| 2018/05/02

Viviane Morales renuncia a su candidatura presidencial

La exfiscal presentó su dimisión en una carta a la Registraduría. Asegura que su aspiración fue atacada con "saña y trampa" por parte de sus contradictores. Duque fue el primer candidato en pedirle que se adhiera a su campaña.

Viviane Morales renuncia a su candidatura presidencial Viviane Morales renuncia a su candidatura presidencial Foto: SEMANA

La carrera por la Presidencia de la República acaba de quedar sin representación femenina. Si hace tres semanas fue la excongresista liberal Piedad Córdoba la que dio un paso al costado, tras declararse víctima de discriminación, a 25 días de la primera vuelta,  Viviane Morales, la única mujer que quedaba en la contienda, también presentó su dimisión. Este miércoles envió una carta a la Registraduría en la que hizo pública su decisión, argumentando que fue atacada con "saña y trampa por sus detractores", entre los que mencionó al Partido Liberal, cuyo jefe único es el expresidente César Gaviria, y cuyo candidato a la presidencia es Humberto de la Calle. 

Vea la  hoja de vida de Viviane Morales

Durante la campaña, Viviane había sido definida como la "candidata de los cristianos", entre otras por su más reciente cruzada, la del referendo contra la adopción por parte de parejas del mismo sexo. En las últimas semanas, la candidata había logrado la adhesión de importantes sectores del cristianismo en Colombia. Por ejemplo, recibió el apoyo del partido Colombia Justa Libres, una organización que recoge buena parte del voto religioso en el país. Así mismo, varias iglesias como La Casa sobre la Roca y Avivamiento habían manifestado su interés en acompañarla en la carrera presidencial.

Justamente, ahora que Viviane ya no irá a primera vuelta la pregunta es a dónde irá su caudal electoral, a quién apoyará. Hay que tener en cuenta que la exfiscal logró recoger 2.228.913 de firmas para para convocar un referendo contra la adopción de menores por parte de parejas del mismo sexo.

Si bien no logró remontar en las encuestas, obtuvo el 2 por ciento de la intención de voto según la última entrega de la encuesta Invamer para SEMANA, Caracol Televisión y Blu Radio. Tampoco participó de muchos debates, solo uno, el de RCN Televisión, contó con su presencia. A los demás no fue invitada.  

Lo que es claro es que no apoyará a Humberto de la Calle por ser el candidato del Partido Liberal, del que decidió alejarse después de que la dejara por fuera de la consulta interna que se realizó para elegir candidato. Esa colectividad obligó a los candidatos a firmar un manifiesto en defensa de la igualdad y la diversidad sexual, que para muchos tenía su nombre, pues a la líder cristiana le quedaba imposible poner ahí su rúbrica. 

Antes de que se inscribiera como candidata presidencial, en los mentideros políticos se especulaba que la exsenadora liberal pudiera llegar a ser fórmula vicepresidencial de Germán Vargas Lleras. Esa versión hace creer que podría terminar apoyando la candidatura del exvicepresidente de la república. 

El candidato del uribismo, Iván Duque, fue -hasta donde se sabe- el primero en proponerle a Viviane que se una a él en la primera vuelta, apelando a sus coincidencias y a su liderazgo con la comunidad cristiana.

"Debido a la coincidencia que hemos tenido en muchos temas como la defensa de la legalidad, la promoción de una Economía Fraterna que fomente la cooperación de empleadores y empleados y la construcción de una agenda de equidad que nos permita enfrentar la desigualdad y derrotar la pobreza, quiero proponerle una reunión para dialogar sobre el futuro del país y la necesidad de construir una agenda programática común en la que podamos coincidir", escribió Duque en la misiva.

A menos de un mes de que los colombianos vayan a las urnas, el retiro de la candidata tomó por sorpresa al Consejo Nacional Electoral, porque aunque aceptó su dimisión ya no puede reversar la impresión del tarjetón tal como estaba previsto, es decir, Viviane seguirá apareciéndo en él, aunque los votos que eventualmente tenga no serán ni nulos ni válidos para ningún candidato.

"El CNE ha aceptado que hayan renuncias extemporáneas. Seguirá apareciendo en el tarjetón porque la impresión comenzó el sábado pasado y ya no hay lugar a cambios", señaló el registrador, Juan Carlos Galindo.

Este es el comunicado que emitió Viviane Morales para informar sobre su renuncia: 

“Colombianas y colombianos todos

A mis hermanas y hermanos de la Colombia de la Fe.

Debo asumir la decisión de interrumpir mi candidatura a la Presidencia de la República. Le he enviado mi carta de renuncia a la Registraduría Nacional.

Resulta difícil encontrar en la memoria una campaña presidencial independiente y limpia, que haya sido atacada con tanta saña y tanta trampa por sus detractores.

Las trampas evidentes con que la cúpula del Partido Liberal arremetió contra mi aspiración.

Una vez renuncié al Senado y me inscribí gracias al aval que generosamente me ofreció el Partido Somos, aún antes del acto oficial de inscripción, en su empeño por impedir mis derechos, demandaron mi candidatura con el ardid leguleyo de una supuesta doble militancia.

El Consejo Nacional Electoral me dio la razón, sin embargo, el proceso lento trajo como consecuencia que mantuvieron en entre dicho jurídico la candidatura cuarenta y cinco días de una campaña de noventa.

Sin duda lograron sumir la candidatura en la incertidumbre pública durante la mitad del tiempo legal disponible.

Superada esta batalla, nos encontramos con el bloqueo infame y discriminatorio de grandes medios de comunicación y de sus encuestadores. Nos desconocieron en los debates en una decisión premeditada por invisibilizarnos.

Como si esto no les bastara, el Consejo Nacional Electoral obstaculizó el desembolso de los anticipos financieros que me correspondían para adelantar las tareas elementales de mi campaña.

Todos sabemos que no soy una mujer adinerada y que jamás he hecho negocios con mi vida pública.

Nos llevaron a la asfixia económica total, y con ella a una desventaja antidemocrática insuperable.

Estos hechos objetivos han convertido en imposible que pueda continuar de manera responsable con mi candidatura.

La responsabilidad y la lealtad han sido dos principios rectores de mi concepción del liderazgo.

Mi candidatura presidencial nunca se redujo al simple empeño de una aspiración personal. Sé que represento unos principios y unos valores que no son en abstracto, son principios y valores encarnados en las mayorías morales de nuestra sociedad, en esos hombres y mujeres abnegados sobre cuyos hombros se edifican el trabajo y la esperanza de nuestro país. Son la gente buena, de carne, hueso y familia, que constituyen nuestra verdadera nación, nuestra verdadera cultura.

Somos mujeres y hombres que entendemos y amamos la democracia, que en ella estamos".