| 2018/03/10

"Nunca me he referido a quienes defendieron el Sí como mis enemigos": Iván Duque

En entrevista con María Jimena Duzan, el candidato habla del rol que tendría el expresidente en su gobierno, de los ajustes que le haría al proceso de paz, de la situación económica del país y de lo que piensa de las Farc hoy en la política.

Entrevista a Iván Duque SEMANA en vivo con María Jimena Duzán "Nunca me he referido a quienes defendieron el Sí como mis enemigos": Iván Duque Foto: Iván Duque en Semana en vivo

MARÍA JIMENA DUZÁN: Hay un gran sector que usted representa que no va a aceptar nunca que las Farc hayan entregado las armas y estén en política. Sin embargo, si usted llega a la Presidencia va a tener una JEP funcionando y una Comisión de la Verdad recorriendo el país. ¿Usted acabaría con esos procesos por el tema que usted plantea que es más importante el tema de la legalidad?

IVÁN DUQUE: Nosotros necesitamos decirle al pueblo colombiano que la verdadera paz implica, verdad, justicia y reparación. Yo no me opongo a que haya amnistía para la base guerrilla, de hecho yo he dicho, ni trizas, ni risas, todo lo que sea desmovilizar a la base guerrillera y permitir su reincorporación a la sociedad, bienvenido. Yo no me opongo a que la Farc participe en política, pero no en cabeza de los criminales de lesa humanidad, porque el verdadero acto que tenían que hacer además con el pueblo colombiano era estar dispuestos a someterse a esos tres principios antes de posar de prohombres como estamos viendo hoy sin haber cumplido sus condenas.

M.J.D.: Cuando el presidente Álvaro Uribe desmanteló las estructuras más importantes del paramilitarismo que en ese momento estaban vinculados al narcotráfico, se produjo una reducción de los índices de homicidios y el mundo lo aceptó. ¿Por qué lo mismo cuando muchos colombianos están sintiendo un cambio profundo en las regiones donde hoy no hay guerra; a ustedes les parece que todo esto es una farsa?

I.D.: Yo nunca en la campaña del plebiscito me referí a las personas que defendían el sí ni como mis enemigos, ni como mis contradictores, ni como mis adversarios. Veo que hay una cosa que debe ser clara y es que debe ser absolutamente incompatible el tener una sanción, llámela si quiere transicional con el desarrollo de la responsabilidad de representación política, por el bien de las víctimas también.

Ahora, cuando usted me pregunta qué siento yo que en algunos municipios se hayan mejorado el entorno, bienvenido, pero no es solamente por esa situación, el Estado no puede dejar de garantizar la seguridad en todo el territorio nacional, porque hay otras zonas donde se fueron los brazaletes de las Farc y llegaron brazaletes de otros grupos o llegaron otros grupos armados ilegales que están haciendo los mismos daños y ahí tenemos que recuperar la legalidad.

Colombia blinda su ciberespacio para el proceso electoral

M.J.D.: ¿Qué va a pasar si usted llega a la Presidencia con una persona tan importante como el presidente Álvaro Uribe?

I.D.: Le voy a contar antes de eso una anécdota: cuando el expresidente Uribe dejó la Presidencia yo fui su asesor en Naciones Unidas casi 16 meses, viajando por el mundo, trabajando en sus memorias con él. Un día llama el presidente Santos, habrán pasado dos meses después de su juramentación y le dice: “Presidente Uribe, voy a cambiar la terna para fiscal que usted dejó”. Y el presidente Uribe le dijo: “usted es el presidente haga lo que le corresponda”.

Yo nunca vi a Álvaro Uribe ni pidiendo cargos, ni incidiendo en políticas públicas. Lo que ha pasado en Colombia no se puede reducir a que es un tema entre dos personas, acá hay un tema de fondo en lo cual hay una diferencia grande y es que el presidente Santos decidió partir a los colombianos entre amigos y enemigos de la paz y partió de la base de darle una serie de canonjías a los grupos armados en los que creo que no tienen derecho en una sociedad democrática.

A mí me enorgullece trabajar en equipo con Uribe en el partido, él va a estar en el Congreso, él va a ser el líder de la bancada de gobierno y yo espero desde la Presidencia de la República trabajar con mi bancada y con el líder de mi bancada para presentarle a Colombia unas reformas y al mismo tiempo generar consensos y generar unas coaliciones en el parlamento que nos permitan con solvencia sacar esa agenda adelante.

Escuche la entrevista de María Jimena Duzán a Iván Duque

Escucha"María Jimena Duzán entrevista a Iván Duque, candidato presidencial del CD a la Consulta por Colombia" en Spreaker.

M.J.D.: ¿Usted cómo va hacer para que las Farc, que ya están haciendo política, no la hagan?

