responsabilidad social empresarial

Educación para el empleo y para una mayor participación

Desde hace 55 años, Fundación Corona ha encontrando soluciones novedosas a las problemáticas sociales en Colombia. Actualmente, la fundación se enfoca en la educación, pues considera que es indispensable para romper las barreras del progreso.


Fundación Corona profundiza en dos líneas estratégicas: educación orientada al empleo y educación para la participación ciudadana. Para ello, trabaja en la construcción de modelos que sean tanto replicables como escalables.

Esta es una fundación de segundo piso, es decir, tiene un mayor foco en la generación de conocimiento y la articulación de alianzas para sumar esfuerzos y construir soluciones duraderas para las problemáticas sociales. Desde la gerencia de educación orientada al empleo, la fundación ha desarrollado un modelo que recorre los diferentes tramos y componentes en la ruta desde la educación hasta el empleo.

Le puede interesar: "Una ciudad que no le apuesta a la educación no tendrá un verdadero progreso”: Maurice Armitage

Respondiendo a las necesidades de Colombia, la institución trabaja por disminuir el desempleo, pero no desde la cifra general del país, pues entiende que algunas poblaciones y territorios enfrentan más barreras que otros. Por ejemplo, aunque algunas entidades estiman que el desempleo en Colombia está alrededor del 9,8%, cuando se analiza este número desde la perspectiva de las poblaciones vulnerables existe un panorama aún más preocupante.

Se estima que el desempleo de mujeres es de 11,8%, el de jóvenes está cerca de 16% y 73,6% de la población víctima no está vinculada con un trabajo formal. Si se pone la lupa territorial a esta problemática, la situación se agudiza aún más: el porcentaje de mujeres desempleadas en una ciudad como Quibdó llega a 20,3%, y en el caso de jóvenes, en un territorio como Urabá puede subir a 45%. Por esto, las iniciativas de la fundación se enfocan en las barreras que encuentra la población vulnerable –jóvenes, mujeres, personas en condición de discapacidad y minorías étnicas– a la hora de ingresar al mercado laboral en los territorios más sensibles.

Fundación Corona, que cuenta con más de 160 aliados en todo el país, cree en la articulación que debe tener el sector público y el privado para la construcción y ejecución de esquemas novedosos que permitan proponer modelos de intervención social.

Para leer: Educación: la clave para cerrar brechas sociales

Una de sus principales apuestas es promover la educación pertinente y el empleo inclusivo. La pertinencia en este sector se entiende cómo la articulación entre la oferta educativa y la demanda laboral en un territorio. Cuando, por ejemplo, en una región portuaria las instituciones educativas no consideran la necesidad del mercado laboral y no ofrecen educación enfocada a los puestos de trabajo que se derivan de un puerto, es mucho menos probable que la población pueda acceder a las ofertas laborales de este territorio y que el ciclo de la informalidad o de la ilegalidad se perpetúen.

La pertinencia se determina por tres factores: las necesidades de los empleadores de talento humano en cada región, la congruencia con las necesidades y preferencias de los estudiantes, y el desarrollo del país a largo plazo. Si solo se trabaja en uno de estos factores no se logra un avance real, los territorios no progresan y las personas no mejoran su calidad de vida.

Toda esta trayectoria hizo que, en 2017, la Fundación Corona trajera a Colombia el primer Bono de Impacto Social en un país en vía de desarrollo, junto con el DPS, la Secretaría de Asuntos Económicos de Suiza, el BID-FOMIN, la Fundación Bolívar Davivienda, la Fundación Mario Santodomingo, la Corporación Inversor e Instiglio.

Los Bonos de Impacto Social son un mecanismo innovador que busca transformar la manera en que se resuelven problemas sociales por medio de un esquema de financiación de pago por resultados. Este primer bono tiene como objetivo que 766 personas de poblaciones vulnerables consigan y permanezcan por lo menos tres meses en un empleo formal. A la fecha, hay 609 personas empleadas.

***

Apoyo a Colombia

Durante su historia, la Fundación Corona ha hecho parte de hitos como la creación del Fondo de Desarrollo Empresarial y el desarrollo de la política de microempresa; además, apoyó la creación de la Ley 100, participó en la fundación de Corpoeducación y la Asociación de Fundaciones Empresariales.

Le sugerimos: La educación digital: un motor para el desarrollo de Colombia

Los últimos cinco años, por ejemplo, ha centrado esfuerzos en zonas del país de contextos más complejos. La fundación labora con el apoyo del Ministerio del Trabajo y las alcaldías de ocho ciudades de Colombia para fortalecer sus políticas de empleo incluisivo. 

Con las buenas prácticas de este modelo se han cualificado más de siete iniciativas de formación pertinente. En 2017, se formaron más de 2.000 participantes y se ubicó a más de 1.000 personas en empleos formales.

Este artículo hace parte de la edición 37 de la revista Semana Educación y es un contenido patrocinado por Fundación Corona.

Si quiere informarse sobre lo que pasa en educación en el país y en el exterior, suscríbase ya llamando a los teléfonos (1) 607 3010 en Bogotá o en la línea gratuita 018000-911100. Para estar enterado sobre las noticias de educación en Colombia y el mundo, síganos en Facebook y en Twitter.

Noticias relacionadas