opinión

GUILLERMO VALENCIA
Guillermo Valencia, columnista de Dinero - Foto: Dinero

Una ventana a la medicina del futuro

La vacuna que Moderna para la covid-19 y las herramientas detrás de su desarrollo son el comienzo de una era de innovaciones tecnológicas, en las que nuestro ADN será el protagonista.


Por: Guillermo Valencia

“Creo que las mayores innovaciones del siglo XXI estarán en la intersección de la biología y la tecnología. Comienza una nueva era, como la digital…”. La frase que Steve Jobs le dijo en una entrevista a su biógrafo, Walter Isaacson, nos dibuja un panorama de avances tecnológicos del tamaño de una revolución digital, pero con repercusiones en la forma en cómo nuestra sociedad se relaciona con la biología y ADN.

Hoy, dos poderosas tecnologías, la inteligencia artificial y la biotecnología, serán durante este siglo los motores de la medicina y darán forma a tratamientos para enfermedades hoy imposibles de curar.

Esta es una de las conclusiones que arroja el neurocientífico y cofundador de startups de biotecnología, Brian Hilbush, quien en su reciente libro, ‘In Silico Dreams’, sustenta sin quererlo la idea que Steve Jobs planteó para el futuro.

Para entender mejor la transformación de la tecnología, Hilbush da cuenta de la evolución de la medicina, a través de la relación del ser humano con el opio, el cual acompañó al ser humano desde el neolítico, la Edad de Bronce, e incluso hoy. Este ha sido usado como forma de entretenimiento, arma en las Guerras del Opio del siglo XIX, o como supresor del dolor en la cirugía, la morfina.

Esta fue manufacturada por primera vez en 1832, por Rosengarten & Co. Luego, con la guerra secesión de Estados Unidos, miles de soldados emplearon las píldoras de morfina para calmar el dolor producto de las heridas en combate.

El uso de los calmantes del dolor fue el origen de la industria farmacéutica que hoy conocemos, con nombres como Merk y Bayer, cuyos laboratorios comenzaron a brindar soluciones diferentes a la morfina, como la codeína.

Esta primera industria se transformó en un gigante a través de la tecnología y la biotecnología, la cual utiliza bacterias o virus con el fin de mejorar procesos y servicios para el ser humano.

La industria actual ha creado distintas clases de terapias, que hoy son la promesa para la cura de enfermedades como el cáncer y que han tenido éxitos enormes, como la vacuna del Covid, basada en ARN y desarrollada por Moderna.

La formación de empresas biotecnológicas marcó una nueva era de descubrimiento terapéutico basado en la ingeniería genética, ya que abrió la puerta a la creación de herramientas genéticas antes inexistentes.

Columna de opinión Guillermo Valencia.
Columna de opinión Guillermo Valencia. - Foto: Columna de opinión Guillermo Valencia.

Esto, sumado al interés de empresas de tecnología, como Amazon y Microsoft, creó gigantes con una mayor capacidad de disrupción, y que hoy ya están posicionados en la industria farmacéutica, tecnología, logística y de infraestructura de internet.

Columna Guillermo Valencia
Posición de los gigantes tecnológicos en la industria de biotecnología. - Foto: Columna Guillermo Valencia

‘In Silico Dreams’ además brinda una clasificación de startups y los campos en los cuales se encuentran trabajando. Estas, además de ser pioneras, están trabajando en nuevas herramientas que alimenten el arsenal de tecnologías genéticas ya existentes.

Hilbush destaca por ejemplo a Ring Therapeutics, la cual emplea el enfoque novedoso de convertir a los medicamentos en partículas de virus que puedan habitar células normales del viroma comensal, el cual es la colección de virus que habitan en nuestro organismo.

Sin embargo, como en toda disrupción, serán muy pocas las compañías con soluciones innovadoras que logren sobrevivir en el tiempo. El desafío, tanto ahora como en el futuro, será para los emprendedores que decidan llevar al siguiente nivel modelos de negocio, escalen y sobrevivan a los vaivenes del mercado.

Estos emprendedores tienen a su favor un campo con posibilidades infinitas. Para Hilbush, el próximo gran innovador en la medicina será un “emprendedor con una mentalidad computacional y una startup capaz de rivalizar con Tesla. Su meta será diseñar los medicamentos del futuro”.