arte

Adiós a una grande

Para muchos colombianos, Ana Mercedes Hoyos, que murió el viernes 5 de septiembre a sus 72 años en Bogotá, fue la artista de los colores fuertes, de los bodegones africanizados y los palenqueros.


Para muchos colombianos, Ana Mercedes Hoyos, que murió el viernes 5 de septiembre a sus 72 años en Bogotá, fue la artista de los colores fuertes, de los bodegones africanizados y los palenqueros. Pero pocos saben que detrás de ese esplendor se ocultaba el deseo de mostrar el lado bondadoso de los colombianos y la alegría de la raza negra. “De la cultura palenquera, su gran inspiración, quería resaltar la fiesta”, le dijo a SEMANA Luis Fernando Pradilla, su galerista y amigo. La bogotana quedará en la historia como una de las artistas más importantes de los últimos 30 años en el país. Durante su carrera recibió numerosos premios, entre los que se destacan el Premio Bienal de Pintura Joven, el Premio Ciudad de Caracas y el primer puesto del Salón Nacional de Artes Visuales. Entre su legado, se encuentran no solo sus populares palanganas y los hermosos negros que protagonizaban sus pinturas, sino también la serie ‘Ventanas’, que le permitió estudiar el arte, las formas, los colores y la luz a través de la pintura. Hasta los últimos días de su vida fue una artista ávida de conocimiento, lo cual hizo posible que su creatividad y genialidad solo aumentaran con el paso del tiempo. La noticia de su deceso, que conmovió a toda Colombia, se conoció solo poco antes del cierre de esta edición.