Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/16/1991 12:00:00 AM

OTRA VEZ LOS BOERS

OTRA VEZ LOS BOERS OTRA VEZ LOS BOERS
LAS ESPERANZAS DE éxito para el proceso político que se lleva a cabo en Sudáfrica se pierden con cada día que pasa. Al escándalo suscitado por la financiación oficial del grupo conservador zulú Inkhala, que viene desarrollando una campaña de exterminio contra el Congreso Nacional Africano de Nelson Mandela, se sumaron la semana pasada los incidentes de Ventersdorp, bastión del neonazi Movimiento de Resistencia Afrikaaner. Los incidentes se presentaron cuando el presidente F.W. De Klerk, quien piensa que la supervivencia blanca depende del paso pacífico del poder a los negros, intentaba realizar un mitin de su Partido Nacional. Después de los hechos Eugene Terreblanche, dirigente del MRA, declaró que la guerra civil es inevitable y que su movimiento está dispuesto a tomar las armas. Se dice que el MRA tiene a su disposición 10 mil hombres fuertemente armados. Por antecedentes no hay problema, pues se trata de los descendientes de los boers, colonos holandeses que libraron una sangrienta guerra contra el Imperio Británico a finales del siglo pasado.

EDICIÓN 1929

PORTADA

EE.UU y Colombia: con amigos así...

La injerencia del Tío Sam está comenzando a preocupar a algunos y a incomodar a otros. Desde hace mucho tiempo no había tantas decisiones tan estructurales bajo la lupa de Estados Unidos.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1929

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.