I.D.: Yo no he dicho que las Farc no hagan política, sino que la política no la ejerzan los responsables de crímenes de lesa Humanidad. La Corte Constitucional dijo que se pueden hacer modificaciones en los desarrollos normativos de los acuerdos y por otro lado el presidente de la república y el Congreso pueden concertar políticas públicas porque para eso hay una democracia. Voy a presentar un acto legislativo para que quede claro que el narcotráfico no es un delito conexo al delito político y por ende amnistíable; la erradicación y sustitución deben ser obligatorias y no voluntarias; armas escondidas y dineros escondidos debe implicar que se pierdan todos los beneficios y caiga todo el peso de la ley; y la JEP no puede ser un vehículo para institucionalizar la impunidad.

Le recomendamos: Falcao ataja los goles que le quieren marcar los políticos en campaña

M.J.D.: Si usted llega a la Presidencia de la República y ve que en el Congreso están los cinco miembros de la Farc en el Senado y los cinco miembros en la Cámara ¿qué va a hacer con ellos si usted considera que ellos no deberían estar ahí?

I.D.: Yo espero dejar claro una cosa en el desarrollo normativo y es que las sanciones tienen que inmediatamente obligar la incompatibilidad con la representación política. En el año 2013 cuando nosotros ni siquiera estábamos en el Congreso este Gobierno sacó un acto legislativo y por proposición de Juan Lozano se aceptó en el Congreso que los criminales de lesa humanidad no podían tener representación política y que solamente podía ser concebible después de pagar sus penas. Lo que hay que hacer incompatible es la representación política, la elegibilidad política con el cumplimiento de las penas.

M.J.D.: ¿Y como va a conciliar usted un país si esas medidas de pronto va agrietar más ese país? ¿Cómo lo va a conciliar?

I.D.: Soy una persona de diálogo y de firmeza en los argumentos. Yo lo que quiero que los colombianos entiendan es que la legalidad no es un tema de disputa política y que de una vez por todas en Colombia, el criminal no sienta que tiene prerrogativas en su capacidad de delinquir.

Puede ver: ¿Qué les diría a los profesores de Colombia? Duque, Ramírez y Ordóñez responden

M.J.D.: ¿Marta Lucía Ramírez va a ser vicepresidenta si usted sale ganando la consulta del próximo domingo?

I.D.: Se la contesto con lo que he dicho desde hace 18 meses: tengo el anhelo de que mi formula vicepresidencial sea una mujer y que tengamos la primera vicepresidenta de Colombia. 

M.J.D: Cambiemos de tema. Usted ha dicho que si llega a ser presidente, lo primero que va a hacer es una reforma estructural en términos fiscales. ¿Qué es lo que va a hacer y qué cree que quedó mal?

IVÁN DUQUE: Se le ha hecho mucho daño al país con la política de seguir incrementando el gasto y que después vengan los impuestos. Hemos visto en los últimos años que los presupuestos crecen y de la mano viene esa carga tributaria. Se cometió el error de gastar la bonanza petrolera como si tuviéramos reservas para 200 años y realmente es una bonanza transitoria, el petróleo es un producto para el cual tenemos menos de siete años de reservas. Se cayeron los precios y cambiaron la renta petrolera por impuestos. Yo pienso que hay que hacer una reforma fiscal seria, que elimine el derroche, este es un país que se ha gastado mucho en publicidad y en eventos, en duplicidad de funciones, en expansión de la nómina de la rama ejecutiva.

M.J.D.: ¿Pero no cree que eso tenga que ver con los nuevos cargos y con la nueva institucionalidad que creó el acuerdo de paz?

I.D.: Póngale que una parte sí, pero hay otra parte mucho más grande que no, por ejemplo, en el Ministerio de Agricultura se redujo el presupuesto de inversión y se amplió la nómina de funcionarios. Eso no tiene sentido, cuando lo que más se requiere en el sector es una inversión de calidad.

M.J.D.: Usted y otros candidatos proponen reducir la carga de las empresas, ¿usted plantearía un aumento de los impuestos para las personas ricas de manera individual para poder buscar recursos para el déficit fiscal?

 I.D.: Hay personas que dicen cáiganle a las personas naturales; si usted les cae a las personas naturales, primero hay que decir cómo les va a caer y muchos dicen cáigales bajando el umbral a partir del cual empieza a declarar renta. Eso termina también afectando a la clase media que es la que paga vivienda, la que paga educación, la que paga salud… Mi propuesta es mucho más clara, dónde están los ahorros: en la eliminación del derroche, en hacer la reforma administrativa y en la lucha contra la evasión. Aquí lo que se trata es de buscar una medida fiscal en el gasto y otra en materia tributaria que le permita a Colombia nuevamente la industria.

M.J.D.: ¿Usted está de acuerdo con el aumento del impuesto predial rural? se lo pregunto porque este es uno de los temas con el que usted se podría enfrentar si llega a la Presidencia. El Centro Democrático ha cuestionado seriamente el proyecto del catastro multipropósito….

I.D.: Nosotros necesitamos entender primero qué ha pasado con el catastro rural en Colombia, en valor, es un catastro que se ha multiplicado por tres en los últimos 15 años, eso quiere decir que en valorización está, ahora lo que necesitamos es que se incorpore dentro de las medidas de inversión que necesita el país, para qué, para que los sectores ganaderos, los sectores fruticultura, los sectores de avicultura, los sectores porcinos, todos, adicional a la expansión de nuevos cultivos en el país se traduzcan en el empleo formal rural.

