Home

Enfoque

Artículo

La tristeza de Bojayá

Sin luz, sin alcantarillado y en medio del acoso de nuevos grupos armados, los antiguos habitantes del pueblo chocoano de Bojayá conmemoran este 2 de mayo una década de una de las peores masacres que ha visto el conflicto armado colombiano.

Sin luz, sin alcantarillado y en medio del acoso de nuevos grupos armados, los antiguos habitantes del pueblo chocoano de Bojayá conmemoran este 2 de mayo una década de una de las peores masacres que ha visto el conflicto armado colombiano. Ese día, en 2002, en medio de un combate entre las Farc y el bloque Élmer Cárdenas de los paramilitares, el grupo guerrillero disparó un cilindro contra la iglesia del pueblo, repleta de gente que se había refugiado allí para huir de la balacera. Murieron 79 personas, entre ellos 48 niños, y otras 13 cayeron en medio de los enfrentamientos. El pueblo fue reconstruido en otra parte, pero hoy sus casas están deterioradas, la única escuela está sin sillas, el hospital tiene solo un médico y hay denuncias de que grupos armados extorsionan a las víctimas que reciben dineros de reparación.