Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/14/1991 12:00:00 AM

COHETES DE ALQUILER

COHETES DE ALQUILER COHETES DE ALQUILER
LA ESTACION ESPAcial MIR está disponible. Lo mismo sucede con los demás servicios de la agencia soviética Glavkosmos, que maneja el programa espacial más grande del mundo. La razón es obvia: si la URSS no está en condiciones de sostener a su población, mucho menos puede darse el lujo de mantener ese esfuerzo científico sin sacarle dinero. Glavkosmos intenta con su nuevo programa de ventas de materiales y servicios, evitar que el presidente ruso Boris Yeltsin tenga argumentos para desmantelar sus operaciones. Durante la década de los 80, Glavkosmos envió un promedio de 100 vuelos espaciales al año, lo que le da una experiencia ampliamente superior a cualquiera de sus competidores, la NASA norteamericana y la Aeroespaciale europea. Los soviéticos ofrecen, entre otros, los servicios del cohete Energia, el más potente del mundo, el transbordador Buran, y la MIR, de probada eficacia. No se descarta la posibilidad de que los norteamericanos aprovechen la oferta porque su propio proyecto de estación espacial con un costo estimado de 30 mil millones de dólares, recibe fuertes críticas. Por eso, no sería raro que en el futuro los gringos envíen sus satélites a lomos de un cohete ruso, uno de los pocos productos de ese origen susceptibles de ser vendidos en Occidente.

EDICIÓN 1894

PORTADA

Los secretos de la red de espionaje

SEMANA revela detalles y conversaciones desconocidas de la organización de chuzadas ilegales más grande descubierta en el país. Las víctimas eran empresas, funcionarios públicos, miembros de las Fuerzas Militares y particulares.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1894

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.