Puede leer: Quién es quién en las consultas interpartidistas

M.J.D.: ¿Entonces no está de acuerdo con este catastro multipropósito?

I.D.: En la forma en la que está planteado, que haya una actualización catastral me parece importante. Hablemos de la propuesta del gobierno, primero, le están asignando a Planeación Nacional la responsabilidad de todo el manejo catastral del país, no tiene la capacidad institucional para hacerlo. Mi pregunta es: ¿el aumento del catastro va a corregir los problemas sociales del campo? Yo lo que digo es que lo primero que necesita el campo es mucha inversión y mucha producción.

M.J.D.: Usted ha dicho que si llega a ser presidente va a reformar sustancialmente la ley de restitución de tierras.

I.D.: Yo no creo que sea otra reforma, hay que tener en cuenta lo siguiente: la agenda de reforma al sector rural que yo estoy proponiendo es para generar una armonía, ¿entre quién?, entre el pequeño campesino, el pequeño productor, el mediano, el grande y el desarrollo agroindustrial del país.

Mi mayor sueño es el matrimonio del campesino con la agroindustria, con unidades, con cooperativas, con mecanismos de producción integrales, con transferencia de tecnología, con riego, con bienes públicos integrales y con la posibilidad de vender el producto para el consumo nacional y también para la exportación, por eso es mucho más armonioso en este momento pensar cómo llevamos la inversión, cómo esa inversión se traduce empleo formal, cómo ese empleo formal se traduce en comercialización y cómo eso nos genera un círculo virtuoso permanente en las zonas rurales del país.

Le recomendamos nuestro especial sobre las elecciones al Congreso 2018

M.J.D.: Si usted llega a ser presidente tendría que enfrentarse con todo el tema de desarrollo rural y también el tema de fondo de tierras. ¿Qué es lo que usted va a hacer?

I.D.: Una reforma rural integral no puede ser solamente un tire y afloje argumental entre las Farc y el Gobierno. Mi pregunta es: ¿estuvieron en esa discusión los actores de la producción, realmente los campesinos tuvieron una participación en ese debate, realmente tuvieron participación en ese debate los que hoy están desarrollando el sector rural colombiano? ¿Cuál fue el papel realmente directo de la dirigencia gremial?

Hay unos problemas muy serios que no fueron concertados, ni resueltos. Por ejemplo, tenemos 22 millones de hectáreas de potencial en el sector de la agricultura y estamos por debajo de 7 millones de hectáreas. ¿Cómo podemos desarrollar el resto?: Eso es en función de la inversión, de la transferencia de tecnología y de la estabilidad jurídica.

El fondo de tierras como está planteado busca acumular 7 millones de hectáreas, pero deja demasiadas ambivalencias. Eso no está reglamentado y no se puede reglamentar sin la discusión del catastro y el catastro quedó muerto en el Congreso. La certidumbre sobre el uso de la tierra en Colombia debe partir de la base de la vocación productiva de las regiones; lo que yo quiero modificar es que la concertación sea con los campesinos, con los productores y que nos permitan a nosotros maximizar la productividad rural para generar empleo formal.

M.J.D.: ¿Eso significa que usted haría su propio proyecto rural?

I.D.: A mí me parece que han burocratizado demasiado la institucionalidad del sector, le crearon tres agencias más y debilitaron el ministerio que es el articulador de la política pública.

Lo que la ciudadanía quiere saber de las consultas interpartidistas

M.J.D.: ¿Usted habla de derroche, acabaría con esas agencias otra vez?

I.D.: Yo he dicho públicamente que hay muchísimas agencias que se crearon en estos ocho años, agencias primero que se han convertido en refugio clientelar de muchos jefes políticos y por otro lado la institucionalidad articulador de política que tiene el Ministerio se debilitó, ahí es donde tenemos que fortalecerla.

M.J.D.: Las agencias que se crearon a partir del planteamiento de la Misión Rural y que están operando, son las que están dirigiendo los Pdets, son las que están dirigiendo todo el desarrollo de la comunidad en este momento están funcionando, ¿si usted llega a ser presidente cambia el sistema?

I.D.: Yo creo que la institucionalidad hay que mirarla, primero para saber si está produciendo el resultado que se esperaba, que no esté burocratizada, que no entorpezca los procesos del flujo de recurso hacia el objetivo que se quiere, esa va a ser la línea que yo voy a tener con todas las agencias y voy a suprimir las que no funcionen y voy a suprimir aquellas que no tengan el cumplimiento de sus objetivos y donde yo vea que están cumpliendo sus funciones a cabalidad y que son eficientes pues habrá que mantenerlas, eso no se puede hacer con dogmatismo, pero lo cierto es que yo veo una debilidad institucional en el ministerio, hemos burocratizado mucho, hemos reducido la inversión y hemos privilegiado el aumento de la nómina.