competencia

Polonia impone multa récord de US$7.580 millones a Gazprom

Polonia también multó a otras cinco empresas que participan en la construcción del gasoducto que busca duplicar la capacidad de entrega de gas ruso y asegurar la seguridad de suministro a Europa occidental a través del mar Báltico.


El organismo antimonopolio polaco Uokik anunció el miércoles una multa récord de 29.000 millones de eslotis (6.450 millones de euros, US$7.580 millones) a Gazprom, por la construcción del gasoducto Nord Stream 2 entre Rusia y Alemania.

Las cinco empresas europeas que participan junto a Gazprom, motor principal del proyecto, en la construcción del gasoducto también fueron condenadas a una multa global de 234 millones de eslotis (52 millones de euros, US$61 millones). Se trata de la francesa Engie Energy, las alemanas Uniper y Wintershall, la austriaca OMV y la angloholandesa Shell. 

En 2016, Uokik estimó que Nord Stream 2 podría atentar contra la libre competencia y se negó a aprobar el consorcio. Dos años después, lanzó una causa contra las seis sociedades que participan en el proyecto.

"Conforme a la decisión del presidente de la Oficina de la Competencia y de la Protección de los Consumidores, las entidades deben rescindir los acuerdos concluidos para financiar el gasoducto Nord Stream 2", indicó el comunicado de UOKiK.

Tras el anuncio, Gazprom dijo estar "totalmente en desacuerdo con la posición de la UOKiK" y la multa impuesta. Según la empresa, "el proyecto no fue puesto en marcha por una coempresa, sino por una filial de Gazprom con una financiación por préstamo", según un comunicado.

"La suma sin precedentes de la multa indica una voluntad de oponerse a la implementación del proyecto Nord Stream 2 por todos los medios", denunció Gazprom, que anunció su intención de apelar la decisión.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, afirmó por su parte que no dudaba que Gazprom haría "todo lo que se puede y se debe hacer" para responder a estas medidas.

Nord Stream 2, cuya puesta en marcha estaba en un principio prevista a principios de 2020, es un gasoducto que tiene que duplicar las capacidades de entrega de gas ruso del Nord Stream 1, operativo desde 2012, y asegurar la seguridad de suministro a Europa occidental a través del mar Báltico.

Le puede interesar: ¿Descubrimiento de gas natural de Turquía abrirá una nueva ventana?

AFP