Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/11/1995 12:00:00 AM

NO MERECE SER PRESIDENTE

NO MERECE SER PRESIDENTE NO MERECE SER PRESIDENTE
SI EL PRESIDENTE DE LA Cámara de Representantes de Estados Unidos, el republicano ultraconservador Newt Gingrich, aspirara a la primera magistratura del país del norte, encontraría en su esposa a su más ferviente opositora. Esa es la conclusión lógica luego de leer el artículo publicado la semana pasada por la revista Vanity Fair, donde la señora Marianne Gingrich descalifica a su marido en forma muy directa: "No quiero que sea presidente y no creo que debería serlo". La publicación pone de relieve la doble moral de Gingrich, quien pretende enarbolar la bandera de los valores y las tradiciones familiares, pero es un hombre divorciado que tiene en la cuerda floja su segundo matrimonio, luego de que el primero terminó por sus numerosas aventuras galantes. Aunque Gingrich no ha anunciado su intención de lanzarse a la presidencia, tampoco la ha descartado. En todo caso, Marianne está dispuesta a todo si algún día su marido decide anunciar sus intenciones: "Muy fácil, salgo al día siguiente y descarrilo todo".

VIDEOS MÁS VISTOS

  • "Nos hicieron un gran daño", organizador del concierto de Marduk

    "Nos hicieron un gran daño", organizador del concierto de Marduk

    close
  • ¿Cuánta agua subterránea hay en el mundo?

    ¿Cuánta agua subterránea hay en el mundo?

    close
  • Las penas de amor y del trabajo sí afectan su corazón

    Las penas de amor y del trabajo sí afectan su corazón

    close
  • Danta, sin rumbo por la tala

    Danta, sin rumbo por la tala

    close
  • 'Fuerza Latina': Reclusos se hacen libres con música y teatro

    'Fuerza Latina': Reclusos se hacen libres con música y teatro

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1902

PORTADA

Memorias de medio siglo

Enrique Santos Calderón cuenta las últimas cinco décadas en Colombia a través de su papel en el movimiento estudiantil de los sesenta, su militancia en la izquierda en los setenta, su pluma en ‘Contraescape’, su oficialismo como director de ‘El Tiempo’ y su relación con el hermano-presidente.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1902

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.