Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/6/1995 12:00:00 AM

SEXO INFANTIL POR COMPUTADOR

SEXO INFANTIL POR COMPUTADOR SEXO INFANTIL POR COMPUTADOR
EN LOS AÑOS 70 LA pornografía estaba confinada a revistas y películas de ocho milímetros en la década siguiente, esto es, en los 80, se abrió paso en los videos hogareños y el teléfono.
Pero, a fines de los años 90, el desagradable negocio encontró un nuevo y sorprendente aliado: los computadores. A través de redes como Internet las mafias de la pornografía de Europa, Estados Unidos y Asia están llegando a millones de suscriptores clandestinos interesados en lo que ya se denomina en el mundo entero turismo sexual.
Por unos cuantos dólares se puede tener acceso a sexo infantil en Tailandia y prostitución adulta en cualquier lugar del mundo. El problema es que con este sistema, que resulta casi inexpugnable, las desalmadas mafias del sexo se han hecho más poderosas, no sólo por las jugosas ganancias anuales -más de 10.000 millones de dólares- sino porque ahora, con un panorama más abierto, están reclutando a decenas y cientos de niños asiáticos para ofrecerlos al mejor postor.

EDICIÓN 1937

PORTADA

La tragedia de Helena

Hay conmoción en la alta sociedad por la muerte de Helena Laserna, una joven en situación de discapacidad descendiente de una importante dinastía del país. Su madre y su padrastro están en la cárcel como presuntos responsables de esta tragedia. Una tercera captura se sumó a esta historia macabra de poder, dinero y locura.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1937

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.