Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/6/2005 12:00:00 AM

Historia de un muñeco secuestrado

Historia de un muñeco secuestrado Historia de un muñeco secuestrado
Las principales agencias del mundo despacharon el primero de febrero la noticia del secuestro de un marine estadounidense. Las televisiones en Estados Unidos y Europa interrumpieron su programación para informar de lo ocurrido en Irak. La víctima estaba sentada, con las manos atrás, la mirada al frente y la cabeza bajo la amenaza de un fusil. La fotografía, transmitida a través de una web islamista, advertía que "el soldado John Adam, capturado tras matar a muchos de sus colegas, sería pronto asesinado". Algunos periodistas llamaron al Pentágono, donde se les informó que no tenían conocimiento del hecho. En ese instante, Liam Cusak, director de marketing de una empresa que fabrica muñecos de los marines, se comunicó con las autoridades para informar que la imagen del soldado se parecía mucho a uno de los modelos que comercializa su compañía. En efecto, era un simple muñeco. El hecho no es una simple broma sino la ratificación de que en el mundo moderno Internet es ya una nueva arma de guerra.

EDICIÓN 1884

PORTADA

Duque versus Petro: La hora de la verdad

A una semana de las elecciones la diferencia entre encuestas genera tensión, incertidumbre y hasta pánico. Sin embargo, en la de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA, Iván Duque alcanza una amplia ventaja.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1885

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.