Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/25/2012 12:00:00 AM

Miguel Maza Márquez

SEMANA no tuvo miedo de publicar todas las barbaridades que cometía la mafia. El exdirector del DAS asegura que así encontró un decidido respaldo.

Miguel Maza Márquez Miguel Maza Márquez
La aspiración presidencial del exdirector del DAS, Miguel Maza Márquez, en las elecciones de 1994 nació de una entrevista en la que un periodista de SEMANA le preguntó: “¿Y usted no ha pensado en lanzarse a la Presidencia?”. Aunque obtuvo 55.190 votos frente a los 3.733.336 de Ernesto Samper, hoy tiene muy claro que esa no fue la única vez que la revista determinó sus pasos.

Cuando Maza Márquez llegó a la cúpula del DAS en 1985, empezaba una de las décadas más turbulentas del país. Los narcotraficantes del Cartel de Medellín habían asesinado al ministro de Justicia Rodrigo Lara Bonilla, para rechazar la firma del tratado de extradición con los Estados Unidos.

Una vez emprendió la tarea de destapar ollas podridas, agrega Maza Márquez, SEMANA publicó cada revelación pese a las múltiples amenazas que recibían los periodistas. “Y el hecho de que un medio le contara al mundo lo que pasaba, me ayudó en la lucha. A muchos periodistas les daba miedo publicar. SEMANA se convirtió en uno de los pocos medios capaces de denunciar. Y en momentos tan difíciles como los que yo vivía, me sentía respaldado por la revista”.

En 1990 salió en portada como ‘El Kojak colombiano’. El artículo lo señalaba como uno de los funcionarios más populares de la historia, “alguien que– si pudiera salir a la calle– posiblemente se la pasaría firmando autógrafos”. Sabe que esa portada, además de ser un reconocimiento a su carrera, también fue causa de amenazas: en total fue víctima de seis atentados.

EDICIÓN 1888

PORTADA

Petro vs. López Obrador, ¿cuál es la diferencia?

El recién elegido presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha tenido una carrera muy parecida a la de Gustavo Petro. ¿Por qué uno pudo llegar al poder y el otro no?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1890

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.