Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/31/1994 12:00:00 AM

CIA, ¿adiós?

CIA, ¿adiós? CIA, ¿adiós?
CORREN MALOS tiempos para el organismo de espionaje más poderoso del mundo, la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA). El Congreso de esa nación acaba de crear una comisión para revisar integralmente el sistema de inteligencia del país, lo que podría llevar incluso a la desaparición de la archifamosa 'compañía' .

La cosa comenzó desde que terminó la Guerra Fría, porque para muchos la desaparición de la amenaza soviética debería motivar a Estados Unidos para revisar sus mecanismos, no sólo para adaptar sus servicios de inteligencia a un mundo mucho más complejo, sino para racionalizar el gasto. Al fin y al cabo, la CIA cuesta 3.000 millones de dólares al año, contra, por ejemplo, 2.000 del Departamento de Estado (Ministerio de Relaciones Exteriores).

Hoy es evidente que la CIA no ha sido precisamente un organismo exitoso, como atestiguan la fracasada invasión de Playa Girón en Cuba, el ascenso del ayatollah Khomeini en Irán, o los múltiples errores en Vietnam. Pero el golpe de gracia corrió por cuenta del supertraidor Aldrich Ames, (esposo de la colombiana Rosario Casas) cuya captura produjo un efecto demoledor en la moral de la Agencia.-

EDICIÓN 1937

PORTADA

La tragedia de Helena

Hay conmoción en la alta sociedad por la muerte de Helena Laserna, una joven en situación de discapacidad descendiente de una importante dinastía del país. Su madre y su padrastro están en la cárcel como presuntos responsables de esta tragedia. Una tercera captura se sumó a esta historia macabra de poder, dinero y locura.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1937

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.