| 2018/04/04

Sin nocauts ni golpes bajos, el primer round de los candidatos presidenciales

Fajardo, Duque, Vargas Lleras y Petro midieron fuerzas en el primer debate de la campaña, convocado por Teleantioquia y SEMANA. Pese al clima de polarización, no se hicieron daño.  

Debate presidencial en Antioquia: sin agravios pero con pullas Sin nocauts ni golpes bajos, el primer round de los candidatos presidenciales

La que para muchos es la campaña más polarizada de la historia reciente, tuvo un nuevo punto de quiebre con el primer encuentro directo entre candidatos, el primer debate transmitido por televisión. La expectativa era alta. No solo por la forma en que se pudieran desenvolver en este primer examen, sino ante la posibilidad de que entraran en directa confrontación.

Por eso, quienes esperaban ‘rifirrafes’, ataques o descalificaciones, se quedaron con los crespos hechos. Durante hora y media los candidatos expusieron sus diferencias pero sin agravios. “Había prevencion por el clima político. Hemos demostrado que se pueden respetar las diferencias”, fue la conclusión de uno de los moderadores, Rodrigo Pardo, director editorial de la revista SEMANA.

Puede leer: ‘¿Por qué votar por mí?’: así respondieron los candidatos presidenciales

Cinco fueron los candidatos invitados, los cinco primeros en las encuestas (los que marcan por encima del margen de error). Por fuerza mayor, uno de ellos, Humberto de la Calle, se vio obligado a dejar su silla vacía. La inclemencia del tiempo, y la cancelación de su vuelo a Medellín lo dejó fuera de esta primera confrontación. Sergio Fajardo, que jugaba de local, Germán Vargas Lleras, Iván Duque y Gustavo Petro fueron en últimas el póker de protagonistas.

Pese a esta atmósfera, en el set de Teleantioquia hubo alguna que otra pulla, más en tono de indirecta. Gustavo Petro fue el que más intentó condimentar el debate, al marcar sus diferencias frente a Iván Duque y Germán Vargas Lleras, pero ninguno de estos le compró pelea.

Se pudieron ver en el primer segmento preguntas dirigidas a un solo candidato, pero con la posibilidad a los otros para pronunciarse. A Vargas Lleras le correspondió explicar su propuesta de orden público, y como mencionó como una de sus tantas fórmulas ampliar los cupos carcelarios, Petro lo controvirtió al señalar que más cupos eran más jóvenes detenidos, pero no jóvenes alejados del delito. Su fórmula, la inclusión social.

A Iván Duque le correspondió responder sobre las medidas impopulares que tomaría de ser presidente para el crecimiento de la economía. No habló de nuevos impuestos sino de aliviar la “asfixiante” carga que hoy tienen los contribuyentes. Su primera propuesta, eliminar los gastos innecesarios del Estado, el derroche, especialmente en materia de publicidad y eventos. Otra fórmula que planteó fue establecer la factura electrónica para reducir la evasión.

Le sugerimos: 10 puntos que diferencian a los candidatos presidenciales

Petro entró en escena para decir que la evasión no se corrige con una factura electrónica, y que de nada sirve acabar con los gastos de derroche si no se trasladan a la salud y la educación.

Al exalcalde de Bogotá le correspondió responder sobre cómo derrotaría la corrupción. Primero dio su diagnóstico, las mafias alrededor de la cocaína, y la rapiña de los políticos por el dinero de la explotación de minerales como el petróleo o el carbón. Como fórmulas, cárcel sin beneficios a los corruptos, y separación efectiva de la justicia de la clase política. Duque intervino después de Petro, y dijo: “La corrupción se derrota con medidas concretas”.

Cuando a Petro le preguntaron sobre la reforma a la justicia, lo primero que hizo fue descalificar la controvertida idea de Iván Duque de establecer una sola corte. “Lo que no se debe hacer es quitar las cortes ni disminuir el poder judicial. El camino es el inverso, garantizar su independencia de la política”. También dijo que de llegar a ser presidente postularía al exmagistrado auxiliar Iván Velásquez (investigador de la parapolítica), con quien el uribismo ha tenido múltiples controversias. Duque dio respuesta, e insistió en dar el debate de pensar en un solo gran tribunal.

Y si en campaña Petro y Vargas Lleras se han lanzado dardos de todo tipo, en el plató de Teleantioquia prefirieron hacerse pasito. A Vargas Lleras solo se le advirtió una indirecta, y pareció dirigírsela a Duque. “El próximo gobierno demanda enormes retos que no admiten curva de aprendizaje”. En campaña, Vargas se ha referido al candidato de Uribe como un buen muchacho, muy inteligente, pero sin experiencia. “Es muy pollo”, lo calificó en una oportunidad.

Cuando a los candidatos se les preguntó por la migración de venezolanos a territorio colombiano, y la posibilidad de establecer cuotas migratorias,  Sergio Fajardo pidió ser solidarios con las personas que huyen de la “dictadura del siglo XXI”, sin descuidar a la población colombiana. Vargas controvirtió esta respuesta, al señalar que “más allá de la seguridad, 1,5 millones de venezolanos migrantes demandan salud. “esto se volvió un serio problema para Colombia”.

Le recomendamos: ¿Quién ganó el debate presidencial según Google Trends?

Faltaba el último intento de Petro y no desaprovechó el tema de la paz para marcar distancias frente a Duque. “No voy a hacer trizas el acuerdo de paz”, dijo cuando se le preguntó por el proceso con las Farc. Y cuando se le interrogó si mantendría la mesa de diálogos con el ELN, primero respondió que quien había comenzado el proceso con esa guerrilla fue Álvaro Uribe en el año 2007.

La principal coincidencia la protagonizaron Fajardo y Petro cuando ambos señalaron que la verdadera reforma política debía ser que los ciudadanos no vendan su voto. En el corte para comerciales después de esta respuesta, los dos candidatos se dieron la mano, y Petro le propuso a a Fajardo que se tomaran un café.

En el primer round entre candidatos presidenciales se marcaron diferencias, pero no hubo nocauts ni golpes bajos.

En video // Los principales puntos que expusieron los candidatos en el debate: