nación

Autocuidado: la nueva realidad

La pandemia causada por coronavirus cambió la cotidianidad tal y como se conocía, no solo a nivel social, sino también a nivel personal. Dando paso al autocuidado como una prioridad.


Desde la declaración de emergencia sanitaria a nivel mundial, por el virus causado por el Sars-CoV-2 , el tapabocas, gel antibacterial y el alcohol se convirtieron en materiales de uso diario, y en la mayoría de casos, obligatorio para todas las personas.

Según un estudio de la consultora Accenture, sobre las actitudes y el comportamiento de los consumidores durante 2020, el cuidado de la salud personal y de familiares y cercanos se convirtió en prioridad. Las restricciones impuestas por los gobiernos produjeron un cambio en los hábitos de consumo y de autocuidado de las personas.

Ante la novedad y significativa variación de los efectos del virus en las personas, el autocuidado se convirtió en una de las principales formas de reducir el contagio. Una encuesta de la consultora PwC reveló que el 69 % de los consumidores mundiales afirmaron estar más enfocados en el autocuidado como resultado del coronavirus.

Otro factor importante a considerar es el interés por las generaciones jóvenes por cuidarse de forma autónoma frente al riesgo de contraer la enfermedad. Y es que el mismo estudio de PwC reveló que al menos el 59% de las generaciones millennials y la generación Z se centran más en su bienestar que otros grupos.

Por otro lado, la empresa Bayer afirma que la pandemia generó cambios en los hábitos de consumo de la población. Según Juan Carlos Zea, gerente de la división Consumer Health para Bayer en Países Andinos, la pandemia cambió la perspectiva ante la prevención y cuidado de enfermedades. “Los consumidores buscaron resolver algunas molestias leves como dolores de cabeza y musculares con medicamentos de venta libre. Ademas, resulta relevante que los consumidores tomaron mayor conciencia del autocuidado, y de su capacidad de adoptar hábitos tendientes a evitar enfermedades”, explicó Zea.

En el marco del Día Mundial del Autocuidado, que se celebra el 24 de julio, es importante tener presente los siete pilares del cuidado personal que promueve la Fundación Internacional para el Autocuidado:

En esta jornada participan por primera vez representantes de huertas lideradas por comunidades indígenas de las localidades Rafael Uribe Uribe y Bosa; además de alimentos, ofrecen productos tradicionales como artesanías. El ingreso a Bogotá es mi Huerta es gratuito y las medidas de bioseguridad obligatorias: lavado de manos, distanciamiento y uso de tapabocas.
Hábitos saludables como la buena alimentación y el uso de los elementos de bioseguridad son formas de implementar el autocuidado. - Foto: Cortesía Jardín Botánico

El primer pilar se refiere a la alfabetización sobre la salud. Hace énfasis en la capacidad de las personas para obtener, procesar y comprender la información básica sobre la salud, y los servicios necesarios para tomar decisiones de salud apropiadas sobre la misma.

El segundo pilar invita a la autoconsciencia de la condición física y mental. Es decir, el conocimiento de la persona respecto a sus valores de salud como el índice de masa corporal (IMC), nivel de colesterol, presión arterial, entre otros.

EL tercer pilar explica la importancia de la actividad física. Hacer ejercicio como caminar, andar en bicicleta o practicar deportes.

El cuarto pilar informa acerca de la alimentación saludable. Con esto hace referencia a la aplicación de una dieta nutritiva y equilibrada con niveles adecuados de ingesta de calorías.

EL quinto pilar expone la mitigación de riesgos. Entendiéndolos como las formas que tiene una persona para limitar el tabaco y consumo de alcohol. Así como vacunarse, practicar sexo seguro y usar protectores solares.

El sexto pilar apunta a la buena higiene. Se refiere al el conjunto de conocimientos y técnicas que aplican los individuos para el control de los factores, que ejercen o pueden ejercer efectos nocivos sobre su salud. Estos pueden ser el lavado regular de manos o la higiene bucal. Así como tomar las recomendaciones para preparar la comida, considerando la limpieza y el mantenimiento de los alimentos.

El séptimo y ultimo pilar se refiere al uso racional y responsable de los productos, servicios, diagnósticos y medicamentos.

El autocuidado se convirtió en un factor fundamental para llevar un estilo de vida saludable y preventivo a raíz la pandemia. De acuerdo con Google Trends, entre 2019 y 2020 hubo un aumento del 250 % en las búsquedas relacionadas con este tema.