Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/13/1995 12:00:00 AM

El triste destino de los gurkas

El triste destino de los gurkas El triste destino de los gurkas
LOS GURKAS, LOS soldados nepaleses que desde 1820 defendieron al Imperio Británico, están pasando a la historia. Sus anécdotas de valor los convirtieron en leyenda, cuando se les describía al entrar en batalla con su machete 'ghurki' ensangrentado, gritando "Ayo ghorkali" ("¡Aquí vienen los gurkas!"). Intervinieron en las dos guerras mundiales y, tras la independencia de la India en 1947, un acuerdo tripartita permitió a Gran Bretaña e India seguir reclutándolos. Aunque en la guerra de las Malvinas no intervinieron por estar muy mareados por el traslado marítimo, esa fue su última gloria,si bien sólo propagandística. Gran Bretaña ya cesó el reclutamiento y los Reales Fusileros Gurkas serán pronto sólo 2.500. Hoy quedan 150.000 en el ejército indio y unos cuantos en la guardia de Brunei y en la policía de Singapur, mientras Nepal afronta con ese desempleo la pérdida de su tercer fuente de ingreso. Lo peor es que muchos descendientes de los orgullosos gurkas ahora guardan casinos en Macao o son guardaespaldas y conductores.

EDICIÓN 1937

PORTADA

La tragedia de Helena

Hay conmoción en la alta sociedad por la muerte de Helena Laserna, una joven en situación de discapacidad descendiente de una importante dinastía del país. Su madre y su padrastro están en la cárcel como presuntos responsables de esta tragedia. Una tercera captura se sumó a esta historia macabra de poder, dinero y locura.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1937

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.