Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/15/1995 12:00:00 AM

CONFUCIONISMO COMUNISTA

CONFUCIONISMO COMUNISTA CONFUCIONISMO COMUNISTA
MIENTRAS DESECHA a pasos acelerados el socialismo y se zambulle de lleno en la economía de libre mercado, China ha descubierto que estaba huérfana de ideologías y decidió colmar ese vacío: ahora, por primera vez en 50 años, el gobierno trata de rehabilitar al confucionismo. Más de 300 eruditos de 18 países se reunieron en Beijin la semana pasada para asistir al seminario de conmemoración del 2.545 aniversario del nacimiento de Confucio y evaluar cómo pueden servir a la China moderna sus enseñanzas de paz, orden, obediencia y humanidad. El problema es que aunque los valores familiares y nacionales de China estuvieron regidos durante 2.000 años por las enseñanzas de este monje, la revolución cultural de Mao Tse Tung las estigmatizó al punto de considerarlas enseñanzas feudales. El Estado chino quiere resarcir este error político y rescatar al confucionismo por una sencilla razón. Según se considera, esta vieja doctrina resalta la lealtad a los gobernantes, la responsabilidad social y la autodisciplina. El Partido Comunista cree que puede valerse de algunos de esos principios para conseguir apoyo popular y unidad nacional en un período político de creciente avaricia, crímenes y corrupción.

EDICIÓN 1888

PORTADA

Petro vs. López Obrador, ¿cuál es la diferencia?

El recién elegido presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha tenido una carrera muy parecida a la de Gustavo Petro. ¿Por qué uno pudo llegar al poder y el otro no?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1890

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.