nota economia

Bono de pobre

El gobierno de México estrenó una figura financiera muy polémica.


El gobierno de México estrenó una figura financiera muy polémica. La semana pasada contrajo nueva deuda externa por 1.000 millones de dólares, mediante unos bonos que tienen 'cláusulas de acción colectiva' (CAC). Estas establecen que, si el país se ve colgado en los pagos, puede reestructurar la deuda con el consentimiento del 75 por ciento de los acreedores, y no del ciento por ciento como en la actualidad. Los inversionistas critican el mecanismo puesto que el país, al mismo tiempo que contrae deuda, envía la señal de que de pronto no va a pagar. Pero la idea de las cláusulas surgió de las dificultades que hubo para reestructurar la deuda de Ecuador y Argentina, ante la imposibilidad de lograr la unanimidad de los acreedores. México fue el primer país que se atrevió a emitir bonos con CAC, y tuvo éxito.