| 2018/03/01

Así está la disputa por los votos de la Costa Atlántica

En la campaña por el Congreso en la región Caribe hay muchos reacomodos políticos, pero poca renovación. El retiro de Roberto Gerlein Echeverría tras 50 años ininterrumpidos de carrera parlamentaria marca un punto de inflexión, mas no de cambio. SEMANA le cuenta cómo está la puja.

Pocas opciones políticas nuevas en la costa Así está la disputa por los votos de la Costa Atlántica

Las elecciones de 2018 serán recordadas como el punto final de una de las carreras parlamentarias más largas en el Congreso: la del jefe conservador del Atlántico Roberto Gerlein Echeverría, quien este año cumpliría 50 años en el Capitolio. Pero su salida no es símbolo ni antesala de una renovación en las fuerzas parlamentarias de la costa Caribe.

Los aspirantes y las casas políticas se están reacomodando. Los mayores electores del Partido de la U, hasta ahora mayoritario en la región, están tras las rejas. Las listas del Centro Democrático pasaron de ser cerradas a voto preferente. Y Cambio Radical viene haciendo un trabajo político con casas como la de los Char, en el Atlántico, para duplicar su votación y consolidar una bancada costeña que desde marzo trabaje en la elección de Vargas Lleras.

La U, que eligió a diez senadores nacidos en la región y se convirtió en la fuerza mayoritaria hace cuatro años, está en apuros para mantener sus guarismos. Se da por hecho que su bancada se reducirá a la mitad y que solo tienen asegurada su curul José David Name, Sandra Villadiego, Andrés García Zuccardi, Johny Besaile, hermano del detenido senador Musa Besaile, y José Alfredo Gnecco.

Curules como las de Miguel Amín, Eduardo Pulgar, José Tous, aliado de Bernardo ‘Ñoño’ Elías, y Armando Benedetti no están aseguradas. En el caso de Tous, porque el Ñoño ha estado más concentrado en su defensa judicial frente a escándalos de Odebrecht que en mantener su caudal electoral. También porque en pasadas elecciones contaron con apoyo burocrático del primer gobierno de Santos que hoy, al final del mandato, es imposible de entregar.

Eduardo Pulgar y Miguel Amín, que sí son del Atlántico, deben el grueso de sus votaciones a apoyos que lograron amarrar en departamentos como Magdalena y Sucre. Por su parte, José Tous, quien aspira a reemplazar a Ñoño Elías en el Senado, no la tiene muy fácil porque parte del electorado de la familia se repartiría hacía Carlos Meisel, del Centro Democrático, y hacia Carlos Gómez, de Cambio Radical, quien contaría con el apoyo del candidato a la Cámara Julio Elías Vidal, hermano del senador detenido.

Le recomendamos: El más completo mapa político interactivo 

Martín Morales es el otro –con Ñoño y Musa Besaile– de los senadores de La U detenidos. Él no se va a presentar, pero le pondrá parte de su votación a Juliana Escalante García, quien aspira a senadora por Cambio Radical en reemplazo de su madre, Teresita García Romero. Esa alianza quedó sellada en el patio de la cárcel donde se encuentran Álvaro García Romero y Martín Morales.

Musa Besaile y Ñoño Elías van con sus hermanos, uno a Senado y otro a Cámara, con opciones de recuperar esas curules, pero con una votación menguada. En el caso de Johny Besaile su candidatura recibió dos golpes en las dos últimas semanas. Por un lado, y aunque no dio detalles, el exgobernador Alejandro Lyons afirmó haber declarado contra el candidato al Senado. Por otro, la Procuraduría suspendió a su hermano, el gobernador Edwin Besaile (ver artículo).

En el caso de Julio, el hermano de Ñoño, tiene menos problemas para ganar una curul de representante. En la región se da por segura su alianza con el candidato al Senado Carlos Gómez, de Cambio Radical (apoyado por la familia de la exsenadora conservadora Yamina Pestana, investigada por líos de contratación), y con Joche Tous, la fórmula de Ñoño en las elecciones de 2014.

En Bolívar y Atlántico dan por descontado el triunfo de Andrés Felipe García Zuccardi y Sandra Villadiego, senadores actuales. Si bien García Zuccardi ganó con una votación baja en 2014, se cree que tiene los suficientes recursos para mantenerla o aumentarla, lo mismo que Sandra Villadiego. Ninguno de los dos ha tenido problemas judiciales y en la misma situación está José David Name Cardozo, quien sacó bastantes votos en 2014 y tiene el apoyo del candidato a la Cámara Alfredo Deluque en La Guajira, lo que le permitiría regresar al Senado.

