violencia en colegios

“No somos delincuentes”: las voces que piden que no estigmaticen al INEM por riña en Medellín

La terrible agresión con arma blanca a una niña por parte de dos compañeras ha despertado todo tipo de críticas a esa institución. Pero egresados y alumnos levantan la voz para decir que el colegio es más que eso.


Una de las instituciones educativas más queridas de los colombianos, con sedes en la mayoría de capitales de departamento, es sin duda el INEM. Sobre todo porque hablar de la creación de estos colegios es remitirse a la historia misma de la educación en Colombia.

"El desafortunado incidente de esta semana es la radiografía de una sociedad enferma, no de un colegio. Es lo que pasa en cada esquina de nuestro país": Juan Pablo Barrientos, periodista de La W y egresado.

Los INEM nacieron en la administración de Carlos Lleras Restrepo por un decreto firmado en 1962. A lo largo del tiempo, esta institución pública se ha caracterizado, sobre todo, por su alto nivel educativo y se ha consolidado como una opción educativa competitiva para estudiantes de todos los estratos sociales.

Desde la noche del miércoles, el INEM fue la palabra más buscada en Google en Colombia. La razón, la terrible agresión de la que fue víctima una niña de 12 años, en un hecho que se presentó a la salida del INEM José Félix de Restrepo, de Medellín, en el barrio El Poblado.

El mensaje de estudiantes y trabajadores del INEM en Medellín:

Y es que dos jovencitas de 15 y 17 años la emprendieron violentamente contra la niña, le cortaron el pelo y la hirieron con un puñal. Lo preocupante del caso fue que nadie reaccionó para evitar que eso sucediera. El hecho despertó la indignación de todo el país e hizo que el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, hiciera un llamado público a que se respetara la vida.

Las dos agresoras se entregaron y un juez de control de garantías acogió la petición de la Fiscalía General de la Nación y dictó medida de aseguramiento preventivo en contra de las dos menores agresoras. “La sanción debe ser ejemplar”, dijo Gutiérrez.

En cuanto el colegio comenzó a ser objeto de burlas y críticas en redes sociales, miles de egresados y estudiantes se manifestaron rechazando el acto de las dos estudiantes y pidieron que no se estigmatizara a esa institución por el acto repudiable de solo dos de sus miembros.

Juan Pablo Barrientos, periodista de La W, egresado del INEM y de Georgetown University, le dijo a SEMANA sobre el tema: “El desafortunado incidente de esta semana es la radiografía de una sociedad enferma, no de un colegio. Es lo que pasa en cada esquina de nuestro país. Reunir a 5.000 estudiantes de todos los rincones de una ciudad en un solo espacio, por casi 50 años, como ocurre en las ciudades capitales que tienen INEM, ha sido un exitoso reto educativo que ha resultado en cientos de Ph. D., artistas, ingenieros, médicos, periodistas, arquitectos, abogados y demás profesionales”. 

Y agregó: "Y ellos, para mí, son el INEM; con esa imagen me quedo. La de los profesores, los jefes de unidad, los rectores, las secretarias, los sicorientadores y todos los que contribuyen a la excelencia académica de miles de jóvenes que, como los del José Félix de Restrepo de Medellín, seguimos «cantando con emoción el gran nombre del Inem». Uno de los orgullos más grandes de mi vida es ser inemita: haber estudiado en el mejor colegio público de Antioquia, uno de los mejores de Colombia, el que más estudiantes aporta al programa Ser Pilo Paga, el que aún respeta la diversificación educativa".

Juanse Molina, publicista paisa, escribió en su cuenta de Instagram: “A todos los que pisamos un aula del INEM en algún punto de nuestra vida nos ha dolido la generalización respecto a lo ocurrido. A los chicos que hoy son parte del colegio les toca y les tocará lidiar con el estigma durante un tiempo más. Por ese motivo están reunidos en la estación de El Poblado para decirle a la gente que no son delincuentes, que la generalización duele. ¿Y cómo? Con arte y manifestaciones pacíficas, cosas que nos enseñaron allá adentro, donde muchos dicen que educan delincuentes”.

El secretario de Educación, Luis Guillermo Patiño, llamó la atención sobre la importancia de no estigmatizar a la institución educativa por este hecho, y es que el INEM es el tercer colegio público del país con más estudiantes beneficiarios del programa Ser Pilo Paga, del Ministerio de Educación. El periodista antioqueño Pascual Gaviria también agregó, desde Twitter, otro dato revelador: “En diciembre de 2017 se graduaron (del INEM) 710 estudiantes, hoy 561 están en la Universidad”.

El mismo alcalde Federico Gutiérrez le dijo a SEMANA que este caso invitaba a un estudio de los entornos familiares y sociales de las agresoras, sacando así de plano al colegio de la estigmatización. Patiño aseguró que se abrió un "ruta de protección" con el acompañamiento de Fiscalía, Policía y el ICBF para hacer "un trabajo especial con las familias de las agredidas y de las agresoras".

Barrientos también recordó lo que significó en su vida haber llegado al INEM, como ejemplo de lo que le sucede a miles de niños y jóvenes en todo el país: "Pasar el examen de admisión fue mi primera prueba en la vida: de 10.000 niños solo pasamos 920. Llegábamos de todas las comunas de Medellín, de todos los estratos socioeconómicos, de orientaciones sexuales diversas, con múltiples razas y colores. El Inem era ––y sigue siendo–– un pequeño Medellín. Ser parte de esos 28 grupos de grado sexto admitidos en 1994 me hizo sentir especial y un afortunado de la vida, como aún lo creo, 19 años después de haberme graduado del INEM".

 

 

 

 

Noticias relacionadas