Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/26/1993 12:00:00 AM

PICAS YUGOSLAVO

PICAS YUGOSLAVO PICAS YUGOSLAVO
UN PERSONAJE CApaz de organizar un match ajedrecístico tan deli rante como el que celebraron -en plena guerra civil yugoslava- el norteamericano Bobby Fischer y el ucraniano Boris Spassky, o es un genio de los negocios o es un estafador de primera línea.
Resultó lo segundo Jezdimir Vasiljevic huyó la semana pasada a Atenas, Grecia, "quebrado" después de captar ahorros por 75 mi llones de dólares mediante la oferta de intereses superiores al 15 por ciento mensual. La alta renta de los depósitos permitía a más de 10 mil ahorradores de lo que queda de Yugoslavia superar los rigores del bloqueo económico impuesto por la ONU para castigar la agresión serbia contra Bosnia.
Vasiljevic, quien se benefició de buenos contactos en el alto gobierno, es visto como el arquetipo de quienes sacan provecho sin ningún escrúpulo de la guerra.
Con los precios cuadruplicándose mes a mes y un tercio de la población laboral sin trabajo, sumados al peso de un esfuerzo de guerra soterrado, la economía yugoslava está en pésima si tuación, por lo que el escándalo viene a ser un duro golpe para el gobierno de Slobodan Milosevic.

EDICIÓN 1937

PORTADA

La tragedia de Helena

Hay conmoción en la alta sociedad por la muerte de Helena Laserna, una joven en situación de discapacidad descendiente de una importante dinastía del país. Su madre y su padrastro están en la cárcel como presuntos responsables de esta tragedia. Una tercera captura se sumó a esta historia macabra de poder, dinero y locura.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1937

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.