Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 12/17/2019 2:34:00 PM

Capitalismo consciente

Colombia requiere hoy multiplicar las empresas sostenibles que generan valor para cada uno de sus relacionados, esto requiere divulgar los logros de las que lo están haciendo bien y transmitir confianza.

Capitalismo consciente: columna de Alberto Espinosa El emprendedor empieza por identificar una necesidad insatisfecha de un posible consumidor y basado en sus talentos y competencias. Foto: PABLO ANDRÉS MONSALVE MESA

Semana publicó este año su revista “25 empresas que más aportan a Colombia”, en la que se explica lo que estas empresas y sus líderes han hecho en el pasado y lo que están aportando actualmente. Muy oportuna edición.

Son una pequeña muestra de lo que es el “Capitalismo Consciente”, que genera valor para todos los relacionados: clientes, empleados, proveedores, accionistas y sociedad, del que cada día hay más empresas de distintos tamaños, que después de superar su etapa de supervivencia, profesionalizan su gestión acorde con las necesidades de su entorno.

Es claro que en un país como Colombia el empresario no puede limitarse a generar riqueza para sus accionistas, aunque claramente esto es indispensable para el desarrollo y sostenibilidad de su organización, también tiene que aportar al mejoramiento de su comunidad, su ciudad y el país, en conjunto con los gobiernos locales, regionales o nacionales, como ha pasado en Japón y Corea, donde el trabajo conjunto sector público – sector privado ha demostrado resultados extraordinarios.

Todo comienza con cada persona, la comprensión de qué significa ser humano, cuál es el sentido de nuestra vida, para qué vale la pena vivir, qué huella, qué legado queremos dejar, entender que somos parte de una familia, una comunidad, un país y que somos los constructores de nuestro futuro, que nuestras acciones nos permiten formarnos, aprender y desarrollarnos, aprovechando nuestros talentos. Podemos pensar, planear, soñar lo que queremos hacer con nuestra vida y convertir nuestros sueños en realidades.

Si analizamos la historia y vemos la evolución de civilizaciones, pueblos, ciudades y países vemos que los seres humanos hemos tenido la capacidad de aprender, inventar, crear y desarrollar productos, servicios, organizaciones e instituciones que han permitido mejorar su calidad de vida, la convivencia pacífica y el bienestar colectivo.

En el caso de Colombia vemos que en las distintas regiones ha habido emprendedores que han generado riqueza, empleo, desarrollo y bienestar en actividades tan diversas como la agricultura, la construcción, la industria, el comercio y la tecnología y que gracias a ellos hoy hay empresas como las 25 mencionadas inicialmente, que comenzaron como una idea, se convirtieron en un emprendimiento, una empresa y hoy han llegado a ser lo que son.

El emprendedor empieza por identificar una necesidad insatisfecha de un posible consumidor y basado en sus talentos y competencias, desarrolla un producto o servicio que logre satisfacer a su cliente mejor que cualquier otro competidor. Para sobrevivir tiene que ir desarrollando estrategias y tácticas para superar los obstáculos y dificultades que cada día se le presentan.

Superada la etapa de supervivencia el emprendedor pasa a ser empresario: micro, pequeño, mediano o grande, cambia su mentalidad inicial y toma conciencia de que para garantizar su sostenibilidad tiene que generar valor superior para todos sus relacionados.

Conforma un equipo de colaboradores que comparten con él unas creencias y valores y juntos construyen un sueño, unas reglas de juego y unos procesos que garanticen cumplir con las expectativas de sus clientes y con las metas que acuerdan para la empresa y cada relacionado.

El éxito, la permanencia y la sostenibilidad de cada organización depende de sus líderes: Seres humanos íntegros, competentes, responsables y solidarios hacen lo correcto bien hecho, transforman la organización y logran resultados sobresalientes.

Equipos directivos líderes que se complementan, comparten un propósito superior y son ejemplo para los colaboradores ejercen un liderazgo colectivo que inspira, guía y transforma a sus seguidores. 

 Colombia requiere hoy multiplicar las empresas sostenibles que generan valor para cada uno de sus relacionados, esto requiere divulgar los logros de las que lo están haciendo bien y transmitir confianza, ofreciendo oportunidades de estudio, formación, capacitación y desarrollo para que entre todos logremos empresas, “clusters” y regiones competitivas que generen riqueza desarrollo y bienestar.

*Miembro activo del Consejo Directivo de la Fundación Empresarios por la Educación.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 0

PORTADA

Atrapados en Wuhan

En una dramática situación, 14 colombianos se encuentran a la deriva en el epicentro del coronavirus en China. SEMANA habló con ellos y revela el calvario que están viviendo

03

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1972

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.