educación

Ministerio de Educación ordena el reemplazo del rector de la Universidad Autónoma de Colombia

La acción tiene como objetivo impedir bloqueos en el acceso a la información de la administración de la institución educativa.


Este jueves, el Ministerio de Educación expidió una resolución ordenando el reemplazo temporal del rector,  Hernán Romero Rincón, y el representante legal, Enrique Hoyos, de la Fundación Universidad Autónoma de Colombia (FUAC) en medio de las acciones de vigilancia que implementa por la crisis económica de la institución.

De acuerdo con la resolución 7221 del 11 de julio de 2019, esta medida aplicará por un periodo de un año, prorrogable para otro más, no tiene carácter sancionatorio, sino que se constituye en una medida preventiva.

La decisión de reemplazar al rector y al representante Legal permitirá tener acceso a la información para hacer un diagnóstico adecuado de las necesidades de la institución, así como definir pautas concretas y eficaces que permitan a la Fundación Universidad Autónoma de Colombia –FUAC– superar la situación crítica que atraviesa, lo que afecta las condiciones de calidad en que se debe prestar el servicio de educación superior”, explicó el MEN en un comunicado.

Cabe resaltar que la ley 1740 de 2014 faculta al ministerio a tomar estas decisiones en caso de que las directivas “no cumplan, impidan o dificulten la implementación de las medidas u órdenes adoptadas por el Ministerio de Educación Nacional durante la vigilancia especial, oculten o alteren información”.

Puede leer: ¿Dónde están los estudiantes?

Esta acción de vigilancia especial que inició la cartera educativa en junio tiene de fondo la crisis financiera de la entidad. En noviembre de 2018, las directivas dejaron de pagar la cuota pensional de los 357 profesores y 186 trabajadores de planta de la FUAC y en diciembre suspendieron los pagos de salud y seguridad social.

Según cifras de la misma institución educativa, esta viene generando un déficit sostenido durante los últimos 10 años que ascienden ya a 50.000 millones de pesos. En este momento tienen una deuda de 22.000 millones, de los cuales 15.000 millones son sueldos no pagados de profesores y otros trabajadores.

Sin embargo, los trabajadores alegan malos manejos de las directivas. Vladimir Castiblanco, vocero de los empleados de la institución educativa, le dijo a El Espectador que la administración de Eduardo Hoyos creó cerca de 40 puestos por encargo para repartir entre amigos y familiares.

En un documento conseguido por el mismo medio, Jorge Federico Ramírez, hijo del fundador y miembro del consejo de la universidad, respalda la denuncia de Castilblanco con casos concretos como Juan Carlos Tapias, director del Consultorio Jurídico; Íngrid Terán Barrios, directora de la Unidad de Admisiones, y Etna Polo, jefe del Área de Promoción Socioeconómica, quienes supuestamente no cumplirían los requisitos para estar en el cargo por falta de la experiencia reglamentada.

Los profesores entraron en huelga por la falta de pago el pasado 20 de mayo. Y un grupo de estudiantes se declaró en huelga de hambre hace dos semanas para solicitarle a las autoridades que tomen acciones concretas, como la remoción de todo el personal administrativo. Hoy el Ministerio tomó las primeras decisiones en esa dirección.