Tendencias

Home

Opinión

Artículo

opinión

GUILLERMO VALENCIA
Raúl Ávila Forero, columnista de Dinero. - Foto: DIANA REY MELO

Cifras de espanto

En Colombia tenemos arraigadas tradiciones para celebrar una de las festividades más esperadas de octubre y en esta celebración de tradición/comercial, Estados Unidos es el país que ha mantenido la corona para hacer del Halloween una de sus festividades más rentables.

Por: Raúl Ávila Forero

Llegó el mes de las brujas, el mes de la paleta Drácula®, el mes de Halloween. Una de las festividades que había perdido su encanto una vez llegó la pandemia, pero que poco a poco ha ido retornando a una senda de recuperación en donde el gasto se ha mostrado más dinámico que nunca.

Una época que saca lo más creativo de las personas y hasta el niño interior en otras. Por supuesto, una época que estimula el gasto de artículos como disfraces, dulces y hasta artículos de decoración. Pero, por ejemplo, en el caso de Colombia, hay uno un poco más emblemático que espera tener un crecimiento en ventas este nuevo año.

Por solo mencionar un exitoso caso de mercadeo, la popular paleta Drácula® para la temporada de octubre regresó. El legado en los hogares colombianos que ha regido desde 1989 es muy esperado para estas épocas, tanto así que la marca Crem Helado® estimaría apuntar hasta cinco paletas por segundo este año y, así, llegar a duplicar ventas este 2022.

De hecho, desde inicios de septiembre empezó a circular la famosa paleta. En esta ocasión, además de traer sus tradicionales muñecos, también incluye una tarjeta con un código QR que permite llevar ahora la experiencia al mundo digital para poder ingresar a una plataforma y crear un monstruo personalizado. Asimismo, ha salido del segmento exclusivo de los helados y también ofrecerá ahora una chocolatina Drácula® para formar parte de la demanda de confitería y dulces que se mueve tan bien en este mes.

Los avances que mostraron las jornadas de vacunación generaron una mayor confianza en el consumidor colombiano el año pasado, por lo que se espera que este año el gasto en esta celebración no tenga desaceleración. Incluso podría esperarse un ligero crecimiento, respecto a 2021, ya que las medidas de bioseguridad dan mayor libertad a lugares que podrían aprovechar esta festividad como los centros comerciales y las discotecas.

Según una encuesta de Fenalco, en 2021 se esperaba que el 67 % de las personas se sumaran a celebrar el día de las brujas, frente al 53 % que se reportó en 2020. Asimismo, frente al lugar elegido para ello, la mayoría de las personas consideraban celebrar en su barrio o conjunto (29 %) o en una reunión casera (25 %), mientras que otros preferían los centros comerciales (19 %), una discoteca o un bar (10 %) y restaurantes (7 %).

Asimismo, el 36 % de los colombianos que centraron esta fiesta en los niños estimó que gastaría entre 50.000 y 100.000 pesos en la compra de disfraces; 20 % invertirá más de 100.000 pesos; 18 % hasta 50.000 pesos; 14 % reciclará viejos disfraces, y 12 % los realizará en casa.

Y aunque el foco de este mes son los niños, también hay otros mercados que crecen en paralelo. Una de las tendencias que ha crecido en los últimos años ha sido, por ejemplo, el mercado de las mascotas. El año pasado, el 40 % de los encuestados planeaba disfrazar también a sus mascotas, por lo que hay bastantes oportunidades a las que sacarles provecho.

El mercado colombiano tiene unas buenas perspectivas sobre lo que podría ser su dinámica en gasto este mes, pero sin lugar a duda la corona la sigue teniendo Estados Unidos. Allí, Halloween se considera la segunda fiesta comercial más grande del país. El gasto total en 2021 fue de casi 10.100 millones de dólares y se espera que este año llegue a 10.600 millones de dólares, por lo que podría decirse que las cifras de gasto para estas festividades ya están en niveles prepandémicos.

Según la National Retail Federation, el gasto solo de disfraces el año pasado llegó a cifras históricas con 3.600 millones de dólares, de los cuales 47 % eran para disfraces de adulto, el 33 % para disfraces del niño y 20 % para mascotas. Algo que de por sí parece sorprendente frente a la recesión que podría enfrentar el país y el golpe inflacionario que no le ha venido nada bien a la industria textil.

En general, también se estima que se eleve el consumo de caramelos y decoraciones en paralelo, pero disminuiría el de tarjetas de felicitación, algo que es muy típico en ese país. Asimismo, en Estados Unidos es muy común que los consumidores adelanten sus compras de Halloween y, este año, casi la mitad de las personas empezaron a comprar desde septiembre, o incluso antes. Una tendencia que se sabe aprovechar, tal como lo hace Meals® de Colombia, de Grupo Nutresa®, con la paleta Drácula®.

Aunque la tradición colombiana, por estas épocas, es decir que ya huele a natilla, buñuelo y que ya se va a acabar el año, vale la pena tomarse un respiro y disfrutar de las festividades que nos trae octubre. Películas de terror -para quienes las disfrutan-, dulces y postres terroríficos, disfraces cómicos o icónicos, y fiestas de disfraces, eventos para compartir con niños y adultos. De por sí, aún hay mucho jugo que sacar en marketing y consumo en lo que resta de este 2022.