La pelea por los votos costeños al Congreso se agudizó en esta campaña por cuenta de Cambio Radical, que está recargado en la costa con candidatos tradicionales, otros con votaciones probadas y con alianzas informales con políticos de otros partidos. Su fortaleza está en el departamento de Córdoba, donde conservadores y liberales están divididos. 

Le sugerimos: Consulte todo sobre las elecciones al Congreso en nuestro especial de SEMANA 

Cambio Radical tiene tres senadores, Arturo Char, Dayra Galvis y Antonio Guerra de la Espriella, pero aspira a elegir por lo menos a cuatro más en el Caribe. Char no tiene inconvenientes, pero Galvis y Guerra tienen menguados sus electorados y recursos. En el caso de Antonio Guerra, la competencia por alcanzar una curul será más difícil porque Cambio Radical avaló en Sucre cuatro aspirantes a Senado. Ana María Castañeda aspira por primera vez, pero es la esposa de Mario Fernández, actual senador del Partido Liberal, quien no participa. El gobernador Édgar Martínez lleva de candidato a su sobrino Carlos Eduardo Espinosa Martínez, también de Cambio Radical, y la cuarta candidata por el partido de Vargas Lleras en sucre es Juliana Escalante, sobrina de Álvaro ‘el Gordo’ García.

En Córdoba el conservatismo se dividió, y aunque ambos parecen estar seguros, se enfrentan dos viejos aliados, Nora García y David Barguil, elegido representante en alianza con la senadora. Barguil es el segundo en la lista azul, por encima de senadores veteranos como Efraín Cepeda, actual presidente del Senado, cuya elección se da también por descontada. Pero el conservatismo pierde la curul de Yamina Pestana, quien alcanzó a inscribirse, pero a finales de año decidió no hacer campaña para dedicarse a su defensa judicial. El caudal político de la familia, liderado por Pedro Pestana, decidió apoyar la candidatura de Carlos Gómez de Cambio Radical. Además de Nora García y Barguil, entre los conservadores se da por hecho el triunfo de Efraín Cepeda, Nadia Blel, hija del exsenador condenado Vicente Blel, Laureano Acuña y Aída Merlano, quien fue fórmula de Cámara de Roberto Gerlein.

El liberalismo parece tener sus horas contadas en el Caribe, pues hace pocas semanas perdió la curul de Álvaro Ashton, detenido por la Corte Suprema; y la división entre Arleth Casado y Fabio Amín, dos de sus electores en la costa, podría comprometer la continuidad de uno de los dos. Podría ser Arleth, quien en Córdoba ha capitalizado la mala hora de La U después de la captura de los Ñoños. La dirección liberal asumió riesgos al encabezar la lista del partido al Senado con un joven desconocido, Mauricio Gómez Amín, que ocupa el puesto que hace cuatro años tuvo Horacio Serpa.

Finalmente, la decisión del senador y expresidente Uribe de que el Centro Democrático fuera con lista abierta ha dado lugar a malestares territoriales entre los candidatos al Senado de su partido. Acusaciones de compra de votos y de intercambio de favores comienzan a circular entre los aspirantes de ese partido que, como entraron por lista cerrada hace cuatro años, no compitieron con tanta garra.  

En contexto: Conozca las hojas de vida de los 5 candidatos que este 11 de marzo se disputan un cupo en el tarjetón presidencial 

En Córdoba, aunque se dice que han manejado relaciones cordiales, Rubi Chagüi, jefe de prensa de Álvaro Uribe, y Daniel Cabrales, pelean una curul al Senado. Chagüi tendría alguna ventaja porque su padre es el actual alcalde de Cereté, donde ha hecho un importante trabajo social.

El último partido con senadores en la zona es Opción Ciudadana, cuya lista encabeza Antonio Correa, que tiene base electoral en Bolívar. De él se dice que es cercano a Enilse López, la Gata, y a su hijo Jorge Luis Alfonso. De los tres senadores actuales que hoy tiene Opción Ciudadana en la costa, al parecer solo regresaría Correa y llegaría por primera vez Fernando Gómez Bacci, hijo de Juan Francisco ‘Kiko’ Gómez Cerchar, excondenado gobernador del Cesar.

Se trata de un panorama poco alentador. Según el Observatorio para la Democracia de la Universidad de los Andes, la costa Caribe es la región del país que más ha resistido caer en el desencanto por la política. Pero si las cosas siguen así, pronto esa dejaría de ser una excepción.