Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/16/1992 12:00:00 AM

MANOS CRIMINALES

MANOS CRIMINALES MANOS CRIMINALES
DOS NOTICTAS TRAJEron a cuento a los nazis la semana pasada. El Departamento de Estado norteamericano expidió un informe pendiente desde 1985, en el que reconoce que el médico Josef Mengele, famoso por sus experimentos realizados en prisioneros judíos,estuvo recluido en campos de concentración norteamericanos, pero fue dejado en libertad por un descuido burocrático. EI reporte confirma que el cadáver de un hombre ahogado en 1979 y, exhumado en Brasil en 1985, era efectivamente el de Mengele. El reconocimiento de que el "Monstruo de Auschwitz" pasó el resto de su vida tranquilamente en un exilio dorado produjo una sensación de desagrado entre los judís y se combinó con la acusación hecha la semana pasada por el famoso cazador de nazis Simón Wiesenthal, según la cual el médico y dentista esloveno Egon Sabukoschek, quien vive en Austria como un respetable y rico profesional de 74 años, fue responsable de por lo menos 300 muertos. El hombre negó los cargos, pero se estima que el hecho revitalizará la cacería contra lo que se estima es aún un número considerable de nazis fugitivos.

EDICIÓN 1894

PORTADA

Los secretos de la red de espionaje

SEMANA revela detalles y conversaciones desconocidas de la organización de chuzadas ilegales más grande descubierta en el país. Las víctimas eran empresas, funcionarios públicos, miembros de las Fuerzas Militares y particulares.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1894

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.