Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 10/3/2018 7:47:00 AM

Transformar vidas desde la educación, un esfuerzo del empresariado

Transformación Educativa para la Vida es el programa que une a ISA y a la Fundación Antonio Restrepo Barco bajo un propósito inspirador: mejorar la calidad de la educación rural.

La compañía ISA y la Fundación Antonio Restrepo Barco se juntan por la educación 125.637 jóvenes hacen parte de Transformación Educativa para la Vida, el programa educativo de ISA y la fundación Antonio Restrepo Barco. Todas las fotos: cortesía. Foto: Foto: cortesía ISA
;
Semana Educación

En el Plan Especial de Educación Rural, presentado a mediados de 2017 por el Ministerio de Educación Nacional, se alertó sobre la falta de consolidación del sector, el cual refleja bajos niveles de calidad de educación y tasas de cobertura. En 2016, el promedio de años de educación en las zonas rurales fue de seis años, mientras que en las zonas urbanas fue 9,6. Esto deja en evidencia que quienes habitan en el campo tienen menos posibilidades de terminar sus estudios.

Le puede interesar: Cambiaron la historia de sus empresas

Con el ánimo de contribuir a mejorar esta situación, ISA ha logrado, junto con la Fundación Antonio Restrepo Barco, brindar una luz de esperanza a 125.637 niños, niñas y jóvenes, a través del programa Transformación Educativa para la Vida, un modelo para el mejoramiento de la calidad en educación que impacta a los establecimientos educativos cercanos a la infraestructura de ISA en Colombia.

Desde 2008, esta alianza ha trabajado para ofrecer una formación y transformación efectiva que se origina en el reconocimiento de las necesidades institucionales para dejar capacidades instaladas en los centros educativos, con el fin de ayudar en la autogestión de los procesos de calidad en la educación.

Alfonso Otoya Mejía, director general de la Fundación Restrepo Barco, explica que se ha tomado como referente el enfoque de Katarina Tomaševski, relatora especial de las Naciones Unidas, quien reconoce que los procesos participativos y colectivos son elementos esenciales para fundamentar la comprensión y vivencia de lo que representa el derecho a la educación. “Por esta razón, el programa busca trabajar de manera articulada con los gobiernos locales y la comunidad educativa, para que sean partícipes de la identificación de acciones y soluciones en los procesos de mejoramiento de la educación”, afirma Otoya.

A la fecha, Transformación Educativa para la Vida ha logrado construir 19 Planes de Apoyo al Mejoramiento (PAM) y diez Planes Educativos Municipales (PEM) que aportan al fortalecimiento de la calidad, realizan transferencias metodológicas a otras escuelas y propician una correlación entre los sectores públicos, privados y comunitarios.

“Para nosotros, lo más importante es que estamos trascendiendo como organización, superando los límites de nuestros negocios y aportando de manera decidida en temas tan relevantes como la enseñanza. El programa ha logrado, en promedio, una mejora en la calidad de la educación del 14,2%”, asegura Guillermo González Rodríguez, vicepresidente de Relaciones Institucionales de ISA.

De los logros a los retos

Más allá de los 3.859 maestros comprometidos, 57 municipios impactados y 298 establecimientos educativos involucrados en zonas rurales del país, Transformación Educativa para la Vida tiene claro que aspectos como la educación ambiental, los derechos humanos y la convivencia segura con la infraestructura de ISA son primordiales para seguir mejorando la calidad de vida de las comunidades.

“Esta iniciativa es un gran pilar para el desarrollo de proyectos de aprendizaje e innovación, y enriquece de manera significativa la experiencia pedagógica. Además, brinda un acompañamiento efectivo y necesario en los procesos educativos oficiales”, cuenta Wbeimar Arbeláez Agudelo, director del Centro Educativo Rural La Gurría, una de las instituciones beneficiarias en Amalfi, Antioquia. Además de seguir afianzando la importancia del derecho a la educación, consolidar alianzas que permitan mejorar la calidad con proyectos pertinentes e inclusivos, entre otros desafíos, el programa le apostará al acompañamiento del pueblo arhuaco en la construcción e implementación del Sistema Educativo Indígena Propio (Seip) durante los próximos cuatro años.

Este artículo hace parte de la edición 37 de la revista Semana Educación y es un contenido patrocinado por ISA y la Fundación Antonio Restrepo Barco.

Si quiere informarse sobre lo que pasa en educación en el país y en el exterior, suscríbase ya llamando a los teléfonos (1) 607 3010 en Bogotá o en la línea gratuita 018000-911100. Para estar enterado sobre las noticias de educación en Colombia y el mundo, síganos en Facebook y en Twitter.

EDICIÓN 1959

PORTADA

¿Qué hay detrás del paro?

Razones, realidades y mitos de la movilización social del 21 de noviembre.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1959

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.