Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/4/1993 12:00:00 AM

Tapie, en picada

Tapie, en picada Tapie, en picada
FRANClA VIVE EI derrumbe de un imperio: el del grupo industrial dc Bernard R. Tapie, un hombre comparable en los 80 con Donald Trump. Y es que no era para menos. Tapie, quien fuera un cantante sexy de rock, consolidó un conglomerado empresarial de 2.000 millones de dólares a base de comprar y vender empresas.
Sin embargo, a principios de los 90 se vino a pique de tal modo, que hoy está tratando de vender tres de las compañías que le quedan para pagar sus deudas: Testut (constructora), Teraillon (fabricante de electrodomésticos) y La Vie Claire (productora de alimentos para mantenerse sano). El año pasado las ventas de las tres llegaron a los 112 millones de dólares, pero hoy sólo arrojan pérdidas. Con todo, este hombre, que insiste en conservar la compañía Adidas, tiene más problemas. El Olympique de Marsella, equipo de fútbol de su propiedad, se vio envuelto recientemente en un escándalo judicial por sobornar a un jugador contrario. El presidente de Testut fue encarcelado por malversación de fondos. Y el propio Tapie se vio obligado a vender un Rubens en 17 millones de dólares, y a dar en garantía su mansión y su yate de 75 metros para cumplir a sus acreedores.

EDICIÓN 1894

PORTADA

Los secretos de la red de espionaje

SEMANA revela detalles y conversaciones desconocidas de la organización de chuzadas ilegales más grande descubierta en el país. Las víctimas eran empresas, funcionarios públicos, miembros de las Fuerzas Militares y particulares.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1894

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.