Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/14/2009 12:00:00 AM

Adolfo Salamanca

Adolfo Salamanca Adolfo Salamanca
"El Estado es blando con los narcos porque el gobierno los favorece” o “el juicio a Samper fue un monumento al cinismo”, son frases que caracterizaron a Adolfo Salamanca, el mediático vicefiscal del proceso 8.000. Las posiciones controvertidas de este abogado manizaleño de 58 años, marcaron la pelea entre la Fiscalía y el gobierno y le trajeron más de un enemigo mientras ocupó el cargo entre 1993 y 1997. Hoy no falta quien lo insulte mientras va a cine con su esposa Martha o alguien que lo felicita cuando trota, deporte que practica a diario. Pero Salamanca prefiere mantener un perfil bajo, litiga por todo el país como penalista y va a las exposiciones de Daniel, su hijo artista, o almuerza con Camila, su hija mayor. Pero la fama de polémico lo persigue desde antes del 8.000. En los años 70 defendió presos del M-19 y en 1993 fue el primer comisionado de Policía, puesto que generó resistencia, pues nadie en la institución quería que un civil la vigilara. Salamanca admite con orgullo que su segundo hogar es la Universidad Nacional, donde se graduó en 1973 y fue profesor durante más de 30 años. Entre 2004 y 2008 fue decano de la facultad de derecho pero el reto fue grande, pues en esos años Salamanca tuvo que enfrentar su peor enemigo: un cáncer de la laringe que lo dejó sin voz en 2004 por el paquete diario de cigarrillos que fumaba desde la adolescencia. Ya recuperó el habla, y aunque no es el vozarrón que muchos recuerdan, todavía se da el lujo de afirmar que  “el 8.000 no cumplió con su papel, pues muchos políticos involucrados todavía están activos”.
corto y que nos va a ir muy bien.

EDICIÓN 1888

PORTADA

Petro vs. López Obrador, ¿cuál es la diferencia?

El recién elegido presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha tenido una carrera muy parecida a la de Gustavo Petro. ¿Por qué uno pudo llegar al poder y el otro no?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1889

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.