquis afirmó que el blockchain continúa evidenciando un tímido uso dentro de la cadena de abastecimiento, pero se prevé que quienes reciben los insumos observen con más detalle los beneficios como los costos de implementación y de desarrollo de esta tecnología para poder hacer proyectos viables.

Los casos más probables de implementación temprana son aquellos en los que hay un requerimiento regulatorio de seguimiento, altos niveles de fraude o suplantación (como la firma electrónica de contratos) y/o casos de uso que busquen integridad operativa.

Por lo que es más probable que quienes requieren un reglamento de seguimiento, altos niveles de fraude o suplantación de identidad, como la firma electrónica de contratos, o casos de uso que requieren integridad operativa, lo implementen primero.

Compras automáticas y bots

El experto destaca que de esta manera puede registrarse una mejora notoria en la experiencia de compra en los usuarios de abastecimiento. Pero usar estas herramientas en las empresas aún tomará algún tiempo.

“Esta tecnología será implementada inicialmente para las compras recurrentes de menor cuantía, soportados en machine learning y asistentes virtuales con búsqueda o enfocados a servicio al cliente interno, usando lenguajes de procesamiento naturales”, aseguró.

Ecosistemas con data integrada

Estos implementos permitirán hacer un seguimiento en tiempo real y monitoreo de resultados, y por medio de distintos activos hacer una frecuente retroalimentación. De esta manera, las industrias intensivas en capital vincularán los datos internos con sus proveedores, facilitando la no intervención de abastecimiento dentro del proceso.

Más dependencia de data externa para análisis de proveedores: para validar los proveedores, las organizaciones buscarán complementar la información de ellos con data externa que permita tener una visión completa de cada uno, mejorando así la predicción del riesgo asociado a cada proveedor antes del inicio de una relación contractual y concatenando con una evaluación de desempeño posterior.

Áreas funcionales más ágiles trabajando en asociación con las unidades de negocio

Para este año, la gestión de la cadena de suministro será fundamental, por lo que una parte de la carga operativa pasará en centros virtuales con personas repartidas en diferentes locaciones y repartidas dentro de diferentes unidades de negocio.

Así, los compradores por categorías podrán hacer una transición hacia el procurement transaccional por unidad del negocio, haciendo que los especialistas de alguna categoría ocurran más por demanda que por defecto.